PASO: del discurso a los hechos

La oposición defiende las PASO y se puso en alerta cuando se sospechaba que el Gobierno Nacional quería suspenderlas este año cediendo al reclamo de muchos gobernadores. Pero curiosamente, luego de defenderlas tanto, tiende a usarlas poco. Se sabe que son un instrumento útil para la oposición porque las candidaturas del oficialismo se organizan desde los gobiernos.

Muchas veces la razón de las primarias se tergiversa.  Existen precisamente para dirimir fuerzas dentro de cada una de los espacios políticos para que sean los ciudadanos y no los aparatos partidarios los que decidan quienes serán candidatos.  Ese es su espíritu y su razón de ser. No deben ser utilizadas con criterio subsidiario, es decir que solo se realicen en el caso de que no se llegue a un acuerdo para evitarlas.  En esa circunstancia, se invierte su lógica porque el acuerdo interno parecería ser  lo más valioso y la competencia con participación popular, la expresión de un fracaso.

Además, hay pruebas concretas sobre sus ventajas.  Las PASO fueron las que posibilitaron las constitución de Cambiemos y  las que enfrentaron a Horacio Rodríguez Larreta con Gabriela Michetti permitieron la consolidación política del hoy jefe de Gobierno. Por otra parte, no le fue bien ni a Cristina Kirchner ni a Roberto Lavagna cuando en su momento se negaron a realizarlas.

Ahora, en la oposición, parece haber un consenso en que deben hacerse primarias en los principales distritos. Resta saber si efectivamente será así o se trata de amagos para negociar desde una posición de fuerza.

La semana pasada, Diego Santilli formalizó su deseo de ser candidato en la provincia de Buenos Aires y destacó que pretende lograrlo compitiendo en primarias. La definición de Santilli estaría anticipando que María Eugenia Vidal no será candidata en la provincia y los intendentes del PRO que se oponen al desembarco del vicejefe de Gobierno porteño dicen estar dispuestos a enfrentarlo  en primarias. En igual posición están los radicales que esta semana recibieron a Facundo Manes en el Comité Nacional y descuentan que será candidato en la provincia de Buenos Aires.  Sin Vidal y con Manes, el escenario cambia porque la UCR tiene ahora una figura con la cual puede competir en las primarias.  Por otra parte, la candidatura de Manes no afecta los intereses de los intendentes del PRO porque no aspira, como si lo hacen algunos de ellos, a disputar la gobernación en 2023

A la hora de las declaraciones, todos dicen querer primarias, pero el 24 de julio, cuando se oficialicen las listas se sabrá si efectivamente las  usarán.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on email
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Última Edición