El peligroso mensaje de Marco Rubio

Las primarias del Partido Republicano en Estados Unidos llaman la atención por las propuestas radicalizadas de sus candidatos. Los más moderados como Jeb Bush–todo una muestra de lo que son los demás– fueron quedando en el camino y el centro del escenario quedó para Donald Trump, Marco Rubio y Ted Cruz. Trump es el más exótico en sus propuestas y sostiene, entre otras cosas, construir un muro en la frontera con México que, promete, le hará pagar a los mexicanos en compensación del enorme déficit comercial que tiene Estados Unidos en el intercambio bilateral. También promete sanciones económicas para muchos países, entre ellos, China. A su vez, los senadores Cruz y Rubio compitenpor ver cual es más conservador de los dos y también tienen posiciones sesgadas en política internacional.

Sin lugar a dudas, cualesquiera de los tres que llegue a la Casa Blanca produciría un retroceso en materia de cooperación internacional. Y se sabe, que si bien Estados Unidos no puede imponerle su voluntad al resto de los países, ninguna iniciativa global tendrá éxito sin su participación.

Pese a los cuestionamientos que recibe Trump, no puede soslayarse que otro candidato que tiene un discurso muy riesgoso para el escenario global es Rubio que es la expresión del establishment político republicano.

¿Cuál es el centro del cuestionamiento que Rubio le hace a Barack Obama? El de pretender hacer de Estados Unidos un país como cualquier otro. Que sea una más y no una Nación diferente al resto. Sin lugar a dudas se trata de un pensamiento que es peligroso para la cooperación internacional que es necesaria en tanto ámbitos. ¿Cómo negociar, cómo aceptar el punto de vista del otro si soy superior?

Sus mensajes son xenófobos y al mismo tiempo se presenta como el custodio de los valores tradicionales del país. Se trata de una evidente contradicción porque si algo caracterizó a Estados Unidos es su respeto a la diversidad que posibilitó que convivieran en su territorio grupos sociales de distinto origen bajo el paraguas común del respeto a la Constitución. El proceso electoral recién comenzó pero los candidatos republicanos no ofrecieron nada positivo hasta el momento. Y eso es preocupante porque tienen posibilidades de ganar dado que la probable candidata demócrata– Hillary Clinton –no logra despertar entusiasmo fuera de la base partidaria.

Be Sociable, Share!
Esta entrada fue publicada en Edición 137 y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *