mie 30 Nov

BUE 27°C

mie 30 Nov

BUE 27°C

Hacer República
Debates

Hacer República

Todas las gestiones políticas suelen hacer propaganda más que dar a conocer. Difunden, subjetivamente, la información por encima de ponerla, de modo transparente y en lenguaje claro, en las manos de la ciudadanía.

09-11-2022
Compartir

Por Hernán Caram (*) y Federico Recagno (**)

Hay palabras en el idioma español que por su cacofonía (tener sílabas semejantes en su construcción) no conviene escribir o pronunciar juntas: "parece y aparece", "tigre y trigo", "deber de ver".

Con algunas de ellas pueden armarse dificultosos trabalenguas, frases hechas para nuestro error oral. 

Algunos de estos vocablos pueden poseer el mismo origen, igual etimología, y otros, aunque parecidos, provienen de diferentes raíces. 

Esto último sucede con "público" y "pueblo". Pueblo proviene de "populus" (latín) y se refiere al conjunto de ciudadanos. De él derivan, poblar, población y el actualmente popular populismo. 

Público surge de "publicus" (latín), se refiere a lo oficial y proceden, publicar, publicidad, publicación, etcétera.

No es igual una clase pública que una clase popular o una obra pública que popular. 

La idea de este escrito es ocuparnos de lo público, lo que hace al funcionario, a la administración, al cargo, a la deuda, al sector, a la información.

El adjetivo público (oficial) se hará presente a lo largo de varias de las siguientes oraciones.

Desde Fundación Éforo, a través de la información pública, oficial y disponible, nos proponemos, en esta oportunidad, identificar la dimensión de recursos que destina la Administración Pública Nacional (APN) en concepto de Publicidad y Propaganda [1]. 

Entendemos que la publicidad y la propaganda oficial son instrumentos esenciales para hacer más cercana la comunicación entre ciudadanía y gobiernos, facilitar el acceso a la información oficial y consolidar la rendición de cuentas como parte de la gestión pública. 

Considerando el año 2021 para el análisis, podemos identificar que [2]:

  • Las erogaciones en Publicidad y Propaganda representaron $6.377 millones. Equivalente a un gasto diario de $17.4 millones.
  • A su vez, el nivel de ejecución alcanzó el 95% del presupuesto vigente ($6.732 millones).
  • Y en lo que va de 2022 [3], se lleva ejecutado $6.389 millones.

Para visualizar la dimensión de los recursos asignados a "Publicidad y Propaganda" vamos a establecer equivalencias con otros gastos ejecutados en 2021 a nivel ministerial, por programa, etcétera:

  • Representó el 39% del total ejecutado por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible ($16.235 millones vs. $6.377 millones)
  • Aproximadamente 59% de lo ejecutado en Publicidad y Propaganda equivale a todo lo destinado al Indec durante 2021 ($3.805 millones vs. $6.377 millones).
  • Representó casi cinco veces más que lo efectivamente se destinó a la Defensoría del Pueblo de la Nación ($1.356 millones vs $6.377 millones).

Si analizamos cómo se distribuyó por jurisdicción/ministerio encontramos que prácticamente el 80% de lo ejecutado se concentró en Jefatura de Gabinete de Ministros (57%), Ministerio de Obras Públicas (12%) y, por último, Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social (11%).

En el caso de la Jefatura de Gabinete de Ministros, la totalidad de las erogaciones en Publicidad y Propaganda corresponden a la Secretaría de Medios y Comunicación Pública.

Dicha secretaría tiene como función la comunicación de las actividades del Sector Público Nacional, de los actos del gobierno central y desempeña un rol clave en la relación institucional con los medios de comunicación en general con la APN. Encargada del diseño, implementación y planificación de las distintas campañas de comunicación emprendidas por el Estado Nacional, realiza, en definitiva, las acciones que comprenden la política comunicacional del Estado nacional.

En la página oficial de la Secretaría de Medios y Comunicación Públicase encuentra disponible el informe "Publicidad Oficial 2021-2022"El período de corte abarcado es el comprendido entre 1 de Septiembre 2021 y 30 de Abril 2022 y se destaca que:

  • La publicidad oficial se distribuyó entre 2.842 medios, de los cuales, prácticamente, el 70% corresponden a los medios de comunicación digital y Radio FM (38% y 32%, respectivamente)
  • El monto total de recursos asignados a Publicidad y Propaganda, que abarca dos ejercicios presupuestarios distintos (2021-2022), sumó $8.679 millones (vs $7.563 millones en el período anterior, que abarcó desde el 1 de diciembre de 2020 hasta 31 de agosto 2021).
  • Y del total de recursos distribuidos entre los distintos medios de comunicación, en el periodo 2021-2022, el 42% se destinó entre sitios web y TV cable (22% y 20%, respectivamente).

En el reciente Presupuesto 2023, enviado en el último mes de septiembre, el programa de mayor volumen de recursos de la Secretaría de Medios y Comunicación Pública, Prensa y Difusión de Actos de Gobierno (Programa 74), asigna a la partida Publicidad y Propaganda un crédito inicial de $16.736 millones para todo el año. A octubre del 2022, el mismo programa ejecutó $5.683 millones (38% del presupuesto vigente).

En julio de 2021, la Auditoría General de la Nación (AGN) aprobó un informe en el que se analizó la gestión en la asignación de la publicidad oficial para el año 2017 y el primer trimestre de 2018. La AGN se propuso evaluar las acciones desarrolladas por la Secretaría de Medios y Comunicación Pública  "en relación a las estrategias de comunicación directa y vínculo con el ciudadano, mediante redes sociales y otras formas de comunicación electrónica".

El informe puntualiza que la Resolución SCP 247-E/16 establece una serie de criterios objetivos para la asignación y distribución de la pauta oficial, como el alcance de difusión y circulación del medio, pertinencia del mensaje, fomento del federalismo y de la pluralidad  de voces, entre otros.

Sin embargo, entre algunas de las observaciones que detalló la AGN, se identificó la ausencia de documentación que acredite el cumplimiento de los criterios objetivos para la asignación de partidas a las distintas publicaciones y/o medios por campaña, a fin de garantizar el derecho a la libertad de expresión.

A su vez, como observación final se destacó que los hallazgos presentados en este último informe son similares a los comunicados en dos auditorías previas realizadas en los años 2009 y 2013. Es decir que, luego de transcurridos prácticamente diez años, se presentaron tres informes sobre el mismo programa y los problemas persisten a través de las distintas  gestiones de gobierno. 

La publicidad, lo público y el pueblo se relacionan, más allá de la similitud de sus letras.

Lo público, lo oficial, es lo que está o debe estar "a la vista de todos", es decir, al alcance de la población.

Todas las gestiones políticas, suelen hacer propaganda más que dar a conocer. Difunden, subjetivamente, la información por encima de ponerla, de modo transparente y en lenguaje claro, en las manos de la ciudadanía.

Es hora de dejar de hacer mensajes indescifrables e incomprensibles. Basta de trabalenguas y confusión de ideas y que la publicidad de la gestión pública pueble las publicaciones que llegan al pueblo. Hagamos república.

 

(*) Investigador

(**) Presidente de Fundación Éforo


 

[1] Según el Manual de Clasificaciones Presupuestarias para el Sector Público Nacional (Sexta Edición Actualizada), el concepto Publicidad y Propaganda refiere "Gastos en conceptos de publicidad y propaganda por medio de radiodifusoras, televisión, cines, teatros, periódicos, revistas, folletos, carteles, entre otros. Incluye los contratos con las agencias publicitarias y productoras cinematográficas y televisivas". 

[2] Los datos utilizados corresponden a la información publicada en Presupuesto Abierto

[3] Última actualización de datos al 03/10/22

Lee también