Demasiadas incógnitas

Por Carlos Fara

 

Si no hubiese sido por la foto del cumpleaños de Fabiola, probablemente las campañas electorales hubiesen despertado aún menos interés que el que han logrado hasta el momento, a dos semanas de las PASO. No es porque haya ausencia de una competencia atractiva y un resultado incierto. Cuando la sociedad está con tan baja energía y sus expectativas puestas en lo económico inmediato, la atención hacia los menesteres públicos se reduce notablemente.

Todos los comandos de campaña sufren de los mismos tres problemas.

  1. Poca recepción ciudadana: la calle está fría, destemplada hacia las campañas, cuesta sintonizar con el estado de ánimo reinante.
  2. Escasas ideas para comunicar que llamen la atención: de a ratos, muchas de las campañas opositoras terminan diciendo más o menos lo mismo, tanto en estilo como en contenido.
  3. Muchos equipos lucen descoordinados, con pocos actos reflejos, como si vivieran la situación en slow motion. La ausencia de contacto físico durante mucho tiempo conspira contra la agilidad mental y la capacidad operativa, y además está la escasez de recursos.

Si a todo esto le sumamos el fastidio con la política y un gobierno en problemas, el cuadro general abre varios interrogantes y hace poner en alerta a los diferentes bunkers. Sin embargo, existen algunas señales de deshielo.

  • En la provincia de Buenos Aires, quienes dicen que van a ir a votar con seguridad, pasaron del 78% al 85% en un mes.
  • Quienes se dicen muy o bastante interesados en la política crecieron del 54% al 62 % en el mismo lapso.
  • Los que no se identifican con ningún partido se redujeron del 38% al 30% entre julio y agosto.
  • Los que por ahora no votan a ningún candidato a diputado nacional (abstención + voto en blanco + indecisos) sumaban el 31% hace un mes y ahora se ubican en el 23%.

Con la intención de voto que surge hasta aquí, da toda la impresión que crecerán las otras opciones que no son las dos coaliciones, es decir, Florencio Randazzo, José L. Espert y las izquierdas en territorio bonaerense. Vamos a un escenario de menor polarización comparado con 2019.

Una de las estrellas del domingo 12 de septiembre sin duda va a ser la primaria de Juntos en la provincia más grande e importante. Ahí la tendencia por ahora favorece al candidato del PRO, Diego Santilli. A eso se debe agregar el seguro triunfo de María E. Vidal en la CABA. Si ambas cosas se terminan de verificar en las urnas significará un espaldarazo para su padrino político, Horacio Rodríguez Larreta, tanto hacia adentro de su partido, como en el marco de la coalición que integran. Esos pergaminos luego serán difíciles de desestimar en la discusión política que se vendrá de cara a 2023, marcando la tónica de la oferta electoral: moderación + viraje al centro.

Si bien tanto al Frente de Todos como a Juntos hoy les está costando encontrar su piso electoral, la principal oposición está más cerca de lograrlo mediante la sumatoria de los votos de Facundo Manes y Santilli. Aunque éste último no logre retener todos los sufragios que aporte su adversario, de todos modos lo pone al espacio muy competitivo de cara a noviembre.

Por el contrario, la candidata oficialista está aún lejos de lo que suma su escudería. Esto tiene que ver sin duda con su bajo nivel de conocimiento al arranque de la campaña. Sin embargo, también pesa un factor político / estratégico: en el FdT nunca sedujo mucho la idea de que una candidatura tenga un valor agregado propio, por aquello de que “el candidato es el proyecto”.

Cuánta gente va a ir a votar y cuánto voto en blanco habrá, será un misterio hasta el final. Salvo la elección de 2001, en donde la ola bronca se veía venir, luego es difícil de predecir con encuestas. Se parten de supuestos lógicos –miedo al contagio, fastidio con la política- pero habría que ser cauteloso: en aquel año de todos modos se movilizó a las urnas el 77% contra el 82% de 1997 (para comparar dos legislativas).

En definitiva, es todo para tomar con pinzas. Demasiados interrogantes para unas elecciones tan importantes como atípicas.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on email
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Última Edición