jue 13 Jun

BUE 21°C

2023

Las razones detrás del voto: renovación, inflación y apatía

Un sondeo de opinión pública, al margen del cuestionado poder predictivo, nos permite conocer las razones que impulsan el voto.

Guido Moscoso 02 agosto de 2023

Las encuestas electorales tienen un propósito más amplio que solamente estimar la intención de voto de los candidatos; también nos ayudan a comprender su posicionamiento en el electorado. Es decir, por fuera de su cuestionado poder predictivo, un sondeo de opinión pública además nos permite conocer las razones que impulsan el voto a determinado espacio o candidato. Más allá del potencial electoral o la intención de voto que pueda tener cada candidato ¿cuáles son los motivos por los que terminamos votando a quienes votamos?

Con este interrogante en mente, en Opinaia realizamos un estudio especial para conocer los motivos detrás del voto a los principales candidatos a presidente de cara las PASO. En términos generales, independientemente de los candidatos, hoy la ciudadanía vota pensando tanto en una renovación de la clase política como en la gestión de la economía, especialmente en cuanto a controlar la inflación. Este proceso se da en un contexto de apatía y desinterés generalizado, donde uno de los principales motivos para votar es la elección del candidato "menos malo", en una lógica del descarte. 

La baja participación electoral obtenida hasta el momento en varias de las elecciones provinciales de este año puede ser entendida como un indicador de este malestar de la ciudadanía con la política y la clase dirigente, sobre todo cuando la oferta electoral no ofrece candidatos outsiders con un discurso antipolítica.

Dentro de este escenario general, cada candidato en particular presenta un posicionamiento en la opinión pública que lo distingue. En primer lugar, lo que caracteriza el voto por Javier Milei son precisamente los atributos que definen las demandas ciudadanas: su capacidad percibida para controlar la inflación y su promesa de renovación de la política y su dirigencia. En este sentido, el voto por descarte es poco frecuente para el candidato libertario. Es probable que la candidatura presidencial de Milei logre incentivar la participación electoral, justamente al proponer un discurso antipolítica, muy crítico de las instituciones más tradicionales. Si esto es efectivo y cierto, no solo La Libertad Avanza obtendría un mejor posicionamiento que en las elecciones provinciales, sino que también indirectamente se lograría una mayor participación electoral.

Dentro de la interna de Juntos por el Cambio, lo que más caracteriza al voto por Patricia Bullrich es su reputación en materia de seguridad, su aptitud y potencial para combatir el delito. El votante de H. Rodríguez Larreta, en cambio, destaca primeramente su experiencia de gestión como jefe de Gobierno porteño y luego su capacidad para manejar la economía. Al ser opositores al Gobierno nacional, tanto Bullrich como Larreta son asociados con el cambio y la renovación, aunque en menor medida que Milei. Ahora bien, a diferencia del electorado de Bullrich, el votante de Larreta lo termina eligiendo más por descarte que por convicción. La distinción fundamental entre ambos candidatos radica aquí, y este factor puede ser determinante en una interna altamente disputada: el apoyo a Bullrich es más sólido y decidido.

En la interna oficialista de Unión por la Patria, los electores optan por Sergio Massa debido a su habilidad para gestionar la economía, su trayectoria en la administración pública y su capacidad de diálogo y consenso. De alguna manera, se le reconoce haberse hecho cargo de la economía del país en un momento crítico y se confía más en su capacidad a futuro para contralar la inflación que en su desempeño presente. En contraste, con un posicionamiento muy distinto, Juan Grabois atrae votantes por tres motivos principales: ideas y propuestas, renovación de la política, y su honestidad y transparencia.

En una interna ya prácticamente definida, la figura de Grabois aparece en algún punto como complementaria del actual ministro de Economía. El mencionado dirigente social logra mantener dentro del espacio oficialista al electorado kirchnerista más duro, no muy convencido todavía de votar por Massa. De manera similar a la situación con Larreta, el voto por Massa también se basa en una lógica de selección por descarte, optando por el "menos malo".

En resumen, las motivaciones detrás del voto en las elecciones presidenciales de 2023 en Argentina revelan un escenario político complejo, en donde la polarización y la lógica del descarte juegan un papel importante en las preferencias. Los candidatos, en este contexto, se destacan por distintos posicionamientos.

Milei ha captado la atención del electorado con su discurso antipolítica y su promesa de controlar la inflación, atrayendo a votantes que buscan una renovación política. Bullrich pudoconsolidar un apoyo basado en temas de seguridad, con un votante muy convencido, mientras que Massa y Rodríguez Larreta se presentan como candidatos asociados a la experiencia en la gestión y el manejo de la economía, aunque con menor poder de convicción y persuasión.

En esta nota

Lee también