mie 01 Dic

BUE 17°C

mie 01 Dic

BUE 17°C

Hillary en campaña

o-HILLARYCLINTON-facebook
13-04-2015
Compartir

Hillary Clinton anunció formalmente que será candidata a presidente. Su decisión no sorprendió a nadie aunque se esperaba que la comunicara más adelante. Recién en febrero de 2016 empezará la temporada de primarias para las elecciones que se realizarán el 8 de noviembre.

También sorprendió que el anuncio fuera mediante un video y no utilizando un formato tradicional. Allí aparecen reflejadas varias historias de ciudadanos comunes.

El tono de su mensaje da la pauta de lo que será su estrategia de campaña. No habrá, en principio, grandes actos políticos y sí muchos contactos “mano a mano”. Hillary se presentará con una actitud de mayor modestia que la que mostró en las primarias de 2008 cuando fue derrotada por Barack Obama. En aquella campaña solía decir, entre otras frases, que ella estaba lista para ser Comandante en Jefe desde el primer día. Todo apuntaba a presentarse como una persona con mucha experiencia que se contraponía a los pocos antecedentes en el escenario nacional que podía exhibir Barack Obama, que estaba cumpliendo recién su primer mandato como senador.

Hillary quiere mostrar una nueva imagen pero muchos analistas se preguntan si eso es posible en el caso de una persona con una trayectoria que todos conocen y sobre la cual la mayoría ya tiene opinión formada. Es poco probable que en el campo demócrata aparezcan rivales de peso para enfrentar a Hillary. Hay quienes dicen que en esta oportunidad hará pesar su condición de mujer aunque, curiosamente, deberá tener una estrategia para definir con claridad su relación con dos hombres: Bill Clinton y Obama. El ex presidente, se supone, no se exhibirá mucho, al menos en la primera etapa, mientras que el actual no será una carga para los demócratas porque puede terminar su mandato con una buena imagen.

Los republicanos esperaban a la decisión de Hillary y la criticarán desde el primero momento. Claro que les falta mucho para definir un candidato porque por ahora los aspirantes son muchos.