mie 30 Nov

BUE 27°C

mie 30 Nov

BUE 27°C

Macri

Más que "para qué", las preguntas más interesantes son "por qué" y "cómo"

"Habrá que tomar decisiones drásticas", avisa y agrega que el "buenismo" o el "populismo light" no va más

Las definiciones de Macri pueden ser interpretadas como un sinceramiento de su pensamiento que no pudo plasmar en su gestión de gobierno
Las definiciones de Macri pueden ser interpretadas como un sinceramiento de su pensamiento que no pudo plasmar en su gestión de gobierno ARCHIVO
24-10-2022
Compartir

En su libro Para Qué, Mauricio Macri brinda una interpretación sobre los motivos por los que su gobierno no tuvo los resultados esperados.  

Dentro de Juntos por el Cambio ese debate no está saldado y no todos los integrantes de la coalición tienen la misma lectura sobre el desempeño del gobierno anterior.

Pero lo importante es que de esas distintas interpretaciones derivan diferentes estrategias para enfrentar la próxima campaña electoral y sobre las políticas a poner en marcha en caso de ganar.  

En su libro, Macri relativiza el valor de los acuerdos y afirma que la política tradicional "suele sobrevalorar" los consensos.  Y alerta que los acuerdos pueden significar "la renuncia al cambio".  Esto significa avanzar de entrada con el ideario propio, sin concesiones.

"Habrá que tomar decisiones drásticas ", avisa el expresidente que agrega que el "buenismo" no va más.  

También afirma que habrá que "privatizar o cerrar empresas estatales deficitarias" y la reducción del gasto público "deberá estar en las medidas iniciales" y deja en claro que el "populismo light no es una opción".  

Macri sugiere que a su gobierno no le fue bien porque no avanzó rápido con las reformas necesarias, pero se autoexculpa diciendo que no podía arriesgar "la gobernabilidad con un programa de reformas que no era apoyado por la mayoría de los argentinos".      

Macri viene advirtiendo que, en un próximo gobierno, la estrategia debería ser otra: ir a fondo con las reformas y rápido. 

Las definiciones de Macri pueden ser interpretadas como un sinceramiento de su pensamiento, que no pudo plasmar en su gestión de gobierno.  

Pero también puede ser consecuencia de que percibe un cambio en la sociedad, como reconoce en el libro. Demostró ser un buen lector del clima social en la campaña de 2015 cuando aceptó, en contra de sus convicciones, que no había espacio en la sociedad, por ejemplo, para privatizar lo que se había estatizado durante el kirchnerismo.  

Pero Macri cree que ahora sí hay condiciones para que las reformas tengan un mayor apoyo. 

Pueden existir dos motivos para esa percepción. El primero es que es  probable que un próximo gobierno de JxC reciba una economía peor que la de 2015 y por lo tanto habría una mayor tolerancia social para hacer correcciones drásticas.

Por otra parte, el desempeño de los candidatos libertarios en las últimas elecciones, que por ahora se sostiene en las encuestas sobre intención de voto, daría la pauta de que hay una demanda por cambios profundos en un amplio sector de la sociedad.

Macri, sea o no candidato, busca definir una estrategia de confrontación y polarización que tiene el apoyo de una parte de JxC.  

Pero otro sector de la coalición hace otra lectura y propone un camino diferente: el de los avances graduales, pero sostenidos, en acuerdos políticos amplios. 

Esas visiones tan distintas sobre lo que hay qué hacer explican las tensiones internas dentro de JxC.       

En esta nota

Lee también