lun 22 Jul

BUE 12°C

Pacto de Mayo

La verdad en disputa

Javier Milei dió su primer discurso frente a la Asamblea Legislativa con un diagnóstico de veracidad cuestionable, posiciones contradictorias y una llamado a un pacto de lealtad.

Javier Milei frente a la Asamblea Legislativa.
Javier Milei frente a la Asamblea Legislativa. .
04 marzo de 2024

En su versión del "Estado de la Unión", el presidente Javier Milei dio un discurso donde repitió sus consignas electorales, pero ahora sumando su interpretación de las políticas iniciadas el 10 de diciembre. En lo más significativo, resaltó su llamado a un pacto donde se establezca el camino para avanzar hacía 10 puntos innegociables del Gobierno.

Entre oraciones conciliadoras donde afirma que no le importará el pasado de quienes vayan a Córdoba a suscribir los mandamientos oficialistas, también remarcó que quienes no lo acompañen en sus principios son cómplices de los privilegios que causan todos los males del país. La baja tolerancia hacía las diferencias y el ninguneo de la legitimidad del Poder Legislativo fueron constantes, nada sorpresivas, en el discurso del presidente. Milei sigue buscando la polarización con un concepto de "casta", cada vez más reinterpretado.

La política tradicional va dejando de ser el objetivo máximo de las críticas, pasando a los obstáculos más abstractos a su programa de gobierno. Mientras siga existiendo el Congreso y sus atribuciones, Milei seguirá redireccionando sus balas hacía actores de poder con menor poder de veto hacía sus reformas. 

Los privilegios, algunos gobernadores que se transforman en símbolo del gasto público innecesario y los sindicalistas corruptos, comienzan a acaparar las críticas. Este leve cambio discursivo puede ser clave para destrabar una posible mayoría en el Congreso que, en la medida que se mantenga la popularidad del presidente, le permita asegurarse un escudo legislativo.

En la consideración de la opinión pública que no acompañó al peronismo el 22 de octubre del año pasado está el corazón del margen de acción de Milei. Fundamentalmente, porque los sectores políticos de la oposición responsable tienen su estrategia atada a las predicciones sobre la popularidad y al desempeño del gobierno, de cara a las legislativas del 25. Entre ellos, el diálogo del eje Pichetto-Llaryora con la Coalición Cívica y parte del peronismo que acompañó a Massa, está demostrando un dinamismo atípico para una posible alianza de un sector de centro.

La paradoja de este sector es más evidente para el Martín Llaryora, anfitrión forzado del "Pacto de Mayo", gobernador de una provincia que acompañó rotundamente al presidente en la segunda vuelta, pero que fue votado con un discurso peronista tradicional. El cordobés al igual que su colega santafesino, muestran predisposición hacía el consenso aunque en la convocatoria no haya lugar a comentarios, solo adhesiones.

Lee también