dom 28 Nov

BUE 18°C

dom 28 Nov

BUE 18°C

La Ciudad apuró el camino a 2015

22-12-2014
Compartir

Con la designación de las fechas de votación y el lanzamiento de Martín Lousteau, se aceleraron los tiempos de campaña

La confirmación del calendario electoral porteño del próximo año acortó los tiempos de la política local. Las primarias abiertas serán el 26 de abril, por lo que el plazo para la presentación de fórmulas vencerá el 26 de febrero, dos meses antes. En ninguno de los partidos está todo definido, aunque el PRO cuenta con la ventaja de liderar ampliamente las encuestas. El lanzamiento de Martín Lousteau, quien mejor mide en el espacio, como precandidato a jefe de Gobierno le dio a FAUnen una nueva oportunidad para mostrar en público sus contradicciones internas, y el massismo y el kirchnerismo aún no logran romper con las limitaciones históricas del peronismo en la Ciudad.

No todos sonrieron al interior del FAUnen cuando Lousteau anunció su precandidatura. El ex ministro de Economía llevará como compañero de fórmula a Fernando Sánchez, de la Coalición Cívica, y en el primer lugar de la lista de legisladores a Roy Cortina, del Partido Socialista, quien bajó su propia candidatura a jefe de Gobierno, lo que le permitió presentar su fórmula como una opción de unidad al interior de la coalición.

Sin embargo, otros sectores que participan del FAUnen no estuvieron representados y no se guardaron su enojo. “Lousteau desconoció a los otros integrantes de UNEN en la Ciudad y se arrogó una representación que no tiene; si quiere ser el único candidato, que gane la interna", expresó, por ejemplo, Sergio Abrevaya, precandidato por el partido PODES, también integrante del FAUnen. Críticas similares vinieron por parte de dirigentes de Libres del Sur y Proyecto Sur, que preparan el lanzamiento de Victoria Donda también como aspirante a la Jefatura de Gobierno, y de GEN, que inicialmente celebró la candidatura de Lousteau pero más tarde puso en stand by su apoyo al diputado.

Fernando Solanas reprochó también que la lista y dijo que “es funcional al acuerdo con Macri a nivel nacional” y la responsabilizó a su ex aliada, Elisa Carrió. Al igual que Pino, Humberto Tumini y Abrebaya denunciaron un acuerdo con el PRO patrocinado por Lilita. “El 26 de abril próximo los vecinos de la ciudad van a poder elegir entre dos propuestas de UNEN: la que ya acordó para apoyar al PRO luego de las PASO, como ya lo confirmó Carrió, y los que representamos los intereses genuinos de UNEN", sentenció el precandidato de PODES en un comunicado.

Por su parte, la proximidad de las elecciones puso de relieve las internas en el PRO. Mauricio Macri le ofreció el lugar de candidata a vicepresidenta a Gabriela Michetti, pero la senadora lo rechazó para pelear por la Ciudad. Horacio Rodríguez Larreta es el otro con posibilidades de aspirar al lugar que deja el líder PRO. Al interior del partido, muchos señalan a Larreta como el natural sucesor de Macri ya que desde su función como jefe de Gabinete conoce de cerca la gestión de la Ciudad. Sin embargo, según los sondeos de opinión, en un eventual enfrentamiento en las urnas contra Michetti, saldría derrotado. Los otros dos precandidatos posibles del PRO (Cristian Ritondo y Diego Santilli) corren detrás en intención de voto y conocimiento por parte de los vecinos.

El escenario es un poco más complejo para el kirchnerismo y el massismo. No sólo porque es un distrito tradicionalmente esquivo al peronismo sino también porque está en duda el potencial de votos con que cuentan sus figuras.

Por el Frente Renovador se especuló con el ex ministro de Economía, Roberto Lavagna; la diputada Graciela Ocaña; el ex presidente del Banco Central, Martín Redrado y el economista Tomás Bulat, pero ninguno es definitivo. A Lavagna no lo entusiasma la oferta, Ocaña coquetea también con el PRO y FAUnen, y la imagen de Redrado se vio notoriamente afectada por su paso por la agenda de chimentos. Bulat todavía no respondió a la oferta y hasta ahora la desmiente en público.

En el FpV no hay un claro candidato. Daniel Filmus fue la cara visible del kirchnerismo en las últimas dos elecciones (2007 y 2011), pero podría dejar ese lugar ya que se encuentra en funciones como secretario de Asuntos Relativos a las Islas Malvinas, un cargo con jerarquía de embajador creado para él. En cambio, los que podrían postularse son el ex jefe de Gobierno, Aníbal Ibarra, expulsado de su cargo en 2005, tras la tragedia de Cromañon; el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, que ya compitió como vicejefe en las últimas elecciones, el sciolista Gustavo Marangoni, y el presidente del PJ y líder del SUTERH, Víctor Santa María. También suenan Juan Cabandié, actualmente diputado nacional, su colega Carlos Heller y la legisladora porteña Gabriel Cerruti como potenciales precandidatos. Las diferencias podrían resolverse en una gran PASO.

En solo tres meses, los partidos deberán presentar las precandidaturas para las primarias. Una vez que se imponga al interior de su agrupación política, cada candidato sumará a un compañero de fórmula (de su propio partido únicamente) para que lo acompañe en las elecciones generales, según ordena la ley de elecciones primarias sancionada por la Legislatura porteña. El paso siguiente será la campaña y luego, las elecciones generales, el 5 de julio, que podrían ser seguidas de una eventual segunda vuelta, el 19 de julio. Una victoria del Pro le daría un impulso a la candidatura presidencial de Macri, apenas dos semanas antes de las PASO nacionales.

Si hay balotaje en la Ciudad y a nivel nacional, los porteños tendrán que ir a votar seis veces en ocho meses. Y la novedad será que lo harán por primera vez a través del sistema de boleta única electrónica, implementado por la Legislatura y por el jefe de Gobierno para el 100% del padrón.

En esta nota