“Los sellos partidarios no resolvieron los problemas argentinos”

(Entrevista a Sebastián Galmarini, senador bonaerense. Por Gustavo Freidzon)

 

En el último tiempo algunos sectores del FrenteRenovador pasaron al espacio que propone la candidatura de Randazzo, en especial sectores vinculados al sindicalismo, como Daer.¿Dejaron de ser el polo que aglutina al peronismo no kirchnerista?

Durante estos últimos meses el Frente Renovador siguió creciendo, logramos incorporar no solamente legisladores a nivel provincial y nacional sino además muchísimos concejales que se vinieron desde distintos frentes –Cambiemos y el FpV– a engrosar lo que nosotros creemos va a ser importante en la definición de elección que es esa diferencia que podría llegar a tener el peronismo en la Tercera Sección Electoral. De modo que lejos de creer que hubo fugas lo que creo es que hay una etapa de crecimiento del frente. En particular, el que tiene que explicar cómo pasó de confrontar para terminar con la reelección indefinida y de Cristina eterna en 2013 a meterse en la interna del Frente para laV ictoria es Daer. La incongruencia, la inconsistencia, la incoherencia de las personas sólo en el afán de pelear por un cargo, lo tiene que responder quien ha cometido y tenido esa actitud.  Yo no tengo más nada para decir, en todo caso el que debe explicar cuándo fue el momento que tomó la decisión de volver al kirchnerismo es el sector de Daer que ya en la discusión de Ganancias estuvo trabajando bastante en contra de los propios trabajadores que dice defender.

¿Cuál cree que debe ser el lugar del Frente Renovador de cara a un peronismo que se está reconfigurando? ¿Ocupar un rol en esta interna o competir por fuera fortaleciendo su espacio independientemente del peronismo?

Creo que lo más importante más allá de la discusión partidaria es lo que nosotros le queremos dar a Argentina de acá en adelante y en ese sentido el Frente Renovador pretende es que nos distingan por nuestras propuestas para resolver los problemas que Argentina tiene. Los sellos partidarios, las candidaturas solamente vinculadas a intereses individuales no resolvieron los problemas que tuvo el país durante los doce años del kirchnerismo.La inflación, el desempleo, el estancamiento económico y la inseguridad, parece que tampoco los resuelve el macrismo en este inicio de gestión. Por el contrario, en algunas áreas parecen haberse profundizado estos mismos problemas. Lejos de intentar resolver la estrategia electoral con la discusión partidaria, nosotros pretendemos que nos reconozcan por nuestros equipos, por nuestros cuadros, por intentar construir una agenda que plantee de cara la sociedad cuáles son los problemas que tenemos y cuáles son las soluciones que nosotros creemos se pueden dar para resolver esos problemas y de ninguna manera las construcciones estratégicas electorales pueden tapar lo que lamentablemente seguimos sufriendo en Argentina. Lejos de crecer la economía, de bajar el desempleo, lo único que ha crecido en este tiempo es la pobreza.

El escenario que está planteando el macrismo es un escenario de alta polarización con el kirchnerismo. ¿Cuál va a ser la estrategia del Frente Renovador para romper con esta dicotomía y poder presentar una propuesta competitiva?

Creo que hay una polarización discursiva muy grande que tiene como fin establecer una estrategia electoral de mutua conveniencia. El kirchnerismo, en vez de acudir a la Justicia, utiliza argumentos contra el gobierno y desde el gobierno, para tapar sus fracasos económicos. En todo caso lo único que queda claro a los argentinos es que, durante el final del gobierno kirchnerista y el principio del gobierno de Macri, sigue creciendo la pobreza, la inseguridad y la falta de empleo. Nosotros creemos que hay margen para que los argentinos pensemos en un país que no se tenga que debatir entre ladrones e inútiles.

María Eugenia Vidal tiene una llamativa imagen positiva a pesar de varios problemas de gestión y de una situación económica que afecta fuertemente a los bonaerenses ¿Cómo analiza ese datoy qué balance hace de su gestión? 

Creo que es una gestión mediocre, cada día más parecida a la gestión de Daniel Scioli, que intenta esconder los problemas o patearlos para arriba y tirárselos a la Nación. Efectivamente no han logrado encontrar soluciones a los problemas que Argentina y la provincia de Buenos Aires tienen. Es cierto muchos de esos problemas no son nuevos, la inseguridad, las inundaciones, los problemas financieros de la provincia para solucionar las paritarias, pero que, lejos de haber encontrado soluciones lo que han hecho es profundizar los problemas y seguimos barriendo debajo de la alfombra contra el nivel y la calidad de vida de los bonaerenses. A mí me gustaría que en lugar de hacer marketing se dedique a la gestión, que bastantes problemas tenemos.

¿Cómo cree que impactará ley de paridad de género sancionada el año pasado en su debut en las próximas elecciones?

Creo que la ley de paridad va a tener una aplicación bastante completa, aunque existen un montón de planteos de las distintas fuerzas y espacios en función de encontrarle una vuelta para no cumplirla. Honestamente, tengo la sensación que la ley es bastante reglamentaria y que deja poco margen de dudas. De todas formas va a haber presentaciones judiciales, va a haber quienes quieran incumplir la norma para resolver sus problemas políticos en la conformación de las listas y, en todo caso, será la justicia la que si hay algún partido que no respeta la paridad de un hombre y una mujer o una mujer y un hombre en la conformación de las listas partidarias, defina la no oficialización de esas candidaturas. Creo que va a ser un aporte interesante.V a a crecer la cantidad de mujeres en el debate legislativo y la incorporación de muchas temáticas que no aparecen ni siquiera en el debate parlamentario, sabiendo que todos estamos inmersos en una cultura machista y que temas que para las mujeres son prioritarios y urgentes, para los hombres no lo son y, en todo caso, a lo que aspiro es que eso eleve el nivel del debate legislativo e incorpore distintas temáticas que hoy no están si siquiera en vista de ser debatidos

 

 

Be Sociable, Share!
Esta entrada fue publicada en Edición 157. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *