lun 25 Oct

BUE 18°C

lun 25 Oct

BUE 18°C

Los nombres para el vice de Scioli

02-05-2011
Compartir

(Artículo publicado en la edición Nº30)

Además de las colectoras y las listas de diputados y legisladores, la elección del compañero de fórmula marcará otra pulseada entre La Plata y la Casa Rosada

Más allá de la carrera por la gobernación, otra de las grandes incógnitas que hoy sobrevuelan el territorio es quién será el compañero de fórmula de Daniel Scioli. “El vice de Scioli lo pone Cristina” dicen en Balcarce 50 y aseguran que la disputa está muy polarizada entre Julián Domínguez y Gabriel Mariotto, aunque nombres hay un montón y certezas, por ahora, pocas. Lo que sí parece lejana es la posibilidad de que sea un gremialista del moyanismo el próximo número dos del gobernador, para la elección de octubre.

Todo enmarcado en la lógica que dice que “la única que suma es la Presidenta” y que “sin proyecto nacional no hay proyecto provincial”. Quien ha picado en punta es el ministro de Agricultura, Julián Domínguez. Cristina estuvo en el lanzamiento de la corriente que encabeza el ministro, en el Luna Park, lo que se leyó como un importante gesto de apoyo. Domínguez, considerado “ministro del año” por esta

revista en 2010, sumó muchos apoyos tras haber reencauzado bastante las relaciones con los pequeños y medianos productores, en especial con la Federación Agraria.

Según Domínguez y su círculo de colaboradores, su eventual candidatura reforzaría el tono K de la fórmula provincial y sumaría el encanto de poner un cuadro del interior provincial, que tanto hizo sufrir al Gobierno en 2009. En esa línea deben leerse algunos gestos hacia las entidades rurales, especialmente el lanzamiento de Canpo, que además de ser un espaldarazo al ministro Julián Domínguez en la carrera por la vicegobernación, apunta a recuperar a los pequeños y medianos productores

enemistados con los K.

Un sector que, sobrerrepresentación de los distritos del interior bonaerense mediante, puede hacerle ganar varias bancas provinciales al kirchnerismo. Una de las encuestas

que se vieron en la Casa Rosada indican que la Presidenta pasó de tener en territorio

bonaerense 15 puntos de intención de voto a fines de 2009 en lo que se considera el “estrato campo” al 48 por ciento al 15 de abril de este año, sin proyectar los blancos e indecisos.

Domínguez confirmó que aspira a secundar al gobernador Daniel Scioli en la fórmula

oficialista para las elecciones en la provincia. “Soy del interior de la provincia de Buenos Aires y la máxima aspiración de los hombres del interior es integrar la fórmula de la provincia”, dijo, aunque conocedor de la lógica K sobre las autopostulaciones enseguida agregó que “quien decide cuáles son los lugares que debemos ocupar es quien conduce: la Presidenta”.

Desde el sciolismo, igualmente no terminan de convencerse porque ven en Domínguez

a un político con aspiraciones, que apuesta fuerte en la provincia desde hace tiempo,

y que aún no ha demostrado ?al menos públicamente? sintonía total con los intendentes y referentes del conurbano.

El otro hombre que suena fuerte es Gabriel Mariotto, el titular del Afsca, que es un soldado puro del cristinismo y que, efectivamente, está en carrera para ocupar un cargo que lo empariente más con la política que con la gestión técnica y tiene apoyos dentro del gabinete. Quienes lo impulsan alegan que es mejor proponer a un oriundo del conurbano, asociado a la lucha por la Ley de Medios de Comunicación Audiovisual y de perfil alto, con apoyo de los sectores juveniles.

El ex canciller Jorge Taiana es, con menos chances, uno de los preferidos de algunos sectores militantes de la centroizquierda K. La ministra provincial Cristina Alvarez Rodríguez es hoy por hoy la única integrante del gabinete sciolista con alguna chance de integrar el binomio. Es la más “cristinista” de los miembros del gabinete pero tiene poco perfil político para manejar el Senado bonaerense, más allá de los lazos con intendentes que ha estrechado desde su cargo.

“Cacho” Alvarez, el primero en autopostularse y preferido de Scioli, sería una concesión al gobernador que la Casa Rosada no haría en un escenario donde la gran traccionadora de votos es CFK. El intendente de Florencio Varela, Julio Pereyra, es impulsado por Carlos Kunkel y sería un nombre que le cerraría a muchos intendentes porque, en definitiva, el hombre viene de esa cofradía y ha demostrado lealtad a Balcarce 50. Se repetiría, además, el esquema de 2007 cuando Scioli fue acompañado por un líder del conurbano que en aquella oportunidad fue el matancero Alberto Balestrini.

En esta nota