mie 20 Oct

BUE 21°C

mie 20 Oct

BUE 21°C

Landau: “El apoyo a la Presidenta va a continuar por mucho tiempo”

05-12-2011
Compartir

Apoderado del PJ a nivel nacional y reelecto diputado nacional por la provincia de

Buenos Aires, Jorge Landau analizó el panorama que se abre en el escenario político

nacional y en su fuerza política en particular a días de la asunción del segundo mandato de Cristina Fernández. Además, aseguró que hoy todo el peronismo se encolumna tras la Presidenta sin necesidad de formalizar el vínculo y vaticinó que el 54% de apoyo a la Presidenta “no se va a diluir tan fácilmente”.

Desde las elecciones el Gobierno ha tomado algunas medidas generalmente denominadas “impopulares”, ¿cree usted que la Presidenta ha perdido popularidad luego de las medidas sobre los subsidios?

Creo que no, y esperemos que siga así por el mayor tiempo posible. El apoyo a la Presidenta no se va a diluir tan fácilmente. Por el contrario, va a fortalecer su gestión de gobierno para su próximo período de cuatro años. Lo que dijo el pueblo el 23 de octubre es 'sigan por este rumbo, profundicen esto, hagan esto, porque eso es lo que queremos'. Y eso es lo que no se va a diluir tan fácilmente.

Recientemente, para recordar el día de La Lealtad, hubo un encuentro grande de dirigentes del justicialismo. ¿Cómo es la relación del movimiento con la Presidenta?

Todos los que concurrimos allí lo hicimos bajo la conducción clara de Cristina y como una manifestación de apoyo a ella. Todavía no hubo un debate político ni intercambio de opiniones sobre lo orgánico. Este es un tema del año próximo, ya que actualmente todas las autoridades del PJ nacional y del peronismo bonaerense tienen mandato vigente y el partido está ordenado, así que no hay razón para anticipar definiciones de ese tipo. El peronismo está alineado detrás del liderazgo de la Presidenta, tras el triunfo electoral con casi el 54% de los votos y las autoridades partidarias se elegirán en elecciones internas de afiliados a mediados del 2012.

¿La ve asumiendo la conducción del partido?

Es una decisión personal de la Presidenta si finalmente decide o no asumir la jefatura formal del partido, pero la conducción real del peronismo la tiene Cristina, más allá de los cargos formales.

¿Ese liderazgo definirá también la composición de las autoridades del bloque y de la Cámara para el próximo período legislativo?

Las autoridades de la Cámara de Diputados y la presidencia del bloque son temas que no se han considerado y que se evaluarán oportunamente. Todo está en manos de

Cristina.

En líneas generales ¿cómo cree que quedará el panorama para los próximos meses con una oposición legislativa mucho más fragmentada?

El problema político argentino indica que hay ausencia de un sistema de partidos políticos, porque existe un sólo partido fuerte, que es el Justicialista, en torno al cual se arma el Frente para la Victoria, y una serie de otras expresiones políticas que no alcanzan a plasmarse como opción para la sociedad. La tarea que le cabe esencialmente a la oposición es la vertebración sobre las 24 provincias argentinas de opciones presidenciales consolidadas, y no simplemente armar un coro de figuras

mediáticas que no alcanzan por sí mismas a generar una expresión articulada nacionalmente.

¿Qué rol cree que tendrán los distintos partidos de la oposición?

Advierto que el principal problema que debe superarse en el próximo tiempo, para

desarrollar un gobierno eficaz, es la adecuación de las estructuras partidarias a la nueva instancia que le toca vivir a la Argentina. Al Gobierno le faciliaría las cosas tener una oposición con la cual poder acordar. Usted tiene que acordar con quien esté consolidado y conformado en la sociedad, con representación parlamentaria, que tenga presencia en las distintas provincias. Es necesario tener la posibilidad de dialogar con alguien. Intenta hacerlo Binner, y en el radicalismo vamos a ver cómo se articulan. Las demás fuerzas políticas, como el peronismo federal, ya están en desintegración. La fuerza de Carrió está en vías de extinción. Evi den te mente hay dos o tres opciones,

después viene la centroderecha con Macri y se terminó el mapa político argentino.

Ahora, esas tres fuerzas políticas u otras, tendrán que organizarse para ser opciones

nacionales y tener programas que puedan confrontar con los que ejecuta la fuerza que ganó las elecciones y así poder tener una relación dialéctica entre oficialismo y oposición entre distintas propuestas. Esa es la etapa que viene.

¿Y dentro del oficialismo, más allá de la sucesión partidaria, qué puede pasar?

Ahora habrá que esperar cuatro años para ver nuevamente la decisión respecto al proyecto general. Mientras que la elección legislativa, que será dentro de dos años, permitirá tener una primera aproximación del rumbo del proceso político.

(De la edición imporesa)

En esta nota