lun 25 Oct

BUE 18°C

lun 25 Oct

BUE 18°C

Lousteau busca un perfil propio en el FAU

30-06-2014
Compartir

Martín Lousteau fue una de las grandes sorpresas de las pasadas elecciones legislativas en la CABA, y en 2015 quiere ir por más. Con una vocación ejecutiva más que legislativa, su objetivo casi natural es la jefatura de Gobierno: la figura más taquillera del PRO no competirá, el peronismo no tiene candidatos competitivos en un territorio tradicionalmente reacio al PJ y no hay nadie que se destaque dentro del FAUnen.

Varias encuestas a las que accedió el estadista lo ubican como el segundo candidato con más intención de voto (su boleta obtuvo 13% en las PASO). La primera, por lejos, es Gabriela Michetti. Cerca de él niegan cualquier acercamiento con otra fuerza, más allá de que reconocen el interés que tuvo Sergio Massa para que sea la pata porteña de su proyecto nacional. “Martín está con UNEN, y lo demuestra todos los días”, dicen sus asesores. Dentro del espacio, la única que podría cortar en seco su candidatura sería Elisa Carrió si eventualmente decida lanzarse para Bolívar 1, creen sus allegados.

Su referencia orgánica es UNEN, y más precisamente Suma+, nombre del bloque que integra junto a la politóloga Carla Carrizo en el Congreso y que tiene su bloque en la Legislatura (María E. Estenssoro, Inés Gorbea, Juan Francisco Nosiglia y Hernán Rossi).

Si bien la decisión de no unirse al bloque de la UCR en el Congreso generó tensión con los boinas blancas, la relación ha mejorado por conveniencia mutua: Lousteau gana estructura territorial en la CABA y el radicalismo porteño, encabezado por Emiliano Yacobitti, un candidato competitivo luego de mucho tiempo para una elección, como la de 2015, en la que habrá mucho poder en juego. La semana pasada, el economista fue el principal orador de la cena realizada para el 123° aniversario de la UCR. No todos los sectores del radicalismo porteño están encolumnados y algunos podrían jugar, como hicieron en 2013, con Alfonso Prat-Gay u otras opciones.

Lousteau pugna por mantener independencia y una identidad propia, por ejemplo siendo el único legislador del amplio bloque panradical en viajar con la comitiva antibuitre a Washington, a sabiendas de que es, junto a su juventud y su solidez argumentativa en temas económicos (para el cual hay más receptividad en momentos complicados para el devenir económico), uno de sus activos ante el electorado porteño.

Cerca de él confían en que comenzará a subir la intensidad de su instalación luego del Mundial. Por ahora, se limita a los recorridos territoriales semanales. El equipo de campaña se está armando y allí abocará sus esfuerzos diarios. En el Congreso se limitará a intervenir en las sesiones y en las actividades de alta resonancia, y a presentar algunos proyectos de ley.

Un tema a resolver es discurso de la campaña, teniendo en cuenta el elevado nivel de apoyo que suscita la gestión macrista. Muy probablemente el eje discursivo sea la necesidad de que haya un cambio a nivel nacional y que este incluya a la Ciudad, aunque también habrá críticas específicas a la gestión del PRO.

En esta nota