vie 24 May

BUE 9°C

Desafío

El kilómetro cero del verdadero armado mileísta

La Libertad Avanza se enfrenta al desafío de construir cuadros locales de cara a los próximos comicios, en un espacio hiperpersonalista.

Milei y su hermana Karina.
Milei y su hermana Karina. El Economista
Julián Alvez 25 abril de 2024

Si hay un aspecto que sorprendió a muchas de las personas que venían cubriendo o analizando el periplo de Javier Milei al momento de conocerse el resultado de las PASO fue la gran capilaridad electoral que consiguió su alianza La Libertad Avanza en diversas provincias pese a tener una estructura política precaria o casi nula en muchas de ellas; a veces sin armadores de gran experiencia, con candidatos (por fuera de la fórmula presidencial) pocos conocidos y una campaña de fiscalización que en algunos distritos brilló por su ausencia. Hasta las primarias parecía un factor que podía condicionar por completo su desempeño en las urnas. Aquello no sucedió.

Hoy en día, tanto Milei como su hermana y secretaria general de la Presidencia, Karina Milei, buscan saldar aquella cuenta pendiente logrando la constitución de La Libertad Avanza como partido nacional. Por fuera de la búsqueda de predicciones, a continuación se esboza una descripción preliminar de lo que se percibe que en la conformación de ese cuerpo federal, en la que se está optando a armadores por su cercanía inexorable con la mesa chica libertaria que por su expertise en el desarrollo de una estructura partidaria.

En provincias clave como Santa Fe y Mendoza las encargadas del armado son las diputadas Romina Diez y Lourdes Arrieta. Ninguna ni siquiera se postuló en ocasión alguna siquiera para concejal. Lo mismo sucede con Córdoba a través del ungimiento del diputado Gabriel Bornoroni como principal armador y líder partidario pese a provenir del sector privado. El armado con mayor nivel de casta en sangre podría encontrarse en la Provincia de Buenos Aires: el dirigente bonaerense Sebastián Pareja desembarcó en el Ministerio del Interior (que tiene en sus filas al exgobernador Daniel Scioli y al ex BAPRO Guillermo Francos) para tener el respaldo institucional para armar una estructura partidaria y un ámbito de negociación con intendentes de ese distrito.

¿El casi nulo rodaje político de un armador desemboca unívocamente en un mal desarrollo electoral? Dado el antecedente que tuvimos el año pasado, estamos en condiciones de decir que, hoy en día, y ante un tipo de liderazgo carismático como el que lleva a cabo Milei, ya no es una condición imprescindible.

Hay que remitirse si no al caso de la construcción del partido La Libertad Avanza en la Ciudad de Buenos Aires. En su flamante rol de virtual armadora nacional, Karina Milei decidió colocar a un excandidato a diputado nacional de 31 años sin mayor desarrollo en la política partidaria llamado Juan Pablo Scalese. A pesar de su bajo conocimiento incluso dentro del mundo libertario, el evento de preafiliación que organizó junto a la secretaria general de la Presidencia consiguió juntar 2500 avales, lo que configuró un evento de magnitudes pocas veces vistas.

Según pudo saber este autor, la forma de convocatoria no trascendió a la difusión de flyers y afiches vía redes sociales. Se trata de la utilización del aparato digital en un reemplazo casi absoluto de los centros básicos, las volantes masivas y la cartelería en la calle. 

Dadas las características de las elecciones legislativas de 2021, Milei concentró su campaña electoral en la recorrida semanal de los distritos de la CABA. Semanas después de ser electo diputado nacional, viajó a Formosa para apoyar a Agustín Rojas, el fundador del Partido Libertario local reprimido en una protesta contra el gobernador Gildo Insfrán. 'Es increíble, algunos posteos en redes y siempre convoca gente", celebraron desde su entorno, según uno de los portales que cubrió aquel evento.

Aunque hay quienes sostenían que el fenómeno libertario no se trataba de un "fenómeno barrial", en aquel suceso se dio una de las primeras evidencias de que la trascendencia mediática-digital puede ser un principio suficiente como para que afloren adhesiones electorales significativas. En las PASO de 2023 terminó a pocas décimas del 27%. El Presidente pudo primero ganar las elecciones y luego tener el privilegio de armar un partido a su semejanza.

 

Lee también