lun 06 Dic

BUE 19°C

lun 06 Dic

BUE 19°C

Sciolistas y macristas creen que Massa irá perdiendo fuerza

25-07-2014
Compartir

El jueves 24, Daniel Scioli reunió a todos sus colaboradores, segundas y terceras líneas incluidas, en La Plata para darle un nuevo impulso a su campaña para las presidenciales de 2015.

Hasta ahora, disputaba votos con Mauricio Macri y Sergio Massa en el electorado general pero tenía relativamente despejado el camino en las primarias del FpV. Pero puede ser que la irrupción de Florencio Randazzo altere ese panorama porque las encuestas sobre intención de voto comienzan a registrarlo. Una mejora en el servicio ferroviario y el respaldo de Cristina, que aún tiene un sector importante de la sociedad que la apoya, le darán un fuerte impulso, confían los allegados del ministro y reconocen, por lo bajo, en la ciudad de Las Diagonales.

De todas maneras, la demanda social en este momento parece estar en línea con lo que tiene para ofrecer el gobernador bonaerense, esto es, preservar los cambios realizados en los últimos años pero con formas y estilos diferentes. Pero si la situación económica se deteriora, el deseo de cambio puede ser mayor y en ese caso crecen las posibilidades de los candidatos más críticos del Gobierno. Otra alternativa es que haya una mejora sustancial y, consecuentemente, se potencien las posibilidades de quien esté más cerca del Gobierno, que en este caso es Randazzo y no Scioli. No es, hoy, el escenario más probable, pero no debe descartarse.

Los sciolistas creen que el rival a vencer será Macri. A su vez, los macristas creen que su adversario en la segunda vuelta será Scioli. En ambos sectores se supone que Massa irá perdiendo fuerza y que el estancamiento de su candidatura, que reflejan algunas encuestas, se irá profundizando. Algunos encuestadores avalan la idea de que el crecimiento de Macri en los últimos meses fue a expensas de Massa pero otros afirman que ese caudal también está alimentado por quienes tienen cierta simpatía por el FAUnen pero no se sienten atraídos por ninguno de los candidatos presidenciales de esa alianza. De todas maneras, hasta tanto no quede despejado la situación con los fondos buitre se hace difícil diseñar cualquier estrategia electoral porque de acuerdo a como se resuelva el proceso judicial en Nueva York dependerá la marcha de la economía en los próximos meses. Mientras tanto, el apoyo a la Presidenta crece cuando se presenta como la abanderada de la defensa del interés nacional como ocurre en este caso con su cuestionamiento a los fondos buitre.

Además tanto Macri como Scioli tienen responsabilidades de gobierno que pueden ayudar tanto a consolidar sus pretensiones presidenciales ?como lo han hecho hasta ahora- pero no están exentos de sufrir algún deterioro en su imagen por problemas de gestión.

En esta nota