mar 07 Dic

BUE 27°C

mar 07 Dic

BUE 27°C

Clave

Elecciones en Argentina: una vez más, la tecnología facilitó un escrutinio provisorio rápido y confiable

Se han dado algunos avances en la digitalización, transmisión y consolidación de resultados, pero quedan temas pendientes como la obsolescencia del instrumento de votación

Elecciones en Argentina: una vez más la tecnología facilitó un escrutinio provis
Compartir

A solo tres horas de haber concluido oficialmente la jornada electoral, la Dirección Nacional Electoral (DINE), a través del ministro del Interior, Eduardo de Pedro, anunció públicamente los resultados preliminares del escrutinio con el 80% de los telegramas escrutados a nivel nacional.

Este nuevo récord fue posible gracias a la implementación de más y mejores soluciones tecnológicas que se han añadido progresivamente en las diferentes fases del proceso eleccionario, pero específicamente en las que se relacionan con la digitalización y transmisión de telegramas directamente desde las escuelas.

Desde 1983 se han aplicado diversos métodos para la publicación de los resultados preliminares. En esos años, los telegramas (documento en el que se registran los resultados electorales) eran transmitidos en un primer momento por teléfono y posteriormente, vía fax.   

No fue sino hasta 2017 que la DINE incluyó un conjunto de escáners en 163 sucursales del Correo Argentino a nivel nacional, de manera que, una vez completados los telegramas por los presidentes de las mesas electorales, estos eran remitidos a los Centros de Transmisión Electoral (CTE), donde los agentes del Correo los escaneaban y transmitían a los centros operativos del organismo comicial, para ser totalizados y posteriormente publicados.

Pero sería en 2019 cuando se gestaría la transformación más importante en la historia del sistema de transmisión de datos electorales argentino. Aquel año, la DINE decidió descentralizar este proceso al convertir los centros de votación en Sucursales Electorales Digitales (SED), lo que permitió escanear los telegramas y transmitirlos directamente a los centros de cómputo. 

Un total de 11.000 centros votación, que cuentan con una óptima conexión a Internet, fueron provistos de escáners a cargo del Correo Argentino, mientras que los más de 4.000 centros electorales restantes continuaron aplicando el método anterior de remitir los telegramas a los centros de transmisión, que también aumentaron a 1.130 ese año.

La tecnología para escanear y transmitir desde los centros de votación, permitió que en las PASO de 2021, los primeros resultados preliminares fueran anunciados a las 21:35 horas del domingo 12 de septiembre, con el 60% de las mesas escrutadas. 

El organismo electoral también puso a disposición de la ciudadanía una aplicación a través de la cual pudo seguirse la carga de los resultados en tiempo real.

Haciendo una comparativa entre las PASO y las generales de 2021, podemos constatar que en la última se registró un aumento del 20% de telegramas escrutados a la hora de anunciar los primeros resultados (en las PASO se anunciaron a las 21:30 y en las generales a las 21:00). 

Esto supone, además de un nuevo logro para el sistema de procesamiento de resultados preliminares, una garantía de certidumbre en los resultados en un contexto político especialmente incierto.

A pesar de estas mejoras, todavía queda camino por recorrer. El sistema electoral de Argentina sigue anclado al Siglo XX. Se vota con la misma boleta partidaria con la que se votaba hace 10, 20 o 30 años, y que permite una serie de irregularidades (como la que se registró en el escrutinio de La Rioja) que se eliminarían con la implementación de una boleta única papel o electrónica. 

Se han dado algunos avances en la digitalización, transmisión y consolidación de resultados, y otros más pequeños en el registro y autenticación biométrica de votantes. Sin embargo, quedan temas como la obsolescencia del instrumento de votación o el voto para los residentes en el exterior, que se podría facilitar avanzando a tecnologías de voto por Internet, como la de Estonia

Pese a que todavía quedan muchos retos por superar a nivel de legislación y operación electoral, hoy podemos decir que Argentina ya ha emprendido un viaje con pasos concretos en su camino hacia la modernización electoral.

En esta nota