mar 28 May

BUE 8°C

Doble Vara

Cuba, Venezuela y Nicaragua fuera del III Foro Mundial de Derechos Humanos de Argentina

La agenda de los derechos humanos ha sido cooptada por la izquierda autoritaria regional, que ha alzado con horror la voz contra Trump y Bolsonaro, pero que se ha mantenido en silencio con Cuba, Nicaragua y Venezuela.

Entre el 20 y el 24 de marzo se celebra en Buenos Aires el III Foro Mundial de Derechos Humanos.
Entre el 20 y el 24 de marzo se celebra en Buenos Aires el III Foro Mundial de Derechos Humanos.
Jesús Delgado Valery 22 marzo de 2023

Entre el 20 y el 24 de marzo se celebra en Buenos Aires el III Foro Mundial de Derechos Humanos, luego de que en 2013 se realizara en Brasil y en 2014 en Marruecos. En este caso, fue organizado por Centro Internacional para la Promoción de los Derechos Humanos (CIPDH) de la UNESCO, la Secretaría de Derechos Humanos y el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de Argentina.

Este foro es una dura muestra de cómo la agenda de los derechos humanos ha sido cooptada por la izquierda autoritaria regional, que ha alzado con horror la voz contra los gobiernos de Trump y Bolsonaro, pero que se ha mantenido en silencio ante las graves y documentadas violaciones a los derechos humanos en Cuba, Nicaragua y Venezuela.

Al ver el programa general, el lector encontrará que se celebraron paneles como el de "Discursos de odio, neofacismo y derechos humanos"; en el que tuvieron voz Evo Morales o Juan Carlos Monedero, pero no se abordó el llamado de Miguel Díaz Canel el pasado 11 de julio de 2021 a atacar a los manifestantes de las protestas más grandes de la historia de Cuba "La orden de combate está dada, a la calle los revolucionarios". ¿Eso no constituye un discurso de odio? ¿El neofascismo es el otro?

También se celebró el panel "Los derechos humanos y las luchas de las mujeres", con expositoras de Suecia, España, Chile y Argentina, pero ninguna que visibilice la situación de las presas políticas de Cuba y Venezuela, o las que acaban de ser expulsadas de Nicaragua, como la ex guerrillera Dora Tellez. Llama la atención que un panel sobre la lucha de las mujeres no mencione el rechazo de la Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba a tratar una ley integral contra la violencia de género. ¿La lucha de las mujeres de las dictaduras de la región no es suficientemente importante?  

Por su parte, en el panel "La democracia y los derechos humanos en un mundo turbulento", no se tomaron en cuenta las "turbulencias" de los regímenes de la región que sistemáticamente violan los derechos humanos. Por si fuera poco, participó el ex presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, a quien se le puede considerar un diplomático a las órdenes Maduro.

Algunos casos son ya escandalosos. El panel "Tortura, desapariciones forzadas y violaciones a los derechos humanos", no contempló los hallazgos de la Misión de Determinación de Hechos de la ONU en Venezuela, que en el reporte publicado en septiembre del año pasado estableció que "el Estado venezolano utiliza los servicios de inteligencia y sus agentes para reprimir la disidencia en el país. Esto conduce a la comisión de graves delitos y violaciones de los derechos humanos, incluidos actos de tortura y violencia sexual. Estas prácticas deben cesar inmediatamente y los responsables deben ser investigados y procesados de acuerdo con la ley". ¿Cómo es posible que un panel sobre tortura de un foro mundial de derechos humanos no contemple este tema? 

En el panel "Los derechos humanos y el futuro de la democracia" participó nada más y nada menos que Atilio Borón, que en la columna publicada en su blog "Venezuela y la guerra civil" (2017) consideraba que "la única actitud sensata y racional que le resta al gobierno del presidente Nicolás Maduro es proceder a la enérgica defensa del orden institucional vigente y movilizar sin dilaciones al conjunto de sus fuerzas armadas para aplastar la contrarrevolución".

Es indignante que un evento que lleva por nombre "Foro Mundial de Derechos Humanos" celebrado en un país que hace 4 décadas sufría una dictadura militar no haya mencionado a los más de mil presos políticos en los calabozos de La Habana, Caracas y Managua, a los ex patriados, torturados y perseguidos, por sostener una afinidad ideológica. 


 

últimas noticias

Lee también