lun 05 Dic

BUE 31°C

lun 05 Dic

BUE 31°C

Puiggrós: “La política de Scioli le hace daño al Gobierno Nacional”

15-08-2012
Compartir

La diputada del FpV por la provincia de Buenos Aires Adriana Puiggrós analizó el semestre legislativo con el estadista y marcó con dureza los límites entre el kirchnerismo y Daniel Scioli: “No sabe gestionar y piensa como una figura mediática”, enfatizó.

La Cámara se apresta a retomar la actividad luego de una primera mitad del año muy agitada. ¿Cómo lo vivió usted?

Creo que ha sido el semestre de más trabajo desde que tengo recuerdo. Hubo una inusitada cantidad de proyectos que respondieron en parte a una nueva dinámica que se estableció en la cámara luego de la renovación y la asunción de los nuevos legisladores en diciembre de 2011. Desde el Frente para la Victoria retomamos la mayoría y así quedó aún más de manifiesto que mientras la oposición, toda junta, se presentó como primera minoría para ocupar comisiones, su performance fue al menos pobre. No tuvieron iniciativa, nada. Y en este primer semestre se vio el nivel de capacidad que tenemos nosotros como oficialismo para hacer funcionar y debatir al Congreso.

Desde la oposición, sin embargo, insisten en marcar que ha habido poco diálogo. ¿Coincide?

Nosotros estamos muy conformes con el lugar que le dimos al debate y al intercambio de ideas este año. Todas las leyes de alto contenido social y de ampliación de derechos son una muestra cabal de ello. Así como las referidas a temas de género. Todas ellas fueron aprobadas con grandes mayorías, e incluso por unanimidad.

Las críticas se enfocan especialmente en las leyes de aspectos económicos?

Todo lo que se debatió este semestre, como la reforma a la Carta Orgánica del Banco Central o incluso la renacionalización de YPF, son leyes profundamente estructurales, de esas que hacen a los cimientos del Estado Argentino. Son metas que todas las fuerzas que constituimos el Frente para la Victoria tenemos casi desde nuestra fundación.

¿Cuál puede ser la agenda para lo que resta del año?

La reforma al Código Civil sin lugar a dudas agrega desde lo normativo otro de estos cambios estructurales. Y otro tema que creo que será de mucha repercusión es las modificaciones relativas al consumo de drogas y la atención del Estado a los adictos: la idea es tratar en forma integral tanto la despenalización como un plan de atención para los usuarios y tener un registro preciso de los centros disponibles para los tratamientos.

¿Es optimista con la aprobación de la despenalización del consumo de drogas?

Tengo entendido que se va a llegar a un dictamen de consenso en Diputados. Pero esto es sólo un arista, repito: la idea es que no recaiga todo el peso represivo del Estado sobre el pibe que es adicto o la joven que es mula, que se deje de atacar al que es también víctima.

¿Y cómo es la relación con Daniel Scioli, especialmente después de los últimos cortocircuitos?

Yo no los llamaría cortocircuitos, a decir verdad. Son el resultado de la aplicación de dos modos de hacer política completamente distintos. En seguridad, por ejemplo, la política del gobernador y su ministro Ricardo Casal claramente no ha dado resultados: deshizo lo hecho por León Arslanian y empeoró los índices de inseguridad. Esto es totalmente opuesto a lo que desde la Nación lleva adelante la ministra Nilda Garré: una política destinada a mejorar la seguridad pero por otras vías, con mayor inserción social, más seguridad y aplicando mano dura donde realmente debe haber, que es con los uniformados que cometen delitos. Recientemente, en ese contexto, se terminó de reglamentar una ley de mi autoría sobre la obligatoriedad de tener un servicio de enseñanza completo en las cárceles, que ya se está ejecutando en algunas provincias.

En las últimas semanas, a este eje histórico de la seguridad se le sumó la acusación de mal administrador. ¿Es así?

Aquí hay que separar dos temas. Porque por un lado hay un tema de fondo que no se puede soslayar y es el injusto reparto por la coparticipación. La provincia de Buenos Aires es la que más aporta y la que menos recibe en proporción. Pero es algo que hay que cambiar, hasta constitucionalmente diría, para que no se repita este esquema en el cual una sola provincia casi puede tener derecho a veto en los cambios, lo que dificulta mucho un nuevo esquema. Ahora bien, a este tema se le suma algo claro: que Daniel Scioli administra mal. Esta es la primera vez que no se pueden pagar los aguinaldos desde la época de los patacones. Y eso es su culpa, más allá de la otra cuestión estructural.

¿Tan grandes son las diferencias hoy entre Scioli y el kirchnerismo?

En el peronismo, históricamente, tanto los gobernadores como los representantes gremiales se tienen que subordinar a la conducción nacional. Necesitamos esa disciplina, no pueden salir todos a querer mostrar autonomía plena desde sus provincias como si esto fuera España. Scioli debería tomar nota y mejorar su manera de gestionar, cambiar ministros, entre otras cosas. Porque hoy su manejo no sólo no le trae beneficios a la provincia sino que además le trae muchos problemas al Gobierno Nacional que tiene que salir a auxiliarlo. Pero por ahora no da señales de tener intenciones de rectificarse: sigue pensando como figura mediática asociado a grandes grupos de poder que anhelan su candidatura.

(De la edición impresa)

En esta nota

últimas noticias

Lee también