dom 24 Oct

BUE 14°C

dom 24 Oct

BUE 14°C

Para Fidanza, DOS podría ganar el 1° vuelta

fid11
09-05-2015
Compartir

Según la visión del sociólogo Eduardo Fidanza, director de Poliarquía, subieron las chances de que Daniel Scioli sea el candidato del oficialismo en agosto. “A medida que la campaña electoral entra en la fase decisiva, empiezan a configurarse algunos escenarios, considerados más posibles, y a desvanecerse otros, que en su momento tuvieron relevancia y ahora la pierden. Entre los escenarios probables se destaca, primero, la polarización del voto entre dos fuerzas, FPV y Pro; en segundo lugar, se afirma la idea de que Cristina Kirchner optará por una conducta racional, auspiciando las PASO del oficialismo y guardando ecuanimidad; como consecuencia de esto crece, en tercer lugar, la impresión de que finalmente Daniel Scioli será el candidato del Gobierno, con la anuencia de la Presidenta. Estas decisiones, se observa, redundarían en un fortalecimiento de las chances del peronismo kirchnerista y descartarían la hipótesis, nunca verificada, de que Cristina prefiere la derrota para conservar un rol destacado en la oposición”, escribió en La Nación.

Fidanza agrega que DOS podría imponerse en primera vuelta: “A estas nuevas condiciones, deberá agregárseles un dato cada vez más evidente que preocupa, si no desespera, a los sectores políticos y económicos enfrentados con el kirchnerismo: de acuerdo con la información disponible, el FPV podría ganar en la primera vuelta electoral. La presunción se desprende de la intención de voto en las PASO que relevan los sondeos. Según éstos, la suma de los candidatos oficialistas se acerca al 40%, con una ventaja de alrededor de 10 puntos respecto del segundo competidor. Como se sabe, la Constitución establece que la primera vuelta la ganará el que obtenga el 45% de los votos, o bien, el 40% con una diferencia de 10% sobre el segundo. Ante semejante posibilidad, se explica la incipiente, y para algunos sorpresiva, confluencia del kirchnerismo y el peronismo en torno a Scioli, el candidato más sólido del oficialismo”.

“¿Significa esto que la carrera presidencial está resuelta?”, se pregunta Fidanza. “La respuesta es no, si se consideran otros argumentos. En primer lugar, tendría que verificarse lo que se estima probable pero aún no ocurrió: que la Presidenta actúe racionalmente en favor de sus candidatos, permitiendo que compitan sin menospreciarlos. Todos ellos, empezando por Scioli, tienen vigencia porque el votante oficialista supone que representan a Cristina y viven en armonía con ella. Bastaría con que la Presidenta le bajara el pulgar a alguno para arrojarlo a la irrelevancia. Equivaldría a una expulsión traumática con efecto autodestructivo. En segundo lugar, debe considerarse que el resultado de los sondeos es indicativo, pero aún prematuro e impreciso. Si la oposición consiguiera pasar a la segunda vuelta, sus chances se incrementarían porque la sociedad está dividida en mitades. Así ocurrió en Brasil, donde si bien ganó el oficialismo, pudo haber triunfado la oposición, dada la estrecha diferencia que finalmente los separó”.