dom 27 Nov

BUE 29°C

dom 27 Nov

BUE 29°C

La pelea por el próximo Congreso

26-08-2011
Compartir

Si se repiten los números de las Paso, el oficialismo puede volver a recuperar el control legislativo. Cómo pueden quedar los distintos bloques.

Tras el 50% con el que el oficialismo arrasó en las elecciones primarias, las principales

espadas del Frente para la Victoria comenzaron a hacer cuentas para ver qué puede llegar a pasar con la conformación del próximo Congreso si se repiten los números el próximo 23 de octubre. Por eso el nuevo horizonte es que Cristina Fernández mejore su performance en las generales y el kirchnerismo pueda volver a quedar a pasos

nomás del quórum propio que resignó tras la derrota legislativa de 2009.

En octubre, Diputados renovará los mandatos de 130 de sus 257 integrantes. El kirchnerismo suma entre su bloque propio y los aliados cerca de 110 legisladores, a 19 del quórum propio. La idea es acercarse lo más posible, considerando que las fuerzas que constituyen el núcleo duro de la oposición en el Congreso retrocederán respecto al 2009.

Además, en la Casa Rosada aspiran a que una ola de triunfalismo K en octubre precipite más de un pase de bancada, como ya ocurrió a nivel provincias con el electo gobernador de Chubut, Martín Buzzi. Los más optimistas esperan llegar a los 125, con aliados, a partir del 10 de diciembre. El kirchnerismo quedó como primera minoría en 2009 y en este caso deberá renovar diputados de una buena elección, la de 2007, en la que Cristina Kirchner sacó el 45,29% de los votos. En octubre tendrá que revalidar 51 bancas propias y 20 de sus aliados, de un total de 130 diputados que se renuevan.

Los resultados en Buenos Aires (ciudad y provincia) y Córdoba devolvieron las esperanzas al kirchnerismo, que se ilusiona con recuperar la Cámara Baja. Esas son las

provincias más importantes en términos electorales y en las que el oficialismo buscará

sumar bancas extras a las que sacó en 2007.

La oposición también es consciente de ello y por eso apuntará a marcar de ahora a octubre el riesgo de un dominio del Congreso por parte del Gobierno, sumado al que mantendría en el Senado de acuerdo a los números de las primarias. Esa será, como se explica en la nota central de este número, una de las líneas de discurso hacia octubre.

La Coalición Cívica, que casi se bajó de las elecciones, aparecía como la contracara: renovará 12 de 19 diputados y con los resultados de las primarias apenas se aseguraría una banca por Buenos Aires (Mario Llambías) y otra por la ciudad (Patricia Bullrich), perdiendo 7 legisladores sólo en esos dos distritos.

El Frente Amplio Progresista, si se mantiene unido a nivel legislativo, asoma como

nuevo espacio en el Congreso, integrado por el socialismo, el GEN de Margarita Stolbizer y ex integrantes de Proyecto Sur.

La UCR (renueva 16 de 43) seguiría ostentando la segunda minoría.

De los oficialistas que renuevan, 17 serán en la provincia de Buenos Aires. La lista encabezada por el ministro de Agricultura, Julián Domínguez, superó el 56,30%, números que si se mantienen a octubre les daría hasta 24 legisladores, o sea 7 más de los que renueva. En tierra bonaerense, con los números de las Paso, otras 5 serían para la alianza de Ricardo Alfonsín y Francisco de Narváez; 4 para Eduardo Duhalde; 2 para las listas de Alberto Rodríguez Saá y Hermes Binner; y una para la Coalición Cívica y otra para el Frente de Izquierda. En la ciudad de Buenos Aires, el FpV sacaría 5 bancas (arriesga una), sobre un total de doce que están en juego. Las 8 restantes se dividirían entre el PRO (2), el Frente Amplio Progresista (2), Unión Popular (1), Compromiso Federal (1) y la Coalición Cívica (1).

Otros 10 escaños se pelearán en Santa Fe, donde el oficialismo nacional podría llevarse

5 bancas, en un distrito en el que renueva 4. El Frente Amplio en Santa Fe se llevaría

4 bancas y otra sería para la UCR. En tanto, de las 9 bancas que se ponen en juego en Córdoba, el FpV alcanzaría 4 (arriesga 1), 2 la UCR, una el Frente Amplio, otra Compromiso Federal y otra el sector de Duhalde.

En Mendoza, a la vez, cosecharía 3 bancas (la misma cantidad que arriesga) de las

5 que se ponen en juego, mientras que las restantes 2 serían para Compromiso Federal y la UCR. Cinco escaños también se disputan en Tucumán, donde el FpV sacaría 4 (la misma cantidad que debe renovar) y otro sería para el radicalismo. En Santiago del Estero se llevaría 4 de 4; en Salta 3 de 4 en juego (el otro sería para la UCR); en Misiones sacaría 1 de 4, aunque los 3 restantes serían para un partido local aliado; en Corrientes sacaría 3 y una la UCR y en Entre Ríos 3 de 4 (la restante para los radicales).

En las provincias que se renuevan 3 bancas, el FvP se alzaría con la totalidad de los

cargos en Río Negro y Formosa. En tanto, sacaría 2 de 3 en Tierra del Fuego, en Chubut, Jujuy y en Chaco y 1 de 3 en La Rioja. Por último, en los distritos que se ponen en juego dos escaños, el oficialismo se llevaría 2 de 2 en Catamarca, Neuquén, San Juan y Santa Cruz y uno de 2 en La Pampa y San Luis.

SENADORES

En la Cámara de Senadores, el Gobierno encara un panorama más claro. Allí se renuevan 24 de los 72 integrantes, por las provincias de Buenos Aires, Formosa, Jujuy, La Rioja, San Juan, San Luis y Santa Cruz. El oficialismo cuenta con 31 senadores propios, de los que renueva 15, más cinco aliados. De esos 36 podría pasar a 38, con lo que lograría el quórum propio.

Según las cifras de las primarias, el kirchnerismo retendría dos senadores ?los de la mayoría? en todas menos en San Luis, donde obtendría la de la minoría. En Misiones

además de los dos del FpV se sumaría un tercer senador con los que se completa el total de 16, ganando uno sobre los que renueva. Algo similar sucedería en La Rioja, donde el aliado Carlos Menem se aseguraría la banca por la minoría.

(De la edición impresa)

En esta nota

últimas noticias

Lee también