dom 27 Nov

BUE 28°C

dom 27 Nov

BUE 28°C

Tumini: “Hemos logrado unir a todas las fuerzas progresistas”

03-07-2013
Compartir

Entrevista a Humberto Tumini, precandidato a diputado nacional

¿Cómo definiría a UNEN: un frente electoral, una alianza de partidos, un acuerdo entre dirigentes?

Es una alianza entre partidos y dirigentes progresistas de la ciudad de Buenos Aires. Es una combinación. Son siete partidos y, a su vez, hay dirigentes que no conforman esos partidos, como el caso de Alfonso Prat-Gay. Yo la ubicaría en el marco de un pensamiento progresista para la ciudad de Buenos Aires. Es un espacio amplio pues no todos pensamos lo mismo.

¿Van a hacer campaña contra el macrismo, el kirchnerismo o a ambos?

Vamos a hacer campaña a favor de nosotros, lo cual implica una posición crítica tanto frente al Gobierno de la Ciudad como con el nacional. Nuestra expectativa es que esta fuerza progresista se constituya en una nueva mayoría este año, y se encamine a gobernar la ciudad a partir de 2015.

Aliados del FAP, como Unidad Popular, se han alejado del espacio. Ustedes, en cambio, se han quedado. ¿Por qué? Son ellos los que se apartaron de una estrategia política que nosotros diseñamos en el 2011 en el marco del FAP. ¿Cuál es el modelo que pregonó el FAP en 2011 con la participación de De Gennaro y Lozano?

El de Santa Fe, provincia que gobiernan los socialistas junto a los radicales y la Coalición Cívica. Es la misma alianza que hemos hecho en la ciudad ahora. No es que nosotros, de buenas a primeras, nos acercamos al radicalismo. Lo único novedoso que hicimos ahora es llevar este esquema a la mayor cantidad de distritos posibles. Es difícil entender qué vieron de malo De Gennaro y Lozano en esta alianza que gobierna Rosario desde hace veinte años y la provincia de Santa Fe hace cinco. Estamos juntos ahora en la ciudad y también en la provincia. En total, este frente se ha consagrado en dieciséis provincias. Hay que preguntarles a ellos por qué se fueron.

¿Estas elecciones forman parte del mismo ciclo político que las del 2015?

Creemos que sí. Por eso, la estrategia es sumar a todas las fuerzas progresistas y democráticas del país con la perspectiva del 2013 y también del 2015. Todo indica que el kirchnerismo finaliza su ciclo en 2015 y el gran debate es hacia dónde va el país. Nosotros queremos ser la opción progresista. En cambio, los factores de poder que se nuclean en parte en el kirchnerismo, el peronismo disidente y el PRO creen que el país debe ir hacia una opción de centroderecha. Nosotros queremos empezar a gestar este año, pero mirando al 2015, una opción de salida progresista al ciclo kirchnerista. UNEN es la pata porteña de esta estrategia.

Van a abrir el juego al electorado para que decida cómo se conformarán las listas. Más allá de sus propuestas, ¿cree que será valorada esa actitud?

Una gran parte de la sociedad nos pedía que nos uniéramos y presentáramos una opción política, ya sea con una lista única, como en la provincia, o en internas abiertas, como en la Capital. Ambos métodos apuntan a lo mismo. Cuando nos propusimos juntar a todas las fuerzas progresistas de la ciudad a fines de 2012 dijimos que, si había diferencias de candidaturas, podríamos utilizar las internas. Ese no podía ser un motivo de división. En sí mismo, ir a internas no es valorable. Lo que es valorable es impedir la división, ya sea vía internas o una lista única.

Las alianzas en la Argentina nacen viciadas de sospechas y siempre se especula con que se romperán pronto. ¿Ustedes se mantendrán unidos?

A veces me enojo cuando me formulan esa pregunta. Pero no porque desconozca la historia de este país y los problemas que han tenido otras construcciones políticas, sino porque muchas veces tiene una intencionalidad política. Hace siete meses que me vienen preguntando si nos vamos a unir y, ahora que nos unimos, nos preguntan si nos vamos a mantener. Hay una clara inten cionalidad política en esas preguntas. Además, vivimos en una sociedad plural. ¿O acaso el kirchnerismo o el peronismo disidente no tienen divisiones y pujas también? Además de la voluntad de los integrantes, el manual político indica que los buenos resultados refuerzan las uniones y a eso apuntamos en la ciudad. No nos vamos a dividir.

¿Van a confluir en un interbloque común a partir de 2014 o cada uno irá a su bloque de pertenencia?

En el 80% de las votaciones de los últimos dos años, todo este espacio votó de la misma manera. El problema en el Congreso no es que este espacio no vote junto, sino que en 2012- 2013 el Gobierno tuvo mayoría en las dos cámaras. El oficialismo trató y aprobó las leyes que quiso y, por eso, el primer desafío es cambiar el juego de fuerzas en el Congreso.

Una pregunta más estructural. ¿Ahora hay más posibilidades de plantear una propuesta progresista que en 2007, cuando Libres del Sur todavía era parte de la coalición oficial?

En 2007, todavía existían todas las condiciones para que el Gobierno terminara de realizar una transformación profunda. Era difícil imaginar, por ese entonces, que otro gobierno pudiera llevar a cabo esa transformación. Pero el Gobierno tomó un rumbo inadecuado y agotó ese proceso, y hoy se revelan el agotamiento económico y social, y se aproxima el político. En lo económico, el agotamiento es claro: la inflación se fue incrementando, se estancaron el empleo y la inversión, la pobreza se mantuvo en niveles altos e incluso comenzó a subir en los últimos tiempos y empezamos a tener problemas en el sector externo. Desde 2007 hasta ahora, el kirchnerismo agotó sus posibilidades de ser progresista, y no por falta de condiciones, si no por su propia voluntad.

O sea que no se arrepienten de haberse abierto de la coalición oficial.

No, para nada, así como tampoco nos arrepentimos de haberlo apoyado cuando existían las condiciones de hacer una transformación progresista. Nos alejamos cuando vimos que no iban a avanzar en ese camino, más allá de que hayan tomado algunas medidas progresistas desde entonces. Lo que vimos desde 2007 fue más conservador que progresista.

Usted habló del 2015, que será el punto cúlmine del proceso electoral que comienza este año. ¿Binner sigue siendo la mejor opción para ustedes?

Falta mucho, pero nosotros creemos que sigue siendo la mejor opción si queremos un cambio progresista. Creemos que el FAP debe ser un puntal importante de esa opción en 2015, aun cuando algunos integrantes del espacio, como De Gennaro y Lozano, hayan decidido embarcarse en proyectos testimoniales. Eso se lo deberían dejar a Altamira. Ojalá vuelvan. Bueno hubiera sido bueno que se hubieran quedado para dar esta dura batalla con nosotros.

En esta nota

últimas noticias

Lee también