dom 05 Dic

BUE 24°C

dom 05 Dic

BUE 24°C

El cronograma electoral entusiasma a Macri

23-12-2014
Compartir

Habrá más de 15 domingos en los que los argentinos decidirán el rumbo que tomará el país desde 2015. El PRO quedó mejor posicionado que el massismo.

Si el año que se termina fue cargado en materia económica, legislativa y mediática, el que viene promete serlo aún más en lo político. En apenas siete meses, habrá más de 15 domingos con votaciones, entre provinciales, nacionales, primarias y generales. Macri es el más beneficiado por el calendario, mientras que Massa queda en desventaja.

En el cronograma electoral, la primera parada será la elección primaria salteña, el 12 de abril. Allí empezarán a medir sus chances dos fórmulas peronistas: la del kirchnerista Juan Manuel Urtubey y el tándem Juan Carlos Romero-Alfredo Olmedo, apoyado por Massa. Una semana después, será la oportunidad de Santa Fe, el 19 de abril, donde el socialismo tendrá el desafío de mantener la provincia a pesar de la imposibilidad de ungir nuevamente como gobernador al actual mandatario, Antonio Bonfatti (en Santa Fe está prohibida la reelección, al igual que en Mendoza). Apenas siete días desde las primarias santafesinas, se celebrarán las primarias porteñas.

A priori, el más beneficiado con el cronograma electoral tal cual se está dando es Mauricio Macri. Al fijar las elecciones generales para el 5 de julio y un eventual balotaje para el 19 de julio, el líder del PRO se garantizó que las PASO nacionales (el 9 de agosto) estén a semanas de distancia únicamente. Según sus planes, esto llevaría a un efecto arrastre de votos en caso de que se imponga el candidato a jefe de Gobierno por el macrismo, como es esperable que suceda.

Como contrapartida, Sergio Massa carece de un candidato fuerte para las elecciones en la Ciudad y también para las elecciones santafesinas, que se celebrarán el 14 de junio y son ?por ahora- las más próximas a las nacionales después de las porteñas. En Santa Fe, Macri tiene a Miguel Del Sel, que viene de dos buenas elecciones (en 2011 y 2013) y mantiene un alto porcentaje de intención de voto. Las elecciones en Salta, donde el Frente Renovador sí tiene una fórmula taquillera (la de Juan Carlos Romero y Alfredo Olmedo), serán el 17 de mayo, mucho más lejos de las nacionales.

QUÉ SE VOTA

Los argentinos elegirán un Presidente, vicepresidente y diputados en los 24 distritos del país. De las 130 bancas de la Cámara baja que se pondrán en juego, dos tercios (83) corresponden al FpV y aliados, un quinto (25) a los partidos que integran la coalición FAUnen, mientras que 7 responden al Frente Renovador, 5 al PRO, cuatro al peronismo disidente, tres a la izquierda y tres a otras agrupaciones. A su vez, en ocho provincias (Corrientes, Santa Fe, Córdoba, La Pampa, Chubut, Mendoza, Catamarca y Tucumán) se elegirán senadores nacionales. FAUnen tiene actualmente la mitad de las 24 bancas que se pondrán en juego (12), mientras que 9 corresponden al FpV y las tres restantes están en manos del peronismo disidente.

Para mantener controlados sus terruños, los gobernadores especulan con la conveniencia o no de desdoblar sus elecciones provinciales de las nacionales. Cuatro provincias (Salta, Chaco, Santa Fe y la Ciudad de Buenos Aires) ya confirmaron un calendario distinto al de la Nación. Seis más (Neuquén, Tierra del Fuego, Córdoba, San Luis, Misiones y Río Negro) separaron sus elecciones de las nacionales en 2007 y 2011 y lo volverían a hacer en esta ocasión. Las 12 restantes (Buenos Aires, Mendoza, Jujuy, Catamarca, Chubut, Río Negro, San Juan, Entre Ríos, Santa Cruz, La Pampa, La Rioja y Formosa) votarían en simultáneo a las elecciones nacionales. En todas ellas gobierna el FpV. Allí la estrategia pasará por potenciar la elección de la boleta entera para arrastrar votos tanto de abajo hacia arriba como viceversa. Dos provincias (Santiago del Estero y Corrientes) ya eligieron gobernador en 2013, por lo que no renovarán autoridades hasta 2017.

En esta nota