sab 10 Dic

BUE 22°C

sab 10 Dic

BUE 22°C

Clave

Elección decisiva: Juntos por el Cambio retiene el kilómetro 0

Marcos Juárez se convirtió por unas semanas en el gran Coliseo argentino donde gladiadores y fieras disputaron un terreno sumamente simbólico para la política nacional

Se repite la historia ocho años después.
Se repite la historia ocho años después.
Juan Manuel Beron Juan Manuel Beron 13-09-2022
Compartir

Lo cierto es que esta localidad cordobesa, ubicada en plena pampa húmeda y con un gran potencial agropecuario y agroindustrial, es la destinada a inaugurar la época de elecciones desde hace varios años debido a que desdobla los comicios para despegarse de las provinciales y nacionales. 

En las elecciones municipales de 2014 la ciudad fue testigo del primer experimento donde UCR y PRO llevaron a la praxis su alianza conocida como “Cambiemos”, quienes sacaron más del 36% de los votos con Pedro Della Rossa como candidato frente al 29% que sacó el candidato elegido por De la Sota, Oscar Fragazzini. De alguna manera, Marcos Juárez fue la ventana que se abrió para dar lugar a la alianza de Cambiemos en todo el país, por eso, en la jerga partidaria, a esta localidad se la conoce como el “kilómetro cero”. 

El 2022 no fue una excepción, y durante varias semanas la contienda electoral generó esperanzas y preocupaciones ante la amenaza de perder el tan anhelado kilómetro cero. 

Luego de 8 años de gestión con Pedro Della Rossa y, ante la imposibilidad de seguir en el poder, era momento de elegir un sucesor, o sucesora en este caso. 

Sara Majorel, quien era Presidenta del concejo de la ciudad fue la elegida para ser la candidata de la alianza en estas elecciones. Esta decisión fue en detrimento de elegir a Verónica Crescente, Secretaria de Gobierno de la municipalidad y una funcionaria reconocida en la ciudad por encargarse del proceso de vacunación en plena pandemia. La inesperada estrategia de Crescente, ante la negativa de ser elegida, fue aliarse con el peronismo provincial y algunos partidos vecinales para conformar una lista propia y presentarse como candidata a intendenta. Vale aclarar que Verónica actualmente está afiliada al PRO de Córdoba y es asambleísta de ese partido.  

La inminente amenaza de Crescente como candidata trajo más que preocupaciones a Juntos por el Cambio al ver que las encuestas la posicionaban como ganadora por más de 5 puntos de diferencia. Ante esta situación, la elección de Marcos Juárez comenzó un proceso de nacionalización para destinar recursos humanos y económicos a la localidad con tal de no perder la capital simbólica que vio nacer a Cambiemos. 

Desde el espacio de Majorel hasta el de Crescente la profesionalización de la comunicación en redes sociales fue un aspecto de más que notorio para sus cuentas personales. Por otro lado, los dirigentes de Juntos por el Cambio iniciaron una especie de estrategia en la que la transferencia de poder y la popularidad fueron elementos claves. Similar a la que aplicaron con las provincias en las elecciones legislativas de 2021, personalidades como Mauricio Macri, Patricia Bullrich, Gerardo Morales, María Eugenia Vidal, Horacio Rodriguez Larreta y Martín Tetaz arribaron a la ciudad las últimas dos semanas antes de la elección para mostrar su apoyo a la candidata predilecta: Majorel. 

El objetivo era más que claro, con las visitas y las recorridas junto a Sara buscarían reducir la brecha existente entre la candidata de Juntos por el Cambio y Verónica Crescente, que hasta la semana antes de la elección se marcaba 5% a favor de la lista impulsada por el peronismo provincial.

En redes sociales, los dirigentes de Juntos que no pudieron estar de manera presencial, se expresaron a favor de Sara Majorel enviando sus videos como muestra de apoyo. El abanico fue abarcativo y amplio y desde Alfredo Cornejo hasta Roberto García Moritan estuvieron presentes. 

Sin embargo, Juan Schiaretti, confiado en las encuestas de diversas consultoras, llegó al cierre de campaña afirmando que desde el primer día de gestión de su candidata comenzaría un plan de transformación para la ciudad con obras públicas. 

Además aseguró que la lista no pertenecía a ningún partido político, dejando en claro el experimento que llevaban a cabo junto con partidos vecinalistas, peronistas y parte del Juntos por el Cambio para ganar la localidad. El resultado de las elecciones del pasado domingo sorprendió a más de un dirigente, dejando a Sara Majorel como ganadora por más del 55% de los votos y otorgándole una vez más, la cábala a Juntos por el Cambio de ganar en Marcos Juárez. La historia se vuelve a repetir 8 años después. 

Esto nos deja un análisis con cuatro claves para entender el escenario político que Córdoba acaba de inaugurar en el ámbito electoral. 

En primer lugar, los resultados de Marcos Juárez fueron totalmente disímiles a lo que las encuestadoras contratadas por ambos espacios estaban previendo. El márgen de error en este caso fue de +-20 puntos, algo extraño. Y en esto se pueden tener en cuenta múltiples factores. La participación esperada rondaba el 75% y terminó siendo del 69% entonces, ¿5 puntos porcentuales de participación pueden cambiar rotundamente el resultado? Por otro lado, desde muchos espacios hicieron énfasis en la operación política de las encuestas, que es una maniobra conocida y que lamentablemente se sigue utilizando. Por último queda por pensar si este gran error de las encuestadoras significa un quiebre en la medición de la opinión pública y nos encontramos ante un escenario que puede replicarse a nivel provincial o nacional y nadie lo anticipó. 

De la mano con este último planteo se relaciona la segunda clave para pensar el resultado de Marcos Juárez. ¿Es la localidad cordobesa una fotografía del escenario que se espera para el 2023? Al menos hace ocho años fue la primicia del arribo de Cambiemos a nivel nacional y es por eso que en la oposición se depositan esperanzas y levantan los ánimos para las presidenciales del año que viene.  

En tercer lugar, Marcos Juárez fue la bocanada de aire que Juntos por el Cambio necesitaba a nivel provincial y nacional para confirmar su unidad ante el abanico político y la sociedad. Ahora queda por pensar si esta contundente victoria limará las asperezas del espacio para fortalecerse y, si en Córdoba, se buscará activar las alarmas sobre posibles dirigentes que crucen al espacio de Schiaretti. En este caso no funcionó, pero no significa que no pueda seguir sucediendo. 

Por último, queda pendiente pensar si la estrategia de Juntos por el Cambio en el ámbito subnacional significó un hecho aislado que penetró la desnacionalización de los partidos a nivel provincial, dejando sin efecto la performance de fuerzas alternativas.  

últimas noticias

Lee también