jue 30 Jun

BUE 11°C

jue 30 Jun

BUE 11°C

Escenario

Los halcones del PRO ponen en riesgo a JxC

El Macri liberal en lo económico y confrontativo en el terreno político responde más auténticamente a su forma de pensar

Patricia Bullrich, referente de los halcones, junto a Mauricio Macri.
Patricia Bullrich, referente de los halcones, junto a Mauricio Macri.
Augusto Milano Augusto Milano 09-06-2022
Compartir

Por estar en el Gobierno, la interna del Frente de Todos es la que está más expuesta, pero las diferencias en Juntos por el Cambio son cada vez más explícitas.   

Haber señalado a Hipólito Yrigoyen como el iniciador del populismo en Argentina fue un error de Mauricio Macri, tanto en términos históricos como de actualidad. 

Calificar de populista, un término descalificador en la retórica del Juntos por el Cambio, al primer presidente electo por el voto de los ciudadanos y cuya lucha de años fue por lograr la vigencia de la Constitución es incorrecto.  

Pero más allá de las lecturas históricas, es un error no forzado del expresidente criticar a uno de los fundadores y figura venerada del partido con el que integra una coalición. 

Macri hizo esas afirmaciones en uno de los encuentros liberales a los que concurre asiduamente, en este caso fue en San Pablo y seguramente el auditorio compartió su punto de vista.

Las afirmaciones de Macri fueron duramente cuestionadas por Gerardo Morales no sólo en términos de la verdad histórica sino preguntándose si su intención acaso no es la de romper JxC para  buscar un acuerdo con la extrema derecha. Hasta algunos radicales consideraron exagerada la respuesta de Morales pero, más allá del debate puntual, hay visiones contrapuestas en la oposición.   

Que Macri sostenga que Yrigoyen fue el iniciador del populismo en Argentina es coherente con sus advertencias recientes  los legisladores del PRO de que no debían hacer seguidismo de algunas iniciativas de sus socios radicales. El expresidente parece ahora más liberado de las restricciones que le impuso la Presidencia.  

En 2015, el clima de época era distinto al actual y el “círculo rojo” le aconsejó que siga un camino gradualista. Macri, a la hora de la autocrítica, cree que a su gobierno debió haber avanzado de manera más rápida con los cambios que a su juicio el país necesita.

El Macri con un discurso más liberal en lo económico y más confrontativo en el terreno político responde más auténticamente a su forma de pensar. Cree, por otra parte, que hay un espacio creciente para ese mensaje porque la sociedad estaría cada vez más volcada a la derecha

Las encuestas de comienzos del año que viene dirán si Macri puede volver a ser candidato presidencial o no, pero está claro que quiere participar de la campaña electoral. Para cualquier candidato del PRO sería un aporte porque el expresidente conserva apoyo entre los sectores más duros de la oposición. 

En el PRO ya está lanzada la candidatura presidencial de Horacio Rodríguez Larreta y esta semana Patricia Bullrich presentó una serie de iniciativas y un equipo de colaboradores aunque  no formalizó su postulación. 

Mientras que Rodríguez Larreta apunta a ganar desde el  centro, alrededor de la presidenta del PRO se reúnen todos los halcones del PRO con un discurso que apuesta por la polarización y con propuestas distantes a las que sostiene el grueso de la UCR y por lo tanto disfuncionales para la unidad de la coalición opositora.

Las candidaturas se definirán en primarias, pero si en el PRO predominan las ideas de los halcones, la posibilidad de acordar un programa previo con el resto de los partidos de la coalición parece difícil

Hay incentivos para mantener la unidad de la coalición porque aseguraría un mejor resultado en las elecciones, pero Macri lanzó una certera advertencia sobre el castigo que los votantes podrían darle a JxC si los percibe divididos y con sus diferencias tan expuestas.                                    

Lee también