lun 08 Ago

BUE 8°C

lun 08 Ago

BUE 8°C

Basteiro: “El Gobierno obligó a un debate entre los progresistas”

01-04-2011
Compartir

(Entrevista al diputado Ariel Basteriro publicada en la edición Nº28)

¿Qué se espera de la actividad parlamentaria para un año que ya arrancó con un cargado cronograma electoral?

-Seguramente sea un año de baja intensidad en cuanto a la actividad parlamentaria, ya que muchos de los legisladores estarán involucrados en campaña en sus distritos; pero creo que no hay que dramatizar este punto. De todas maneras, si las diferentes fuerzas parlamentarias son capaces de armar una agenda de consenso con temas que tengan impacto en la vida de las personas entonces será saludable que la Cámara siga sesionando. El año pasado, por impericia y desmanejo del grupo “A” no hubo gran actividad parlamentaria, la cual muchas veces depende del acuerdo entre bloques.

¿Cómo se manejarán desde su espacio? ¿Qué proyectos de ley piensan impulsar?

-Nosotros tenemos varias iniciativas en agenda. Es una prioridad ser protagonistas en la discusión sobre la extranjerización de la tierra que es un tema que en lo personal vengo tratando desde el año 2001. Y muchas otras iniciativas vinculadas a la redistribución de la riqueza como, por ejemplo, ampliar la asignación universal y aumentar los montos.

¿Qué análisis hacen desde su fuerza de la relación entre el Gobierno y el Partido Justicialista, especialmente el bonaerense?

-No creo que haya que demonizar ni estigmatizar a nadie y tampoco a instituciones tan importantes como un partido político con tres millones de afiliados; una cosa es el PJ y otra el peronismo. Pero está claro que el peronismo es un movimiento muy amplio y que en su interior conviven tendencias muy diferentes, lo cual se ve reflejado a nivel partidario. Por eso, así como hay compañeros y compañeras sumamente valiosos dentro del peronismo, también están los que representan a la vieja política y ellos son un obstáculo a la profundización del modelo.

Ya tienen definidos sus candidatos porteños y bonaerenses. ¿Cómo cree que debe ser el trabajo conjunto a nivel metropolitano?

-Es imprescindible avanzar en una coordinación de ambas gestiones. Problemas como el transporte, la salud, la vivienda, el desarrollo económico o la infraestructura deben ser abordados de manera integral y tomando el área metropolitana como un todo, pues es imposible resolver ninguno de estos temas si se lo trabaja de manera aislada. Sin dudas, que impulsaremos la coordinación de tareas entre la Nación, ciudad y provincia así como también coordinaremos las gestiones locales de Ituzaingó, con la de Morón si logramos la intendencia.

En la provincia de Buenos Aires, Martín Sabbatella planteó su adhesión en líneas generales a las políticas del Gobierno Nacional, pero también sus discrepancias con el gobernador Scioli. ¿Cómo es su relación con el kirchnerismo?

-El kirchnerismo representa mucho más que un partido o nombres propios. Es la expresión de un proyecto político que busca recuperar la política para el pueblo, recuperar el rol del Estado, recuperar los derechos humanos para todos y todas. Hay actores que no representan genuinamente estos ideales y que acompañan por conveniencia, entonces sigue siendo necesario trabajar por una renovación

política. Para nosotros, Scioli no representa el proyecto nacional, por eso creemos que hay que construir una alternativa, creo que el proceso iniciado en 2003 hace que tengamos que decir que es el mejor gobierno en la Historia de nuestro país.

La fuerza política que usted representa viene en crecimiento. ¿Cuál es el objetivo, si se han puesto alguno, que tienen para este año a nivel político?

-El objetivo es crecer como fuerza política, aunque quizá sea mejor decir que queremos crecer como opción política. Pero siempre defendiendo el modelo que hoy impulsa el Gobierno Nacional, sabiendo que es preciso apoyarlo y que no podemos dar ni un paso atrás, que las corporaciones están al acecho esperando un paso en falso para cargarse al Gobierno. Nosotros no vamos a darles el gusto y pondremos toda nuestra militancia para defender este modelo. Pero defenderlo también es profundizarlo y esto tiene que ver también con una renovación de las estructuras políticas.

¿Cómo ve actualmente al progresismo? ¿Cree que ha perdido terreno a manos del kirchnerismo? ¿Representa el oficialismo nacional algún tipo de fuerza progresista?

-Creo que el kirchnerismo ha obligado al progresismo a dar ciertos debates que no

quería dar. El primero quizá tiene que ver con el peronismo, con el campo popular,

con el deber histórico de abandonar de una buena vez el gorilismo que caracterizó a

muchos actores progresistas. Pero también nos obligó a discutir el poder real, a salir

de la tribuna para entrar en la cancha y, entonces, hay que embarrarse y saber que

hay que pelear cada pelota. Y que esa pelea no es fácil, todo lo contrario. Y estuvimos obligados a dar estos debates porque a pesar de ser un Gobierno con algunos baches,

con tareas pendientes, sin embargo ha hecho realidad muchas de las demandas históricas de la izquierda y del progresismo. Entonces hubo que jugarse a bancarlo y no ser funcional a los que nos querían volver al pasado. Todavía hay actores que prefieren mantenerse inmaculados y fuera de la batalla pero creo que la mayoría del campo popular sabe que hoy la tarea es profundizar este modelo.

En esta nota

últimas noticias

Lee también