jue 28 Oct

BUE 23°C

jue 28 Oct

BUE 23°C

Está todo listo en la Ciudad

20-03-2015
Compartir

(Columna de Alejandro Radonjic)

Hay más de veinte anotados para suceder a Macri. La interna del PRO será el plato fuerte de las PASO del 26 de abril. ¿Cómo quedaron formados los distintos espacios?

Ya vencieron los plazos y se despejaron todas las incógnitas. Hay más de veinte anotados para suceder a Mauricio Macri al frente del GCBA a partir del 10 de diciembre de 2015. En el PRO, los anotados son Horacio Rodríguez Larreta, la senadora Gabriela Michetti y, también, el vicepresidente primero de la Legislatura, Christian Ritondo. Diego Santilli bajó su candidatura en los últimos días y apoyará la postulación de Rodríguez Larreta. Serán las PASO más convocantes del próximo 26 de abril, en las que, finalmente, no se usará el voto electrónico. Si bien Michetti venía liderando con cierta comodidad las encuestas hasta hace un tiempo, la certeza de que el grueso del aparato partidario, incluyendo al propio Macri, tienen un favoritismo por Rodríguez Larreta ayudaron a inclinar la balanza y emparejar las intenciones de voto entre ambos. Será una interna picante, como ya se ha visto en estos primeros días. Los tres primeros lugares de la lista de legisladores quedaron para el legislador Francisco Quintana, el funcionario macrista Omar Abboud y la titular de la Fundación LED, y ex radical, Silvina Giudice.

En Energía Ciudadana Organizada (ECO) competirán el diputado nacional Martín Lousteau, la legisladora Graciela Ocaña y el urbanista radical Andrés Borthagaray, quien presentará su propia lista de legisladores. Lousteau es amplio favorito y la fórmula que compita el 5 de julio estará encabezada por quien salga primero y secundada el segundo. Roy Cortina, actualmente diputado nacional, fue ratificado como primer candidato a legislador, y estará acompañado por el legislador “lilito” Maximiliano Ferraro. La lista de Borthagaray estará encabezada por el militante de la Juventud Radical, Juan Carranza y por Florencia Brandoni. La complicación, para el espacio, será diferenciarse del macrismo en la Ciudad en un contexto en el cual, todo indica, la UCR y el PRO tendrían en un acuerdo a nivel nacional.

En el FpV, el presidente de Aerolíneas Argentinas, Mariano Recalde, el candidato de la Casa Rosada, pugnará por la nominación con el ex jefe de Gobierno Aníbal Ibarra; con la legisladora Gabriela Cerruti; con el diputado nacional Carlos Heller y con el subsecretario general de la Presidencia, Gustavo López. Finalmente, el sciolista Gustavo Marangoni renunció a su candidatura. ¿O la bajaron, advirtiendo los problemas que encontrará DOS a la hora de ser ungido el candidato del FpV o siquiera ser habilitado a hacerlo? Se verá. También desistió de participar el diputado nacional Roberto Feletti, que apoyará la postulación de Recalde. En el tramo de legisladores, la boleta de Recalde estará encabezada por el ministro de Trabajo, Carlos Tomada. Lo seguirían la legisladora Paula Penacca y la ex directora del IVC Silvia Gottero. Cerrutti y López también irán pegados a esa lista. Ibarra y Heller, en cambio, presentaron su propia lista de legisladores, apoyada por el Movimiento Evita, que llevará en primer lugar a legislador Carlos Form (Nuevo Encuentro). Sobre la chicharra, también se inscribió María José Lubertino, que pugnará por la nominación con una lista propia de legisladores, que será encabezada por el médico Carlos Oviedo. Quienes especulaban con una CFK prescindente o, cuanto menos, siguiendo el proceso electoral a distancia, se equivocaron. La Presidenta decidió jugar fuerte, con un “niño mimado” como Recalde, e involucrarse personalmente. Postergó opciones más neutras y dejó traslucir que el dedo y la lapicera estarán en Balcarce 50.

En el Frente Renovador (FR), que llevará el nombre Frente por Buenos Aires, el elegido fue finalmente el economista Guillermo Nielsen mientras que la lista de legisladores estará encabezada por la experta en seguridad Florencia Arrieto. Lo secundará Diego Kravetz, que tuvo la difícil tarea de armar para el massismo en la Ciudad. La elección de Nielsen (por lejos, el menos conocido de los nombres que se barajó en los últimos meses) es un reflejo de los obstáculos que enfrenta el massismo para sumar aliados en otros distritos. Para colmo, los más poblados (con excepción de la provincia de Buenos Aires) y modernos del país.

Desde otro sector del peronismo disidente, el comandado por los hermanos Rodríguez Saá, inscribieron al actor Ivo Cutzarida como precandidato a jefe de Gobierno.

En la alianza SurGen, que nuclea a Proyecto Sur, Libres del Sur, Gen y PODES, pugnarán por la nominación el experimentado Humberto Tumini, apoyado por la diputada nacional Victoria Donda, pero sin el aval del senador “Pino” Solanas, con el ex legislador Sergio Abrevaya, apoyado por la diputada nacional Margarita Stolbizer. Tumini llevará al sociólogo Juan Pablo Olsson como cabeza de lista de legisladores y Abrevaya, al abogado Juan Manuel Lugones.

Por afuera del espacio, también irá el legislador Gustavo Vera, de muy buen diálogo con el Papa Francisco, en una exótica alianza entre su fundación (La Alameda), el moyanismo y la Democracia Cristiana.

La izquierda, en tanto, presentará más de cinco candidatos a suceder a Macri: Claudio Lozano (Camino Popular); Luis Zamora (Autodeterminación y Libertad); Myriam Bregman (Frente de Izquierda de los Trabajadores); Héctor Bidonde (Nueva Izquierda-MST), Manuela Castañeira (Nuevo Más) y Pablo Ferreyra (Alternativa Buenos Aires). Lozano llevará como cabeza de lista al dirigente universitario Itaí Hagman; Zamora, a Fernando Vilardo; Bregman, al legislador Marcelo Ramal, del PO; Bidonde, al legislador Alejandro Bodart; Castañira, a Martín González Bayon y Ferreyra, a Jonathan Thea.

En esta nota