lun 25 Oct

BUE 18°C

lun 25 Oct

BUE 18°C

“Hoy no se puede pensar al peronismo por un lado y al kirchnerismo por otro”

08-03-2012
Compartir

Presidente de la Juventud del Movimiento Evita, Leonardo Grosso asumió el pasado 10 de diciembre como diputado nacional. En diálogo con el estadista planteó su opinión sobre el funcionamiento del Congreso, analizó el fenómeno de la juventud del bloque oficialista y aclaró la posición de su sector político sobre la gestión de Daniel Scioli: “Ha demostrado su lealtad al Gobierno Nacional”.

¿Qué espera de la agenda legislativa para este año?

La idea es poner al Congreso en sintonía con el proyecto nacional, teniendo en cuenta que durante dos años el Congreso fue una máquina de impedir, como lo llamó Néstor Kirchner. Tenemos que ponernos al día. Nuestra tarea va a ser la institucionalización del modelo. Eso es la sintonía fina en el Congreso. Debemos construir la legislación que nos permita avanzar en la recomposición de derechos, como lo viene haciendo este Gobierno desde 2003.

En 2012 el oficialismo volverá a gozar un año entero de la mayoría parlamentaria que no tuvo durante 2010 y 2011. ¿Piensa que habrá un trabajo más armónico entre las distintas fuerzas luego del fracaso del denominado Grupo A mientras fue mayoría?

Creemos que va a ser un año de mucho trabajo. El pueblo con su voto logró cambiar la composición de ambas cámaras y eso hoy nos permite construir una agenda legislativa acorde a los objetivos planteados desde el Ejecutivo. Es preciso aclarar que los diputados de la oposición siguen teniendo la misma posición que el “Grupo A”, quienes nunca quisieron dialogar e intentaban poner palos en la rueda. El escenario legislativo hoy es diferente: los del oficialismo somos mayoría y además contamos con el apoyo del bloque presidido por Martín Sabbatella y otros espacios políticos provinciales.

Usted es uno de los diputados más jóvenes y entró junto a varios otros referentes juveniles del oficialismo en 2011, en línea con las palabras de “puente generacional” que se propuso ser la presidenta Cristina Fernández. ¿Qué obligaciones y expectativas le merece ser parte de ese “puente”?

Cristina nos puso en un lugar que nos genera mucha responsabilidad y eso hace que tengamos que estar a la altura de las circunstancias. Nosotros venimos de una militancia territorial y social y cuando empezamos a militar jamás nos imaginamos que íbamos a tener esta oportunidad histórica como la que estamos viviendo. Tampoco que íbamos a ser parte de un proyecto que transformara a la Argentina. Hace sólo 10 años estábamos acá, en la puerta del Congreso, pidiendo que se vayan todos y hoy estamos construyendo una patria para todos. Creo que ese es el puente generacional del que habla Cristina, que hace que miles y miles de jóvenes de todo el país se sumen a militar en este proyecto político. Ahí, en estos pibes que hoy se suman, están nuestras obligaciones.

¿Puede haber mayor impulso para una “agenda joven” de la mano de este fenómeno?

Nosotros entendemos que somos parte de un proyecto y un bloque como el Frente para la Victoria que integra a diferentes generaciones y los objetivos son solucionar las problemáticas del conjunto del pueblo. Claro que la cantidad de jóvenes que tiene nuestro bloque va a propiciar que haya proyectos que estén vinculados a los problemas generacionales.

El Movimiento Evita ha crecido también al punto de tener representantes en varias provincias y cuatro diputados en el Congreso Nacional. ¿Cómo es su relación con el peronismo en general y con el kirchnerismo en particular?

Nosotros no podríamos pensar nuestra relación con el peronismo por un lado y el kirchnerismo por el otro. No existe esa diferenciación. Nosotros somos peronistas y profundamente kirchneristas.

En la provincia de Buenos Aires, el Movimiento Evita está hoy posicionado como una de las referencias de la heterogénea coalición que es el kirchnerismo. ¿Cuál es su opinión de la gestión del gobernador Daniel Scioli?

Daniel Scioli ha demostrado su lealtad al Gobierno Nacional y eso hace que nosotros tengamos una buena apreciación de su desempeño. En términos de gestión, hay varias cuestiones que mejorar. Por eso, la responsabilidad de los que pertenecemos a este proyecto nacional y popular es marcar los errores y construir canales de diálogo para que las modificaciones se realicen según consideramos lo que es mejor para el pueblo.

En esa línea, tanto Scioli como Cristina no tendrán reelección dentro de cuatro años. ¿Piensa que son apresuradas las definiciones de aquellos con intenciones de sucederlos?

Creo que sí, es apresurado. Este es un Gobierno que recién comienza su mandato. Mientras algunos intentan instalar este tema, la Presidenta y nosotros estamos trabajando para solucionar los problemas de nuestro pueblo. Porque como dijo Cristina, no habrá victoria definitiva, mientras haya un pobre en la patria.

¿Cree conveniente la discusión de una eventual reforma constitucional, ya sea provincial o nacional?

En cuanto a la reforma, el problema que vemos es que ésa discusión hoy se limita, desde algunos medios, sólo a la reelección y no es así. El debate es mucho más profundo y necesario, ya que necesitamos actualizar la herramienta institucional de acuerdo al momento que vive nuestro país y América del Sur.

(De la edición impresa)

En esta nota