mar 07 Dic

BUE 25°C

mar 07 Dic

BUE 25°C

SENADO

La Pampa: una banca que lo define todo

Las elecciones legislativas del 14N convirtieron a La Pampa en un distrito clave de la disputa política nacional.

senado
Compartir

Las elecciones legislativas del 14N convirtieron a La Pampa en un distrito clave de la disputa política nacional. Los medios nacionales pusieron su atención especialmente en este distrito ya que es uno de los 8 que renuevan senadores y senadoras, y que hubiera pasado desapercibido en otro año electoral. En esta legislativa es central la pelea por un cargo más o menos en el Senado, ya que define el quórum de la Cámara Alta entre el Frente de Todos y Juntos por el Cambio para los próximos dos años. 

El resultado de las PASO, sorpresivo y contundente, fue un golpe para el peronismo provincial y alentó la posibilidad de un triunfo opositor. Las cinco boletas de JxC sumaron 93.000 votos, el 48,8% de los votos positivos, sobre la única del FdT que alcanzó los 73.000 sufragios, el 38,1%. Si JxC repite el 14N, sería la primera vez después de 36 años que la oposición gana una legislativa nacional en la provincia, que desde 1983 es gobernada por el Partido Justicialista. 

Juntos por el Cambio presentó cinco listas en las primarias. Se impuso la boleta que llevó al radical Daniel Kroneberger para senador (Victoria Huala del PRO va en segundo lugar) y a Martín Maquieyra del PRO como diputado nacional (Marcela Coli del radicalismo lo acompaña). Fue la única en la que confluyeron dirigentes de ambas fuerzas. La UCR y el PRO en La Pampa son dos dirigencias en permanente disputa y que solo se juntan en los turnos electorales para una alianza que tiene más de necesidad que de convencimiento. La lista ganadora fue disruptiva en ese sentido y terminó siendo más representativa para el votante con un discurso más nacional. Detrás quedaron dos listas puramente radicales y dos del PRO.

El FdT lleva como candidatos a senadores al actual ministro de Gobierno, Justicia y DDHH, Daniel Pablo Bensusán y a María Luz Alonso, referente de La Cámpora, funcionaria en el Senado y persona de confianza de la vicepresidenta Cristina Fernández. Deberá descontar 10 puntos de diferencia, unos 20.000 votos. La “segunda ola amarilla” de las PASO colocó al peronismo pampeano en la misma situación que en las legislativas 2017. Es casi un calco: quedaron abajo en 20.000 votos. Hace cuatro años pudo remontar la diferencia ganando las generales por solo 76 sufragios. Un milagro que esperan repetir, aunque esta vez sea más complicado el escenario. 

La dirigencia de JxC desfiló en esta campaña por La Pampa con la consigna #5senadores en apoyo a la lista local para apuntalar la estrategia nacional. Pretende un resultado que será también simbólico: la derrota de un peronismo invicto, hacerse con el quórum en el Senado y dejar afuera a la representante de CFK. 

El FdT también juega mucho en esta legislativa nacional, más allá de querer conservar los dos senadores y los dos diputados nacionales. Es la primera elección que afronta el gobernador Sergio Ziliotto como mandatario provincial. Luego que el ex gobernador Carlos Verna decidiera no ser candidato para resguardar su salud, Ziliotto se puso al frente de la campaña, casi como si fuera un plebiscito a su gestión. Las encuestas mostraban una alta imagen positiva del mandatario. Todas las líneas internas se encolumnaron detrás de la boleta oficial, pero no fue suficiente. La Pampa no fue ajena al voto castigo que recibió el gobierno nacional y que golpeó a los oficialismos de la zona núcleo. Para afrontar las generales, Ziliotto provincializó el mensaje, puso énfasis en la gestión y en los anuncios de obras y programas para dinamizara la economía local y una campaña cara a cara con el votante. 

El país estará atento a lo que ocurra el 14N en La Pampa y quien se quedará con la segunda banca en el Senado. JxC quiere repetir el resultado de las PASO y derrotar al oficialismo por primera vez en más de tres décadas, el FdT remontar la situación y sostener su invicto. Dos que esperan por el milagro.