vie 02 Dic

BUE 16°C

vie 02 Dic

BUE 16°C

Cocaína adulterada en Argentina: más allá de lo evidente

La muerte de al menos 24  personas por intoxicación con cocaína alerta a las autoridades y llama la atención de la región. ¿Qué revela el suceso sobre el narcotráfico en el país?

b
b ..
15-02-2022
Compartir

Por Comité Editorial Centro de Estudios sobre Crimen Organizado Transnacional (CeCOT), Instituto de Relaciones Internacionales, Universidad Nacional de La Plata

La muerte de al menos 24  personas por intoxicación con cocaína, presuntamente mezclada con opiáceos, alerta a las autoridades de Argentina y llama la atención de la región. ¿Qué revela el insólito suceso sobre el narcotráfico en el país? 

Al 7 de febrero del presente año, en la ciudad de San Martín, provincia de Buenos Aires, 24 personas habían muerto por consumir cocaína adulterada, presuntamente con fentanilo. Según el ministro de Salud de la provincia de Buenos Aires, Nicolás Kreplak, se alcanzaron a registrar hasta 214 consultas por envenenamiento en solo 24 horas. 

Como resultado de los allanamientos en el barrio Puerta 8, municipio Tres de Febrero, las autoridades incautaron casi 15.000 dosis de la sustancia adulterada y arrestaron a diez individuos que estarían implicados en la comercialización de la droga. El detenido Joaquín Aquino, alias "El Paisa", sería el presunto responsable de la distribución de la cocaína adulterada, afirmó el ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, a DW. 

Carlos Bianco, jefe de Gabinete de Asesores de la provincia de Buenos Aires, sostuvo que la emergencia es producto de  un problema en el estiramiento de la cocaína con un opiáceo en proporciones incorrectas. 

No obstante, el fiscal general de San Martín, Marcelo Lapargo,  declaró que  la sustancia había sido adulterada intencionalmente en el marco de un ajuste de cuentas entre narcos. “Esto es excepcional, no tenemos ningún antecedente, lo cual lleva a pensar que la sustancia que sea ha sido incluida intencionalmente”, señaló el funcionario a La Nación.

Mientras la tragedia conmueve a la nación sudamericana, esta se convierte en una réplica de algo que ya ha sucedido en otros países. En mayo del año pasado, al menos cinco personas murieron después de haber consumido cocaína con fentanilo, en Atlanta. 

Expertos indicaron al medio que las víctimas perdieron la vida a causa de su intolerancia al fentanilo. Por esta razón, las investigaciones sugieren que los consumidores adquirieron el producto sin saber que era cocaína mezclada con fentanilo, agregó el diario. 

Solo tres meses después se registraron seis muertes en el condado de Suffolk, Nueva York. Sin embargo, en este caso no se pudo esclarecer si las víctimas sabían que estaban consumiendo ese tipo de cocaína.

Aunque es común que los traficantes mezclen el fentanilo con la heroína para aumentar la potencia del efecto, no fue sino hasta el año 2017 que la DEA encendió las alarmas acerca de la combinación de cocaína con fentanilo en Florida, un estado donde la cocaína es especialmente frecuente. Ese año, las autoridades de Florida descubrieron rastros de fentanilo en más de 180 muestras de cocaína. Un año después, la agencia estadounidense extendió la alerta acerca de este tipo de cocaína a nivel nacional.

Lo cierto es que la mezcla de cocaína y fentanilo resulta más rentable para los traficantes y más económica para los consumidores. Según la Administración de Control de Drogas (DEA), la combinación de cocaína y fentanilo es una opción más rentable para los criminales. Dado que, la sustancia que resulta de la mezcla, es más potente y adictiva, por lo que ayuda a los traficantes a construir una base más grande de clientes confiables.

Sin embargo, no todos los consumidores de esta droga saben lo que están adquiriendo. Puesto que el fentanilo tiene el mismo color y textura que la cocaína, se puede mezclar fácilmente sin alertar a los compradores. Así, los narcotraficantes ofrecen cocaína adulterada por el precio de aquella que se consume regularmente (también adulterada pero con otras sustancias), aumentando el margen de ganancias.

Esto no quiere decir que no existan consumidores intencionales de la cocaína con fentanilo. Según el New York Times, esta combinación brinda un subidón barato y potente, lo cual hace a esta droga particularmente atractiva para compradores, especialmente en zonas marginales.

Desafortunadamente, la intoxicación masiva confirma que Argentina se ha consolidado como un fuerte mercado de consumo. En los últimos diez años, el uso de  drogas, especialmente cocaína, ha hecho parte de la agenda de seguridad y salud pública en la nación sudamericana. 

En 2019 la prevalencia del consumo de cocaína en ese país aumentó 129% en comparación del registro de 2011. El estudio realizado por la Secretaría de Políticas Integrales sobre Drogas de la Nación Argentina (Sedronar), respalda esta cifra. “El 5,3% de la población entre 12 y 65 años consumió cocaína alguna vez en su vida, lo que implica un incremento del 100% con respecto al estudio del 2010. En comparación con el año 2010 se triplicó el consumo alguna vez en la vida entre adolescentes”, reportó el informe. 

Esta problemática se ha visto fomentada por el incremento del microtráfico, constante desde 2010. De acuerdo con un estudio realizado por la Pontificia Universidad Católica de Argentina (UCA), el microtráfico aumentó constantemente entre 2010 y 2016. Mientras que en 2010 solo 30% de los encuestados dijo haber visto actividades de tráfico de narcóticos en su barrio, en 2016 casi la mitad de los argentinos encuestados había presenciado esas actividades.

 

últimas noticias

Lee también