mie 27 Oct

BUE 23°C

mie 27 Oct

BUE 23°C

"Hay gobernadores que son federales para reclamar en Buenos Aires pero unitarios en sus provincias"

INT_7038-1
28-05-2016
Compartir

(Entrevista a Sebastián García de Luca, secretario de Interior. Por Facundo Matos Peychaux)

Cuando Mauricio Macri asumió, una de las grandes preguntas sobre su futuro gobierno giraba en torno a la capacidad que tendría para garantizar gobernabilidad. ¿La idea de buscar a los gobernadores como “socios” es una manera de dar respuesta a eso?

Lo que hicimos es avanzar hacia relaciones de confianza, de coordinación, de gestión con los gobernadores. Ese ha sido el eje de quienes están en la parte más política del Gobierno, como Marcos Peña, Rogelio Frigerio y Emilio Monzó, que en los primeros meses y sin ser del mismo signo político que la mayoría de los gobernadores han generado una relación de confianza. Eso es la base que nosotros tomamos para a partir de ello, enfrentar las necesidades recíprocas. Nosotros tenemos debilidades en el Congreso en términos de números, con lo cual eso requiere de un diálogo constante con ellos y que ellos entiendan nuestras necesidades de gestión y las leyes que está pidiendo el Presidente, como fue en su momento el proyecto para terminar con el default, que resultó en un apoyo contundente y una demostración de que en el Gobierno Nacional hay política. Fue una ley difícil, que requirió mucho diálogo pero la resolvimos de esa manera: con más diálogo, dándoles a entender a los gobernadores cuál era la importancia de esa ley como lo haremos con cualquiera de ellas. Dentro de este Gobierno quizás heterogéneo en la formación de los distintos ministros, la parte política, Frigerio, Monzó y Peña, ha demostrado capacidad política para darle sostén a la gestión.

Tanto para la ley de holdouts como para cualquier otro proyecto, da la sensación de que el Gobierno tendrá que salir a convencer a los gobernadores para construir las mayorías necesarias. ¿Va a ser así?

Es que cada una de las leyes requiere un diálogo, es parte de la democracia. Lo que no hay es un “toma y daca”, no existe una sanción de tal acuerdo a cambio de tal ley. No estamos en favor de esa forma de hacer política. El acuerdo por la coparticipación se dio el mismo día que la sanción de la ley de doble indemnización, que no era favorable a lo que quería este Gobierno. Ejemplo más claro que ese no hay. La mayoría de los gobernadores comparten la necesidad y el desafío de esta nueva Argentina de ser parte del mundo y en ese marco, los gobernadores también necesitan de financiamientos para hacer obras, con lo cual hay necesidades complementarias, necesidades que son similares. En ese sentido es que es importante el diálogo y es que no es un tema menor lo que ha pasado en los últimos doce años. Nosotros tuvimos cinco reuniones con todos los gobernadores porque nos parece importante que tengan un espacio de diálogo con el Presidente y con los ministros, y que además estemos dando respuesta a las necesidades que nos han planteado en esas reuniones.

¿Cuánto ayudó en la buena relación que están teniendo con los gobernadores el hecho de que esté dividido el peronismo?

Ayuda la necesidad de gestión de muchos gobernadores que ponen el énfasis en que les vaya bien a sus provincias.

Ante el rechazo de los gobernadores patagónicos a la suba de tarifas de gas, el Gobierno retrocedió y anunció un tope a esos incrementos. No solo en torno a esto, el Gobierno ha tomado muchas veces medidas sobre las que luego ha retrocedido. ¿A qué responde esto? ¿No creen que se paga un costo por ese retroceso?

No, no creemos que haya un retroceso o un reconocimiento de un error previo. Es algo que plantearon los gobernadores, pero de parte nuestra creemos que hay un análisis y que eso lleva a tomar algunas correcciones. Responde a una forma diferente de hacer política diferente a la que nos acostumbró el kirchnerismo. Bienvenida sea en nuestras casas, con nuestras familias o amigos también que cuando tomamos una decisión pueda ser modificada o corregida en base a lo que otros nos plantean. Es parte de lo que entendemos que es lo mejor, no lo tomamos como una debilidad sino como una fortaleza.

Más allá de los gobernadores, otros actores importantes en las provincias son los intendentes. ¿Cómo llevan las relaciones con ellos y qué reclamo les hacen en las reuniones que están teniendo?

Tenemos muy buen diálogo, de manera bilateral con muchos de ellos y también grupales. Vienen gobernadores con un grupo de intendentes de su provincia, o vamos a foros de intendentes de uno u otro espacio político. Con la Secretaría de Asuntos Municipales, con Aída Ayala y Lucas Delfino, hemos ido dialogando con muchísimos intendentes y atendiendo sus problemas. Nos hacen muchos reclamos por la situación de la coparticipación en sus provincias, porque hay muchos gobernadores que son federales para reclamar en Buenos Aires pero son unitarios en sus provincias. Es un reclamo que están haciendo muchos intendentes y que se vendrá en el próximo tiempo.

En esta nota