mar 25 Ene

BUE 25°C

mar 25 Ene

BUE 25°C

Las PASO del FIT

moton83
24-06-2015
Compartir

(Columna de Fernando Rosso)

Finalmente, el Frente de Izquierda presentará dos fórmulas presidenciales:

Altamira-Giordano y Del Caño-Bregman

El próximo 9 de agosto los votantes del Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT) encontrarán en los 24 distritos de todo el país dos opciones para elegir la fórmula presidencial. A su vez, ambas listas tendrán también sus respectivos candidatos para el Parlasur por distrito único nacional.

La Junta Electoral del Frente de Izquierda oficializó las dos listas que competirán en las PASO, una encabezada por el binomio de Nicolás del Caño y Myriam Bregman (impulsada por el Partido de los Trabajadores Socialistas -PTS-) y la otra, por Jorge Altamira y Juan Carlos Giordano (Partido Obrero ?PO? e Izquierda Socialista ?IS?).

En la provincia de Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba, Tucumán, Jujuy, Mendoza, Neuquén y la Capital Federal habrá también dos listas del FIT en el resto de las categorías (diputados nacionales y Parlasur regional, senador nacional ?donde se renueven? y legisladores provinciales, además de intendentes y concejales en la estratégica provincia de Buenos Aires). La lista “1-A” del PTS se denomina “Renovar y Fortalecer el Frente”, mientras que la otra lista “2-U” lleva como nombre “Unidad”.

Además de las dos fórmulas presidenciales, cada una de las listas jugó a sus candidatos más reconocidos en los distritos estratégicos. En la provincia de Buenos Aires, por las listas del PTS, Christian Castillo, hasta hace unos días legislador provincial (renunció para aplicar la rotación que acordó el FIT) integrará, junto a Javier Hermosilla, dirigente del Cuerpo de Delegados de la simbólica Kraft (hoy Mondelez), la fórmula a gobernador y vice. Competirán con Néstor Pitrola (PO), diputado nacional también recientemente renunciado y Rubén “Pollo” Sobrero (IS), dirigente de ferroviario de la línea Sarmiento.

En otros cargos destacados, el PTS postula a María Victoria Moyano, nieta recuperada y miembro del Centro de Profesionales por los Derechos Humanos (primera diputada por CABA), Andrea D'Atri, dirigente de la agrupación de mujeres Pan y Rosas (Parlasur nacional) o Claudio Dellecarbonara, metrodelegado del Subte (Parlasur). Las listas del PO-IS postula a los dirigentes políticos Gabriel Solano (1° diputado CABA), al actual legislador de la Ciudad Marcelo Ramal (Parlasur) y en Córdoba a la histórica legisladora de Izquierda Socialista Liliana Olivero.

De esta manera, el FIT, que emergió en 2013 obteniendo cerca de 1,3 millón de votos en todo el país y colocando tres diputados en el Congreso de la Nación, además de una decena de legisladores provinciales y concejales, se dispone a dirimir sus candidaturas en las primarias. La llegada a esta instancia se dio luego de un largo proceso de discusión pública.

A fines del año pasado, el PTS propuso al joven diputado nacional por Mendoza Nicolás del Caño como precandidato presidencial y planteó que no descartaba, en “última instancia”, dirimir las candidaturas en las PASO. Se abrió una polémica en torno al equilibrio de conjunto del FIT, sobre todo entre sus dos componentes más importantes, el PTS y el PO (Izquierda Socialista es un socio claramente menor). Finalmente, bastante tiempo antes del plazo para la presentación de alianzas y candidatos, el PO e IS definieron la fórmula presidencial de Altamira-Giordano. El PTS, que no había planteado su propuesta como un ultimátum, insistió hasta último momento con varias propuestas unitarias que incluyeron una fórmula con Altamira a la Presidencia y Del Caño, de vice. La respuesta negativa a estas propuestas selló definitivamente el camino a las internas. Dentro de un programa y acuerdo político general, las PASO garantizan la unidad del FIT, a la vez que expresarán los matices e improntas políticas de sus principales componentes.

TRADICION Y RENOVACION

En el debate cada fuerza puso en juego distintos fundamentos para imponer su orientación y sus candidatos, que ahora se convierten en argumentos para pelear el voto de quienes se inclinan por el FIT. El Partido Obrero pone el acento, esencialmente, en la larga tradición de Jorge Altamira y su, hasta ahora, reconocimiento histórico como una de las figuras de la izquierda a nivel nacional.

El PTS, sin negar la necesidad de la presencia destacada de las figuras con experiencia, insistió en la mayor relevancia que había que darle a la juventud y en la necesaria renovación de la izquierda, como una vía de fortalecer al FIT. Está seguro que su principal referente, Nicolás del Caño, así como su compañera de fórmula, la abogada de DD.HH. Myriam Bregman, expresan genuinamente estos aspectos.

Además, existían dos bastiones electorales que tenía el FIT en el interior del país: Salta y Mendoza. En la primera, la preeminencia es del Partido Obrero y en la segunda, del PTS. En ambas hubo elecciones adelantadas y claramente fue en Mendoza, el quinto distrito del país, donde el FIT tuvo un avance cualitativo. En Salta, en las primarias a gobernador realizadas en abril, el Partido Obrero obtuvo el 7,29% de los votos y en mayo sufrirá un retroceso en las generales obteniendo el 6,22%. En Mendoza, en las primarias a gobernador el FIT había obtenido 7,47 % y en las generales, realizadas el pasado 21 de junio, en el marco de una elección muy disputada, alcanzo el 10,3% (cerca de 110.000 votos). En las elecciones a intendente de la capital de Salta, el diputado nacional del PO Pablo López había alcanzado 12,45% de los votos y, en las de la capital de Mendoza, Del Caño logró casi 18%. Si bien las últimas elecciones a la gobernación de Mendoza fueron encabezadas por la joven senadora provincial Noelia Barbeito, los resultados históricos para una elección ejecutiva no pueden entenderse sin contemplar la gravitación que conquistó Del Caño en la provincia. El diputado logró romper el cerco de los tradicionales votantes de la izquierda y alcanzó una adhesión masiva, especialmente entre los jóvenes trabajadores precarizados.

El PTS calcula que recogerá la mayoría de esos 110.000 votos con sus candidatos (Del Caño y Barbeito) y serán desequilibrantes en la interna nacional. Esta experiencia es la que busca generalizar en todo el país y el nombre de la lista, “Renovar y Fortalecer”, intenta expresar ese contenido. El Partido Obrero confía en el reconocimiento histórico de su candidato principal (Altamira), para ir a la disputa electoral. Estas son expresiones generales de diferencias más profundas que tienen los miembros del FIT, y justamente por eso es un frente y no un partido común.

FPV E IZQUIERDA

La decisión que tomó el kirchnerismo de encolumnarse detrás de la candidatura del peronismo conservador de Daniel Scioli abre la posibilidad de que una franja de sus adherentes “por izquierda” se inclinen hacia el FIT. Algunos referentes públicos y periodísticos que representan a ese espacio han manifestado sus simpatías por el diputado mendocino. Por último, hay que destacar que las del FIT serán las únicas internas nacionales verdaderamente competitivas (las PASO del PRO o del Frente Renovador tienen resultado cantado de antemano), y serán una de las novedades de las elecciones nacionales.

En esta nota