dom 27 Nov

BUE 29°C

dom 27 Nov

BUE 29°C

Administración pública

El papel principal

Es moderno el Estado que gasta de manera eficiente. Y es eficiente el gasto que transforma la vida de sus ciudadanos de manera directa.

La papelización actúa como un freno a la modernización de las administraciones gubernamentales
La papelización actúa como un freno a la modernización de las administraciones gubernamentales
04-05-2022
Compartir

Por Hernán Caram (*) y Federico Recagno (**)

Si ponemos en un buscador la palabra “burocracia”, aparecerán, de inmediato, imágenes con montañas de papeles acumulados en escritorios o en estantes, engrosando expedientes. 

Papeles que ocupan espacio, que quitan tiempo, que, en sus traslados corren riesgos de pérdidas, incendios, humedades, además de sus derivaciones eco-ambientales.

El papel, con la cámara rápida de la tecnología, se va convirtiendo en un símbolo laboral del pasado.

A escala global, uno de los desafíos que plantea el Siglo XXI a los Estados Nacionales es la incorporación de nuevas tecnologías de gobierno. La modernización de la Administración Pública demanda una mayor capacidad de procesamiento de información, sistemas integrados de bases de datos y una ampliación de los canales de comunicación entre los distintos niveles gubernamentales y la ciudadanía. 

No es moderno un Estado solo por gastar menos. Es moderno el Estado que gasta de manera eficiente. Y es eficiente el gasto que transforma la vida de sus ciudadanos de manera directa. Mejorar cada circuito de decisión, desarrollo, implementación y gestión en los distintos niveles de gobierno tiene la ventaja de no solo reducir gastos, sino también de asignar recursos de manera estratégica para atender las distintas demandas sociales.

El objetivo de incorporar nuevas tecnologías debe ser comprendido como una función específica dentro del Estado. Resultan insuficientes los procesos graduales de modernización, llevados de manera fragmentaria, localizada y no integrados a todo el sistema. En definitiva, se requiere todo un espacio dentro del Estado, áreas específicas, sostenidas a través de los distintos ciclos políticos, encargadas de emprender los procesos de modernización de manera transversal a todos los niveles administrativos.

Y dentro de la implementación de medidas tendientes a modernizar la gestión pública debemos tener presente el rol fundamental que los distintos usos de papel, fotocopiadoras, correo y telégrafo desempeñan aún hoy en el funcionamiento de la administración pública.

Mientras que la despapelización se construye a partir de un conjunto de innovaciones necesarias al momento de emprender modernizaciones de las prácticas de gobernanza y gestión pública, la papelización actúa como un freno a la modernización de las administraciones gubernamentales.

Desde Fundación Éforo, a través de la información pública (1), oficial y disponible, nos proponemos identificar la dimensión de recursos que la Administración Pública Nacional (APN) aun asigna en torno al uso del papel, sosteniendo e incluso expandiendo las prácticas de papelización. 

Sabiendo que una total despapelización no solo es irrealizable al día de hoy, sino que también podría constituirse en un mecanismo de exclusión de todos aquellos ciudadanos/as que no accederían a las plataformas digitales de información, trámites on-line, etcétera, intentaremos visibilizar los efectos actuales de sostener una lógica del uso del papel como insumo básico y predominante en el funcionamiento de la APN, y así entender la importancia que la despapelización adquiere para todo gobierno que apunte a la modernización y digitalización en el Siglo XXI.

Tomando como año de análisis el 2021, podemos señalar las siguientes partidas (Gráfico 1) presupuestarias referidas a los distintos usos e implicancias de la papelización de la función administrativa del Estado Nacional (2).

papel 1
 

Por supuesto, no todo gasto en papel es susceptible de ser reemplazado por una forma de soporte digital. Existen programas y funciones específicas que dependen del uso del papel. Por ejemplo, la impresión de material pedagógico para los distintos niveles de la educación pública, la impresión de documentos de identidad o el rol fundamental del Correo y el Telégrafo en las zonas más alejadas de los centros urbanos a lo largo del territorio nacional. Todas estas partidas fueron retiradas del cálculo.

Y para el caso de Correos y Telégrafos descontaremos los siguientes programas y actividades irreductibles, por construir parte de los objetivos de la acción concreta llevada a cabo por la APN, impresión de DNI y acceso de información pública a jubilados y/o pensionados y todos los beneficiarios de becas y ayudas sociales.

papel 2
 

Pasando en limpio el cuadro, obtenemos el total que se exhibe en el gráfico siguiente.

papel 3
 

Llegamos así a un valor, no exacto, tampoco absoluto, pero que nos resulta útil para dimensionar los recursos asignados a la papelización de la gestión pública.

  • $3.100 millones, aproximadamente, es el monto global de lo que la APN ejecutó en papel de escritorio, para computación, cartón, alquiler de fotocopiadora, correo y telégrafo. 

Dentro del total de lo ejecutado por la APN en 2021 ($10,7 billones) representa el 0,03% de los gastos.

Es importante tener en cuenta que este valor corresponde solamente al año 2021, un año atípico en la Administración Pública Nacional en relación a la presencialidad, por lo que el uso de papel pudo haber sido menor al de otros años. Este valor aproximado podría indicarnos un piso por debajo del gasto habitual en papel por la APN. Y en cuanto a la partida “Alquiler de fotocopiadoras”, representa un gasto que no puede ser ahorrado en 100%, ya que la despapelización requeriría de los scanners incorporados en las fotocopiadoras. Sin embargo, lo tomamos en su totalidad para expresar la dimensión de los usos de papel activos al día de hoy. 

¿Pero es mucho o es poco?

Para poder visibilizar la dimensión del gasto en papel de escritorio, de computadora, cartón, alquiler de fotocopiadora, correo y telégrafo vamos a necesitar establecer equivalencias con otras erogaciones llevadas a cabo por la APN.

Posibles comparaciones:

  • El uso de papel en la APN representó el  83% de los recursos totales transferidos para gastos corrientes a la Universidad Nacional de Jujuy ($3.775 millones versus $3.100 millones), una de las instituciones de enseñanza pública superior más importante a nivel nacional y de mayor relevancia social y cultural en el norte argentino.

También podemos comparar los recursos asignados a las siguientes universidades en 2021, que demandó aproximadamente la misma cantidad de recursos destinados al uso de papel en toda la APN, expresados en millones de pesos.

papel 4
 
  • De las transferencias para gastos de capital a la universidades nacionales (todo lo que incrementa la provisión y calidad del servicio, y que no refiere a los gastos corrientes), destacamos el de la Universidad de Buenos Aires, que recibió $1.083 millones vs los $3.100 millones de recursos asignados a los distintos usos del papel, casi 186% más.

Las equivalencias las podemos establecer también a nivel ministerial. Los distintos usos de papel de la APN representaron:

  • 18% del total ejecutado por el Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad   (Ejecutado: $17.008 millones vs $3.100 millones).
  • 19% del total ejecutado por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible. (Ejecutado: $16.235 millones vs $3.100 millones).

En el ámbito de la cultura, el normal funcionamiento de la emblemática Biblioteca Nacional “Doctor Mariano Moreno” representó 71% del total de los gastos relacionados a los distintos usos de papel (Ejecutado: $2.219 millones en biblioteca versus $3.100 millones en papel).

Y para finalizar esta serie de equivalencias, tomamos el total de recursos transferidos a la Administración Nacional de Laboratorios e Institutos de Salud Dr. Carlos G. Malbrán, organismo descentralizado dependiente del Ministerio de Salud, de un protagonismo clave durante la pandemia y encargado de la secuenciación completa del virus Covid-19 para poder identificar las distintas cepas en circulación. 

En este caso, el total de gastos relacionados con la continuidad de las lógicas de papelización representó el 75% de los recursos transferidos durante todo 2021 al Instituto Malbrán ($4.112 millones vs. $3.100 millones).

Si Borges y Kafka, por esas cosas de la ficción, hubieran podido encontrarse para imaginar un laberinto en común, es posible que hubiese sido un edificio de despachos infinitos, con paredes, pisos, techos y muebles de papel, aplastando oficinistas y esperanzas de eficiencia y justicia. Es hora, por tantos motivos, de que el papel deje de tener el papel principal.

(*) Investigador 

(**) Presidente de Fundación Éforo

***

Hacia un Estado sustentable

En 2021, a partir de un trabajo coordinado entre la Sindicatura General de la Nación (SIGEN) y el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible (MAyDS), a través de su Unidad de Auditoría Interna, se diseñó, por primera vez, el “Indice de Seguimiento y Sostenibilidad”, una herramienta fundamental para evaluar y poder relevar aspectos relacionados al funcionamiento sostenible y sustentable de la APN. Este índice comprende una serie de ejes temáticos en la que se incluye, entre otros, el uso racional del papel y la implementación de expediente electrónico. Durante los meses de agosto a octubre se llevó a cabo el primer análisis y diagnóstico, en el que participaron 183 organismos a nivel nacional. Algunas de las conclusiones del informe destacan: 

  • 1 de cada 2 de los organismos relevados registra la cantidad de papel que usa.
  • Solo el 13% de los organismos (24 de 183) usa resma de papel reciclado.
  • 51% de los organismos (93) implementan políticas para la reducción de consumo de papel.
  • 65% de los organismos (118) fomentan las impresiones en doble faz.

Referencias

  1. Toda la información utilizada corresponde a lo publicado en el sitio web Presupuesto Abierto
  2. Todos los importes detallados en esta nota están expresados en millones de pesos.
  3. La partida “Papel de escritorio y cartón” y “Productos de papel y cartón” incluye  la impresión de boletas del Programa 16 del Ministerio del Interior (Impulso al Desarrollo del Sistema Democrático y Relaciones con la Comunidad), utilizadas en las elecciones de medio término en 2021.
  4. Otros bienes/servicios no especificados precedentemente relacionados a los distintos usos de papel.

últimas noticias

Lee también