dom 21 Abr

BUE 19°C

Mal pero no tan mal

La performance predictiva de las encuestas

¿Cómo les fue a las encuestas electorales en las PASO?

Elementos a tener en cuenta antes de juzgar a las encuestas.
Elementos a tener en cuenta antes de juzgar a las encuestas.
Guido Moscoso 21 agosto de 2023

Luego de cada elección, cada vez con mayor frecuencia y virulencia, las encuestas son fuertemente cuestionadas por su aparente falta de precisión para predecir resultadoselectorales. Al menos desde hace 30 años periodistas y comentaristas dedican buena parte de los análisispostelectorales a reflexionar sobre el "fracaso de las encuestas". Sin embargo, los estudios académicos que evalúan el desempeño de los sondeos arrojan resultados sorprendentes: las predicciones electorales son mucho más acertadas de lo que el sentido común supone.

Para el caso argentino, Daniel Cabrera analizó cerca de 400 encuestas publicadas en los principales medios gráficos entre 1985 y 2015, demostrando que las predicciones electorales registran entre el 70 y el 80% de efectividad. Por otro lado, a nivel internacional, considerando más de 30.000 sondeos de 45 países entre 1942 y 2017, W. Jennings y C. Wlezien observan que en promedio las encuestas solo tienen un error de cerca de 2 puntos porcentuales al comparar sus pronósticos con los resultados electorales.

Siguiendo esta agenda de investigación, y con el objetivo de entender la capacidad predictiva de las encuestas para los resultados de las PASO de agosto, esta nota analiza 174 estimaciones electorales provenientes de 20 encuestas publicadas en medios gráficos durante la pasada campaña electoral, cuyas fichas técnicas fueron reportadas ante la Cámara Nacional Electoral en el Registro de Empresas de Encuestas y Sondeos de Opinión, según lo que indica la ley 26.215.

Las estimaciones consideran la intención de voto por agrupación política con el agregado del voto en blanco. De esta manera, por cada encuesta, se registraron siete estimaciones de intención de voto referidas al Frente de Izquierda, Hacemos por Nuestro País, Juntos por el Cambio, La Libertad Avanza, Unión por la Patria, otras agrupaciones (las que no superaron el umbral de las PASO) y el ya mencionado voto en blanco.

Particularmente, se analizan tres indicadores que permiten reconstruir la performance predictiva de las encuestas. Primero, el acierto de cada estimación para cada agrupación política, que mide si el pronóstico de intención de voto efectuado coincidió o no con el resultado electoral, lógicamente considerando el margen de error reportado para cada encuesta. Segundo, el acierto de cada estimación para la ubicación obtenida por cada agrupación política, que registra si el pronóstico efectuado coincide o no con la ubicación real del partido en la elección. Por último, el error absoluto entendido como la distancia entre elporcentaje de votos obtenido por cada agrupación y la estimación de la encuesta, expresado en puntos porcentuales y sin considerar el signo positivo o negativo de dicha distancia.

Una aclaración importante. No todas las encuestas publicadas en los medios de comunicación son las que efectivamente se llevan a cabo. Hay que tener presente que tanto los promedios o agregaciones de encuestas que se realizan antes de las elecciones como los análisis de la efectividad de los sondeos posteriores a los comicios, solo tienen en cuenta lo que efectivamente se publica pero no todo lo que se hace (y no se difunde públicamente). Por caso, durante la última campaña las consultoras de mayor trayectoria, y presumiblemente con mayores recursos, no dieron a conocer los resultados de sus investigaciones.

Entonces, ¿cómo les fue a las encuestas electorales en las PASO? A nivel general, como muestra la Tabla 1, algo más de la mitad de las estimaciones fueron acertadas, al tiempo que el error promedio fue bajo, cercano a los 3 puntos. Sin embargo, el acierto en las ubicaciones no alcanzó un buen desempeño. Solo 3 de cada 10 pronósticos pudieron predecir correctamente el posicionamiento de las distintas fuerzas políticas en función de los votos obtenidos. Mientras que el promedio de encuestas daba cierta ventaja para Juntos por el Cambio, finalmente La Libertad Avanza terminó ocupando el primer lugar en las PASO.

Tabla 1

Estimaciones, aciertos y errores de las encuestas electorales, PASO 2023.

.
 

1 Resultados según el escrutinio provisorio.

2 Se excluyen las estimaciones para otras agrupaciones y el voto en blanco.

Fuente: elaboración propia en base al Registro de Empresas de Encuestas y Sondeos de Opinión de la Cámara Nacional Electoral (PASO 2023).

 

Al desglosar el análisis por agrupación política se observa un alto nivel de acierto, con bajos errores promedio, solo para los partidos minoritarios, incluyendo la sumatoria de todos aquellos que no superaron el umbral de las PASO y también para el voto en blanco. Por ejemplo, más del 90% de las estimaciones para la candidatura de Juan Schiarettiy para el FIT fueron correctas. La performance de las estimaciones para La Libertad Avanza, Juntos por el Cambio y Unión por la Patria fue pobre, sobre todo al analizar el acierto en las ubicaciones. Solo el 4% de las estimaciones sobre el resultado y la ubicación de la candidatura de Javier Milei fueron acertadas, con un elevado error promedio de casi 8 puntos. Algo similarocurre en el caso de Juntos por el Cambio y Unión por la Patria, aunque Milei fue subrepresentado por las encuestasmientras que las otras agrupaciones mencionadas fueron sobrerepresentadas.

En forma sorprendente, las encuestas fueron más precisas al momento captar preferencias electorales minoritarias, menos frecuentes, habitualmente mucho más complejas de estimar. Este hallazgo habilita una interpretación para dar cuenta de la poca exactitud evidenciada para predecir el voto por las opciones electorales mayoritarias en estas elecciones.

Es probable que los votantes del Frente de Izquierda, de Hacemos por Nuestro País y de las otras agrupaciones que no superaron el umbral hayan tenido preferencias electorales más estables, con un voto más decidido en el tiempo, por ende menos permeables a la coyuntura de la campaña electoral. Una porción importante de los votantes del oficialismo, JxC o Milei, en cambio, fueron modificando su voto en el tiempo, sobre todo en función de la coyuntura más inmediata.

Así, durante la semana previa al día de la elección, en un clima tenso y disruptivo debido al salto abrupto en la cotización del dólar paralelo y a distintos hechos violentos de inseguridad, se terminó de definir el voto de buena parte del electorado más volátil. Esta definición terminó favoreciendo a J. Milei y perjudicando a las agrupaciones tradicionales. Este movimiento no pudo haber sido previsto, al menos en su totalidad, por las estimaciones de las encuestas aquí analizadas, dado que las últimas publicaciones datan del 5 de agosto, en consonancia con elinicio de la veda electoral y la prohibición de difusión de sondeos.

Las encuestas estuvieron en lo cierto cuando en mayo reflejaban un escenario de tercios muy parejo, escenario que pareció relajarse durante la campaña electoral, y que luego en los últimos días previos a la elección volvió a configurarse. En este sentido, buena parte de la bibliografía académica sobre comportamiento electoral resalta la relevancia de los factores de corto plazo al momento de explicar el voto, además de la dificultad que implica prever la conducta de electorados dinámicos.

Ahora bien, más allá del desempeño general de los pronósticos, ¿existen ciertas características metodológicas de las encuestas que puedan generar estimaciones electorales más precisas? Para responder esta pregunta se sistematizó la información provista por las fichas técnicas de los estudios relevados, identificando cuatroindicadores: el tipo de encuesta, el tipo de interacción dentro de la dinámica de la encuesta, el tamaño de la muestra y la fecha del trabajo de campo.Lamentablemente, las fichas técnicas no proporcionan información detallada sobre las características del tipo de muestro utilizado en cada sondeo, elemento clave para evaluar la calidad de una encuesta. Los resultados se presentan en la Tabla 2.

Tabla 2

Acierto y error promedio absoluto de las estimaciones electorales según características de las encuestas, PASO 2023

.
 

1 Se excluye el tipo de encuesta mixta, que combina encuestas autoadministradas con encuestas con encuestador.

Fuente: elaboración propia en base al Registro de Empresas de Encuestas y Sondeos de Opinión de la Cámara Nacional Electoral (PASO 2023).

 

Primero, en relación al tipo de encuesta no parece haber resultados concluyentes, especialmente porque buena parte de las estimaciones, el 64%, proviene de encuestas online. En función del error promedio parecería que los sondeos telefónicos son más imprecisos, mientras que los abordajes mixtos presentan una mayor proporción de aciertos. Luego, al considerar el tipo de interacción, no se presentandiferencias significativas entre las encuestas con encuestador y sin encuestador. En tercer lugar, las muestras de mayor tamaño, en comparación, generan menos aciertos que las muestras más pequeñas aunque su error promedio es similar. Muchas veces se decide diseñar muestras más grandes, incluir a más personas en un sondeo, con el objetivo de ganar precisión, pero en función de estos resultados su efecto sobre las estimaciones parece ser limitado. Por último, en sintonía con lo que indica buena parte de la literatura sobre el tema, cuanto más cerca de la fecha de la elección se encuentren, más acertados son los pronósticos electorales. Hay un mayor porcentaje de aciertos y menor error promedio en las encuestas publicadas luego del 28 de julio, una semana antes de entrar en la veda electoral.

Recapitulando, cada vez que las encuestas sean cuestionadas es importante recordar que su valor reside en su capacidad para señalar tendencias y posibles resultados, más que en la precisión absoluta de sus predicciones. Aunque conllevan limitaciones y desafíos inherentes, los sondeos en tanto herramientas brindan una visión considerablemente atinada de los escenarios electorales. En el caso de las elecciones PASO en Argentina, este análisis pone de manifiesto que las encuestas han demostrado ser más acertadas de lo que el clima de escepticismo reinante sugiere. Sin embargo, aquí también se subrayó la dificultad que han tenido los sondeos para captar el voto a las fuerzas políticas mayoritarias, especialmente para estimar al ganador. En términos metodológicos, si bien no se presentan hallazgos concluyentes, las encuestas de abordaje mixto, las muestras de menor tamaño y aquellas realizadas más cerca de la fecha de la elección parecen presentar mayores aciertos y precisión.

En esta nota

Lee también