La campaña PRO desde adentro

(Por Facundo Matos Peychaux)

Cambiamos es una ventana no solo hacia la campaña presidencial de Macri sino hacia el hacer, pensar y sentir del PRO.

“Hay que cambiar el chip y empezar a entender cómo funciona el PRO”. Periodistas, politólogos, sociólogos e integrantes varios de la porción más politizada de la opinión pública repiten -con sus variantes- la misma frase desde diciembre. El PRO hace, piensa y siente la política de manera muy distinta a como la hacía, pensaba y sentía el kirchnerismo, pero también los demás gobiernos anteriores. Para leer o explicar al nuevo Gobierno, para seguirlo o juzgarlo hace falta primero comprenderlo.

Pocos libros ayudan tanto a esa tarea como el recientemente publicado Cambiamos (Editorial Sudamericana), de Hernán Iglesias Illa. Otro es el ya clásico Mundo PRO, de Gabriel Vommaro, Sergio Morresi y Alejandro Belloti, pero Cambiamos tiene el agregado de estar contado en y desde la primera persona: Iglesias Illa, su autor integró la campaña macrista y hoy es subsecretario a cargo de comunicación estratégica en la Jefatura de Gabinete de la Nación.

Concretamente, lo que describe el libro es el día a día de la campaña del PRO. Pero Cambiamos no es solo una ventana al día a día de una campaña “diferente a todas las anteriores”, como dice el autor. Si hay que cambiar el viejo chip, el libro ayuda a descifrar la contraseña del nuevo.

Por la posición que ocupó el autor dentro del esquema de campaña de Macri, se mete poco en el armado político y territorial, que estuvo a cargo de Emilio Monzó, y se centra en cambio, en el plano discursivo y comunicacional de la campaña, que encabezó su amigo Marcos Peña. Obviamente, este desbalance es una limitación, por cuanto ambas cosas explican juntas el triunfo del PRO y vez más cerca de las elecciones, el peso de las decisiones políticas (lo menos presente en el libro) fue incrementándose.

Sin embargo, las experiencias que narra Cambiamos, los debates internos y las discusiones que cuenta Iglesias en su libro, dicen mucho no solo de la campaña sino de la cultura PRO en su totalidad. Entre otras cuestiones, muestra la capacidad que desarrolló el macrismo para adaptarse a los climas de época y a las demandas de la sociedad, o la trascendencia que le dan a las encuestas, no para conocer la intención de voto de las personas sino lo que piensan y quieren, lo que a veces hasta puede torcer el rumbo planteado de antemano.

El libro comienza con una introducción en la que el autor cuenta cómo se sumó a la campaña, sus primeras impresiones sobre Mauricio Macri, su primera charla con el célebre asesor ecuatoriano Jaime Durán Barba. Ya desde entonces sorprende la sinceridad con que está escrito. “Todo el mundo sabe ya que Mauricio es un facho, nadie va a pensar que de golpe es blando con los delincuentes”, cuenta que respondió Durán Barba ante la pregunta de cómo posicionarse frente al proyecto de reforma del Código Penal que impulsaba el kirchnerismo en 2014. Aunque páginas más adelante, el ecuatoriano advierte: “Si nos gorilizamos, perdemos”.

Lo que le sigue está escrito a modo de diario personal sobre la base de las anotaciones que el autor fue tomando en los mismos días de campaña. Otro punto a su favor: el libro está escrito prácticamente al calor de los hechos y refleja los pensamientos del autor en esos momentos, y no después. Es decir, no está contado con “el diario del lunes”. Las discusiones entre el equipo de comunicación encabezado por Peña y los candidatos nacionales y subnacionales del PRO, las múltiples reuniones en Balcarce -sede de la Fundación Pensar y oficina de campaña de Macri-, las contundentes charlas con Durán Barba, el subibaja de emociones a medida que las perspectivas de triunfo se agrandaban o achicaban, los aprendizajes y las transformaciones de PRO y su candidato con el avance del largo camino electoral de 2015, todo aquello queda plasmado en el libro según lo vivía en el momento el autor.

De ahí surge otro de los puntos altos del libro: está narrado en primera persona, lo que ayuda al lector a situarse en los escenarios que cuenta el autor, desde una reunión con el equipo de campaña a una charla con Durán Barba o Peña, o una actividad de campaña con Macri. Escrito en primera persona, además, el autor logra un libro de fácil lectura y entretenido. Ideal para el verano.

Be Sociable, Share!
Esta entrada fue publicada en Edición 136 y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una Respuesta a La campaña PRO desde adentro

  1. Pingback: ¿Puede sobrevivir el peronismo? | El Estadista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *