mie 27 Oct

BUE 24°C

mie 27 Oct

BUE 24°C

El nuevo activismo ambientalista: joven, digital y con más impacto

activismo-ambiental
27-06-2021
Compartir

Por Inés Alberico (*)

Se acercan las elecciones legislativas y podemos ver que el cambio climático se ha transformado en un issue al que prestarle atención, especialmente entre los votantes más jóvenes. Hablar de activismo ambiental o ecologismo no es ninguna novedad, pero es interesante observar cómo fue cambiando gracias a la globalización y la expansión de las redes sociales. Hoy, activistas de todo el mundo pueden conectarse fácilmente, inspirándose y compartiendo estrategias para la incidencia pública.

Si vamos a los datos duros, podemos tomar como fuente a Change.org, la plataforma más conocida de recolección de firmas en Argentina y en el mundo. Once millones y medio de argentinos firman peticiones, aproximadamente 30% del padrón electoral. Y más de tres millones firmaron por causas ambientales en el 2020. De estos firmantes podemos decir que son más mujeres que hombres (65%)[1] y que cada vez son más los adolescentes y jóvenes que se suman a la plataforma. Peticionar a las autoridades no es nuevo, lo que sí es novedoso es hacerlo online y aprovechar las redes sociales para presionar a las autoridades, muchas veces con el mismo o mejor resultado que con una movilización tradicional. Claro que lo digital no viene a reemplazar lo presencial, sino a complementarlo y amplificarlo. Es mucho más que clicktivismo[2] cuando se firman peticiones que vienen acompañadas por todo un movimiento que busca incidir en la agenda pública.

Este es el objetivo del nuevo movimiento ambientalista que irrumpió en la escena política internacional con el Global Climate Strike en septiembre de 2019. En el siguiente gráfico podemos observar el efecto que tuvo este nuevo movimiento en Argentina, reflejado en el interés por la problemática urgente que es el cambio climático. Se observa un pico en el momento de la marcha global en septiembre de 2019 y también en noviembre de 2020, que fue el mes más cálido jamás registrado en el mundo.

Cantidad de veces que se buscó en Google Argentina "Cambio Climático". Extraído de Google Trends. Diseño: Sebastián De La Vega.

Esta marcha global se dio en ocasión de la Cumbre sobre la Acción Climática de la ONU. Millones de activistas se movilizaron en 150 países para reclamar a los líderes mundiales un compromiso urgente: la reducción de emisiones para frenar el cambio climático. ¿Y quién estuvo detrás de todo esto? Una adolescente sueca de 15 años: Greta Thunberg.

En agosto de 2018 comenzó a protestar frente al Parlamento sueco contra la falta de acción sobre la crisis climática. Pronto se volvió viral en las redes sociales y millones de adolescentes de todo el mundo comenzaron a hacer lo mismo en sus ciudades. Así surgió Fridays For Future, un movimiento de acción climática liderado por jóvenes. Dada la presión ejercida en las redes y en las calles, Thunberg y otros activistas adolescentes fueron invitados a la Cumbre de Acción Climática a hablar frente al mundo.

En su primera sentada ante el Parlamento, ella planteó que, como los adultos no se preocupaban por su futuro, ella tampoco lo haría y no volvería a la escuela hasta que los parlamentarios actuaran. Otra de sus frases célebres es "quiero que entren en pánico, como si su casa estuviera en llamas". Literalmente, Argentina estuvo en llamas en 2020 y nuevamente en 2021 y ese fue el eslogan de la campaña local para exigir acción ante los incendios forestales. Esto muestra un poco qué es lo diferente de esta nueva ola ambientalista que conjuga la inocencia de los niños y adolescentes con la urgencia de las consecuencias del cambio climático que ya son palpables para llegar a los corazones de toda la sociedad y lograr sumarlos a su causa. De hecho, un estudio muy interesante desarrollado en los Estados Unidos llegó a la conclusión de que aquellas personas familiarizadas con la activista eran más propensas a actuar por el cambio climático al sentirse inspirados por su figura. A esto le llamaron el "Efecto Greta"[3], quien resultó ser mucho más que una poster child.

Otro punto clave de su discurso es el poco tiempo que queda para actuar, con una ventana de oportunidad de pocos años para cambiar el curso de la Historia. Estamos en presencia de una nueva ola ambientalista con una fuerte narrativa y un uso estratégico de las redes sociales y de las movilizaciones para comprometer a la sociedad con su causa. Este movimiento no responde a un partido político, y tuvo como estrategia trabajar con los diversos sectores de la política. Quienes sumen a sus propuestas auténticas políticas para proteger el ambiente verán más apoyos, especialmente entre los centennials, los jóvenes del nuevo milenio.

(*) Politóloga especialista en activismo y políticas públicas @inealbe

[1] Datos de Change.org Argentina.

[2] Término peyorativo para referirse al activismo online.

[3] Sabherwal, A., Ballew, M. T., Linden, S., Gustafson, A., Goldberg, M. H., Maibach, E. W., Kotcher, J. E., Swim, J. K., Rosenthal, S. A., & Leiserowitz, A. (2021). The Greta Thunberg Effect: Familiarity with Greta Thunberg predicts intentions to engage in climate activism in the United States. Journal of Applied Social Psychology, 51(4), 321-333. https://doi.org/10.1111/jasp.12737

En esta nota