jue 21 Oct

BUE 16°C

jue 21 Oct

BUE 16°C

Urtubey revalidó su hegemonía en Salta

jmu
19-05-2015
Compartir

(Columna de Facundo Matos)

El gobernador del FpV se impuso en los 23 departamentos de la provincia, con una diferencia de más de 50 puntos en algunos de ellos.

Tal como había sucedido en las primarias abiertas, Juan Manuel Urtubey (FpV) se impuso ante su principal competidor, el ex gobernador Juan Carlos Romero, por más de 20 puntos de diferencia, al obtener el 51,22% de los votos, contra el 30,6%. De este modo, consiguió la re-reelección y gobernará hasta 2019, como lo viene haciendo desde 2007. En las PASO del 12 de abril, Urtubey había obtenido el 47% de los votos, cuatro menos que en las generales, mientras que Romero había sumado el 33%, cuatro puntos por encima que este domingo. De esta manera, los resultados de las elecciones generales volvieron a premiar al ganador de las PASO, tal como viene sucediendo desde la implementación del sistema de primarias tanto a nivel nacional como en las provincias. En cambio, la novedad estuvo en que la supremacía del FpV se dio en todos los departamentos, incluida la capital provincial, que era donde más dificultades solía tener el oficialismo. El fuerte de la fórmula encabezada por el actual mandatario y secundada por el intendente de la capital provincial Miguel Isa, volvieron a ser los departamentos de menor poder adquisitivo, donde en algunos casos, la diferencia superó incluso el 50%. Por caso, en Rivadavia el escrutinio arrojó un 83% para el Urtubey-Isa contra un 9,7% para Romero Olmedo; en Anta, 72 contra 19,7%; y en San Martín, 66 contra 18%. No obstante, el peso de la capital provincial ?que concentra el 42% del padrón electoral de la provincia? permitió que el binomio que comparten Juan Carlos Romero y el Alfredo Olmedo redujera la distancia a 20 puntos. Así todo, Urtubey ganó también en la capital y aledaños. La selección de los candidatos a vicegobernador por parte de uno y otro, obedeció principalmente a una compensación geográfica. Romero, fuerte en la capital provincial, buscó en el ex diputado Alfredo Olmedo la posibilidad de sumar votos en algunos departamentos de menor poder adquisitivo del norte, mientras que el candidato del FpV, sin peso en la capital provincial, eligió como aspirante a vice al intendente de Salta capital, Miguel Isa. Pero la estrategia resultó más fructífera en el caso de Urtubey. Pese a que en 2013 Olmedo y Romero habían competido por separado, dividiendo el voto opositor, en varios departamentos (como Orán, Anta o Rivadavia), el FpV sacó mejores resultados en estas elecciones que en las de 2013. En tanto, en Salta capital, el oficialismo provincial revirtió su déficit al cosechar el 38,58% de los votos, un punto más que el Frente Romero+Olmedo, que obtuvo 37,12%. En los departamentos lindantes de Cerrillos, La Caldera y Rosario de Lerma, que también suelen ser un bastión complicado para el oficialismo provincial, el FpV también se impuso, 46 a 38%, 44 a 37% y 52 a 35%, respectivamente. Por otro lado, quien festejó fue Sergio Massa. La pelea por la intendencia de la capital provincial quedó en manos del Frente Romero+Olmedo bajo la figura del massista Gustavo Sáenz, que le había ganado en primarias abiertas al macrista Guillermo Durand Cornejo, única figura que tiene el PRO en la provincia. Atrás quedó esta vez el peronista Javier David. Por su parte, el Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT) ratificó las buenas elecciones que viene haciendo desde 2013 en Salta, y más específicamente en la capital. Su candidato a intendente, Pablo López, volvió a quedarse con el tercer lugar con el 12,5%. Para la categoría de gobernador, el diputado provincial Claudio Del Plá logró el 6,2%. De este modo, aunque cayó con respecto a las PASO (en las que había alcanza do un histórico 7,24%), Salta sigue siendo ?junto a Mendoza- uno de los bastiones electorales de la izquierda. En tanto, la Unión Cívica Radical volvió a quedar muy lejos de los dos primeros, con apenas 8,2% de los votos. Sin embargo, en el radicalismo ven a su candidato a gobernador Miguel Nanni como una figura con futuro esperanzador dentro del partido. PROYECCION NACIONAL Meses después de haber abandonado su intención de ser precandidato presidencial, Urtubey vuelve a esperanzarse con un salto a la política nacional. En entrevistas que brindó después de su triunfo, ratificó que quiere ser Presidente en 2019, aunque aseguró que trabajará para que este año gane un peronista. En tanto, con la única ausencia del gobernador bonaerense Daniel Scioli, funcionarios, candidatos y dirigentes de primera plana del kirchnerismo se acercaron a Salta a festejar la victoria de Urtubey. Estuvieron, entre otros, el ministro del Interior y del Transporte y precandidato presidencial Florencio Randazzo; el secretario general de Presidencia, Eduardo De Pedro; el secretario de Legal y Técnica, Carlos Zannini; el presidente de la Cámara de Diputados y aspirante a la gobernación bonaerense Julián Domínguez; y Aníbal Fernández, también precandidato para suceder a Scioli. Aunque algunos funcionarios destacaron la victoria como “un triunfo del proyecto” y como una prueba de la competitividad del oficialismo en las urnas, evitaron transpolar los resultados locales a los nacionales, ya que en los próximos meses se elegirán autoridades en varios distritos en los cuales el FpV no tiene posibilidades de ganar. Entre ellas, cuatro de los cinco distritos más grandes del país: Córdoba, Santa Fe, Mendoza y la ciudad de Buenos Aires. De todos modos, lo que están mostrando las elecciones provinciales es que las dinámicas locales prevalecen por sobre la tendencia nacional. En Mendoza se impuso el radicalismo en las PASO y lo haría nuevamente en las generales; en las primarias de Santa Fe y la ciudad de Buenos Aires triunfó el PRO; Neuquén eligió un gobernador del MPN, un partido local; y en Salta, triunfó ampliamente el FpV.

En esta nota