lun 08 Ago

BUE 8°C

lun 08 Ago

BUE 8°C

Fernando "Chino" Navarro: “Daniel Scioli tiene que decidir de qué lado está”

06-07-2012
Compartir

El diputado provincial del Frente para la Victoria Fernando “Chino” Navarro es una de las principales espadas del kirchnerismo en la Legislatura bonaerense. Referente del Movimiento Evita, analizó las tensiones entre el oficialismo nacional y Daniel Scioli, por un lado y Hugo Moyano, por el otro. “Debe decidir de qué lado está”, le pide al gobernador y sentencia que, en 2012, “ser peronista es ser kirchnerista”.

¿Hubo una escalada en las tensiones entre Cristina Fernández y el gobernador desde la definición de la Mandataria de que Scioli no administra bien la Provincia?

La Presidenta marcó que las provincias deben hacerse cargo de sus responsabilidades. No me pareció un reto, sino una reflexión valiente y de cara a la sociedad. Hay que enmarcar la situación nacional en la crisis internacional en la cual a veces parecería que hay sectores que se olvidan lo que pasa en Europa y Estados Unidos, económica, financiera y laboralmente hablando.

¿El eje de los recursos continuará siendo un foco de conflicto?

La Nación no va a abandonar a ningún estado provincial, pero cumpliremos la obligación que tenemos quienes gobernamos la provincia en los distintos estamentos de instrumentar medidas que apunten a utilizar el gasto y la sana administración de los recursos teniendo en cuenta el año difícil que se vive a escala global.

Pero el gobernador dice que son problemas estructurales?

Una provincia que aporta el 40% del PBI nacional inviable no es, aunque la actual estructura de gastos y de recaudación a partir de que se le quitaron aquellos puntos de coparticipación durante el gobierno de Armendáriz la hacen difícil de gestionar.

Políticamente, las últimas fotos de Scioli fueron junto a hombres ahora críticos al Gobierno, ¿cómo lo analiza?

Las últimas expresiones políticas más claras de Scioli es sacarse fotos con alguien que ya estaba confrontando con el Gobierno de Cristina Kirchner y con la institucionalidad, cosa que a él debería preocuparle. En política no sólo alcanza con jugar al fútbol y sacarse fotos, hay que decidirse. Y decidirse implica tomar partido o por el Gobierno Nacional o por su aspiración legítima, pero que es individual, de ser candidato.

¿El problema fue el blanqueo de sus intenciones presidenciales?

No me sorprendió que quiera ser presidente: es legitimo, pero apresurado. Falta mucho para el 2015 y nuestra obligación es trabajar para resolver los problemas de la sociedad.

En el caso de Moyano, ¿cómo evalúa sus últimos movimientos?

Lo que uno puede analizar es que la medida evidentemente no era gremial y fue esencialmente política. Moyano ha decidido incursionar en la interna del justicialismo con vistas al 2015 con medidas irresponsables. Y además de darle un mensaje al Gobierno Nacional, colocarse como un protagonista que pretende negociar. Pero con la presión y extorsión no va a poder negociar con este Gobierno. También le manda un mensaje a los gobernadores, intendentes y a los habitantes de este país. “Yo soy el dueño de la calle y puedo paralizar a la Argentina cuando quiero”. El último paro demuestra que Moyano se ha parado en la posición al lado de los grupos económicos que lo que quieren es que no haya distribución de la riqueza.

¿Cree que a Moyano le gustaría presentarse a algún cargo electivo?

Sí, y no está mal, él mismo lo ha dicho. Alguna vez dijo que le gustaría ser presidente y es legítimo. Lo que es irracional es que en la CGT se tomen medidas que afecten a todos los argentinos por la puja salarial de camioneros. Eso demuestra que el objetivo no era ese, el objetivo era golpear la mesa y decir “conmigo hay que negociar, yo soy el más duro” .

¿Fue irracional la decisión de parar primero el transporte de combustibles y luego el de camioneros?

El paro y la movilización, que yo no comparto, está en el marco de la legalidad. Lo que estoy cuestionando es que esta Argentina no es la del 2001 y todo tipo de reclamo que corte autopista o rutas, que impida a los argentinos no poder ir de un lugar a otro y no poder trabajar, me parece que hoy es irracional y salvaje. Por suerte fue responsable la actitud de la Gendarmería y de los trabajadores que estaban en al refinería sino se podría producir un hecho de aquellos sectores que quieren desestabilizar a la democracia y que están esperando incidentes o muertos.

¿Hay una tensión hoy entre ser peronista y ser kirchnerista?

El kirchnerismo es una expresión política que excede al peronismo, porque suma a otros sectores, pero en el 2012 ser peronista es ser kirchnerista.

Pensando en el futuro, varios grupos del kirchnerismo se han manifestado a favor de una reforma constitucional, ¿cómo ve usted esa posibilidad?

La gente no tiene en la agenda una reforma de la Constitución y menos para ampliar un mandato. Por lo tanto, promover esa iniciativa sería darle una cachetada a las expectativas y necesidades de nuestro pueblo.

(De la edición impresa)

En esta nota

últimas noticias

Lee también