dom 05 Dic

BUE 24°C

dom 05 Dic

BUE 24°C

"La experiencia de reforma porteña es alentadora para el escenario nacional"

charosky
02-02-2016
Compartir

(Entrevista a Hernán Charosky, subsecretario de Reforma Política de la Ciudad de Buenos Aires. Por Facundo Matos Peychaux)

La reforma política que promueve el Gobierno Nacional gira en torno a tres ejes: la autoridad de aplicación, el sistema de votación y el calendario. En el caso del calendario, los distritos se ven directamente involucrados; en el sistema de votación son más vale articuladores o cooperadores para la instrumentación; y en la discusión de la autoridad de aplicación, son más bien ajenos. ¿Desde qué lugar los interpela la reforma que busca el Gobierno Nacional?

A todos los distritos por un lado los interpela hasta con restricciones constitucionales que pueden llegar a tener en algún caso, el tema de las fechas. En lo que hace al sistema de votación, los distritos subnacionales tienen por un lado y eso surgió un poco en la primera reunión que tuvimos en la Casa Rosada, la posibilidad de contar y compartir las experiencias de reformas en sus sitemas de votación. Muchas de las intervenciones de esa primera reunión fueron de distintos distritos con distintas experiencias como la Ciudad de Buenos Aires y Salta con la Boleta Única Electrónica (BUE), Córdoba y Santa Fe con la Boleta Única. Compartir las experiencias es algo que le va a aportar a cualquier decisión que tome Nación. Y en cuanto a la autoridad electoral, obviamente es una reforma de orden nacional y ahí los distritos tienen que ver en tanto tienen representantes en el Congreso Nacional y eso hará al futuro debate y consenso legislativo. En todos los casos va a tener que ser una decisión consensuada, y la convocatoria se hizo con ese sentido.

Si la idea es buscar cierta coherencia en el calendario, ¿no se va a requerir necesariamente de modificaciones en algunos de los sistemas electorales propios de cada distrito?

Eso dependerá de cuál sea el acento que le ponga Nación a la reforma. Si se habla de simplificar, supongo que va a ser más flexible y tendrá que ver con aceptar algunas limitaciones que pueden aparecer en las legislaciones subnacionales. Imagino que hay un rango de posibilidades dentro de eso. No sé si terminará en reformas a nivel subnacional o en determinada flexibilización de la idea original.

El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, citó a la CABA y Salta como un ejemplos. ¿El sistema BUE probó ser el más efectivo?

La evaluación del cambio en el sistema de votación porteño fue positiva. Fue una buena experiencia y deja algunas lecciones en cuanto a las posibilidades de implementación de la reforma, que finalmente parece haber sido más favorable de lo que quizás se creía antes de hacerla. En ese sentido, es alentador en cuanto a que los cambios quizás sean más factibles de lo que quizás parezcan antes de hacerlo. Esa es una enseñanza que le puede servir a cualquier distrito subnacional o incluso a Nación. Más allá de que no se puede extrapolar al escenario nacional, esta es una de las lecciones que creo que deja la experiencia en la Ciudad.

¿En la Ciudad también habrá cambios?

La idea es empezar un proceso de discusión y de búsqueda de consensos con la Legislatura, con los partidos políticos, con la academia, con organizaciones de la sociedad civil para mejorar la institucionalidad electoral de la Ciudad. No tenemos una ley electoral, una ley de partidos políticos. Hay muchos temas que están más allá del sistema de votación, que suele ser de lo que más se habla, pero tienen un impacto igual o mayor. El financiamiento de los partidos y de las campañas, las reglas que existen y las que se puedan proponer, el enforcement, los diseños institucionales de la autoridad de aplicación electoral. Tenés un montón de cosas que hacen a la institucionalidad electoral donde la Ciudad tiene muchísimo por hacer.

¿Cuál es el plazo para esa discusión?

Estamos en pleno trabajo de planificación estratégica, todavía no se puede hablar de plazos. La idea es que podamos traer de la academia, de la investigación y sobre todo de experiencias internacionales, un abanico de experiencias en cada uno de los temas que mencionaba. Y que de esas opciones, la que se elija provenga de un consenso basado en evidencias y logrado a través de un ámbito donde pueda dialogar con los partidos políticos representados en la Legislatura, con organizaciones de la sociedad civil y con las voces de la academia.