Nuevo calendario, mismo sistema

Por Juan Yannuzzi

 

La postergación de las elecciones les da más tiempo a los frentes para definir sus candidatos y acorta el periodo, de once a nueve semanas, entre las primarias y las generales.

En la sesión de Diputados en la que se dio media sanción al proyecto hubo once legisladores que no acompañaron la iniciativa, entre ellos hubo quienes denunciaron que la medida favorece a las coaliciones mayoritarias en perjuicio de fuerzas minoritarias. Otros también aprovecharon la ocasión para pedir por una reforma del método de votación, donde la Boleta Unica de Papel aparece como la candidata más nombrada.

Para el oficialismo nacional la necesidad de postergación es clara, tres semanas más de vacunación con mayor disponibilidad de dosis pueden hacer la diferencia en la percepción de la opinión pública del manejo de la pandemia. A este último factor se le suma la esperanza de un mejoramiento de los indicadores socio económicos; mantener la tendencia positiva de la recaudación está dentro de lo esperado, pero el desafío está en contener la inflación y que comience a descender la porción de hogares bajo la línea de pobreza.

Las diferencias internas en la principal coalición opositora con respecto al corrimiento de las elecciones son un símbolo de los efectos inciertos que podría tener la medida en su desempeño electoral. Por un lado, el beneficio para el oficialismo antes descripto tiene su correlato negativo para Juntos por el Cambio, aunque por el otro le da aire a las negociaciones por el armado de listas en los distritos donde sobran aspirantes y escasean candidaturas definidas.

En cuanto a las fuerzas minoritarias, el cambio en el calendario electoral tiene algunos efectos ambiguos. De por sí, las primarias obligatorias, en caso de no ser utilizadas por los espacios políticos más programáticos, son perjudiciales, dado que una instancia electoral intermedia puede generar un efecto concentrador del voto en los espacios mayoritarios. Pero entendiendo que las propuestas de cancelación de las PASO no prosperaron, la salida de acortar el período entre ellas y las elecciones generales puede reducir el efecto de concentración.

Tanto desde Juntos por el Cambio como desde el Interbloque Federal se ha escuchado la demanda por un cambio en el tipo de boleta que se utiliza para los comicios. Es usual que llegando a la fecha de las elecciones, sectores opositores que piensan que algún aspecto del actual método le puede complicar el desempeño reclamen por cambios instantáneos. El pedido de incorporar la Boleta Unica puede parecer contradictorio con la idea de que no se cambian las reglas electorales en un año impar, el cual fue el mismo argumento que se utilizó para descartar la cancelación de las PASO, sin embargo, en este caso se alega que no significa una reforma del sistema electoral, sino que es únicamente hacerlo más eficiente, equitativo y ecológico.

Sin irnos de Argentina se pueden describir algunos beneficios y perjuicios de los tres principales sistemas en debate; la Boleta Partidaria (BP) y la Boleta Unica, tanto de Papel (BUP), como la Electrónica (BUE). Esta última se utiliza en Salta y ha sido puesta en práctica en la Ciudad de Buenos Aires y Neuquén, mientras que la BUP fue adoptada en Córdoba y Santa Fe.

La BP, utilizada a nivel nacional y en la mayoría de las provincias, es fuertemente cuestionada por su baja practicidad,  dado que tiene una boleta por cada categoría en juego, lo que puede generar que una única papeleta tenga hasta ocho subdivisiones. Es la opción menos ecológica, no solo por su tamaño, sino que se deben imprimir una por cada elector, por cada partido. En cuanto a transparencia y la corruptibilidad, la BP no es la peor opción, sus vulnerabilidades son el robo o remplazo de boletas, aunque mediante la prevención estos riesgos son evitables. El hecho de que el Estado es quien financia a los partidos para imprimir las boletas, disminuye el incentivo para que  piensen en remplazar el sistema.

Antes de entrar en las BU es preciso mencionar que cuando se habla de BUE en Argentina se hace referencia al utilizado en Salta, Neuquén y CABA el cual no se corresponde con la llamada “urna electrónica” sino que es más bien una impresora de boletas, que no almacena datos de votos. Los dos tipos de boletas únicas pueden ser confundidos como métodos semejantes, pero entre ellos hay grandes diferencias. Aunque ambos buscan tener una boleta por elector, reduciendo los sobrantes, la boleta de papel tiene algunas falencias demostradas en sus experiencias subnacionales.

La crítica principal a la BUP es su corruptibilidad, dado que es una hoja una casilla por cada opción partidaria donde el votante debe seleccionar su preferencia, cualquier otra marca realizada a la papeleta automáticamente anula el voto. Esto puede parecer menor, pero la experiencia demuestra que es un gran riesgo para la credibilidad de los resultados de una elección. El caso santafesino puede servir como advertencia de los riesgos de la BUP: antes de su implementación el porcentaje de voto nulo era similar al nacional (0,9%) y en su primer uso en el 2011 llegó a más del 5%. Esto difícilmente puede ser considerado una casualidad, o un evento aislado, ya que el fenómeno se repitió desde que la BUP fue puesta en práctica.

La corruptibilidad de la BUP está estrechamente relacionada con la falta de fiscalización por parte de los partidos políticos con menor desarrollo territorial, problema que también está presente con la BP. La diferencia con el método electrónico (BUE) es que la boleta impresa, con la preferencia del votante, es prácticamente inviolable. De este modo, esta herramienta favorece la transparencia, garantiza la igualdad entre la oferta partidaria, es eficiente ecológicamente y agiliza el recuento.

La norma tacita de que no se cambian las reglas electorales en un año impar busca abstraer a las posibles reformas al sistema de cualquier interés partidario. Previo a reclamar la introducción de nuevos métodos se debería estar seguro de que no se está cambiando un problema por otro.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on email
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Última Edición