mie 20 Oct

BUE 20°C

mie 20 Oct

BUE 20°C

El empleo en el centro del debate político

CGT
29-04-2016
Compartir

Una de las maneras de evaluar una gestión de gobierno es la cantidad de empleo de calidad que genera. En los últimos años en Argentina creció el empleo público pero el privado estuvo virtualmente estancado. A eso se suma la persistencia de elevados niveles de trabajo no registrado que es un problema que está concentrado en algunas actividades y regiones del país.

Es un tema clave para el futuro del país y por eso es saludable que se haya ubicado en el centro del debate político en las últimas semanas.

Si bien no existen cifras confiables, es obvio que en un contexto económico recesivo haya riesgo de pérdida de empleos. De todas maneras, no hay indicios que se asista a una ola de despidos como denuncia la oposición, básicamente porque muchas empresas procuran evitar conflictos y apuestan a que llegue la recuperación económica antes de que termine el año. Está claro que el mercado de trabajo se recuperará de la mano de la inversión y de un mayor nivel de actividad y que haber terminado con el proceso judicial con los fondos buitre genera mejores condiciones. Pero hasta entonces hay que hacer algo. En ese contexto, los bloques opositores en ambas cámaras del Congreso impulsan leyes restrictivas en materia de despidos mientras que el Presidente ya anunció que las vetará si son sancionadas. La respuesta oficial incluyó también algunas propuestas como un plan de empleo para jóvenes. Sin una mayor creación de empleo será imposible lograr el objetivo que se fijó el Gobierno de reducir la pobreza.

Pero también debe tenerse en cuenta que no todos los sectores generan trabajo en la misma magnitud. El sector agropecuario, por ejemplo, recibió medidas de estímulo y responderá en consecuencia, pero si bien es el principal generador de divisas del país tiene mucho menos peso en el empleo. Por otro lado, hay sectores industriales que no generan divisas? el déficit comercial del sector es grande? pero sí empleo de calidad. Estas actividades deben, sin embargo, enfrentar restricciones. Entre ellas está la caída de la demanda de Brasil, las altas tasas de interés, la merma del consumo interno y el riesgo de un retraso cambiario cuando aumente la oferta de dólares y que puede volver quitarle rentabilidad a muchas actividades en particular en el interior del país. La agenda es compleja pero es importante haber colocado el tema del empleo en el primer plano.

En esta nota