mar 07 Dic

BUE 22°C

mar 07 Dic

BUE 22°C

Cierre del Coloquio de IDEA

Alberto Fernández: "Es el momento de dejar los insultos y los enfrentamientos"

El Presidente abogó por la creación de empleo registrado frente al "círculo rojo", y pidió colaboración contra la suba de precios e insistió con que "es momento de poner en marcha la economía".

Alberto Fernández en el Coloquio de IDEA.
15-10-2021
Compartir

El presidente Alberto Fernández exhortó hoy, al exponer en cierre del Coloquio de IDEA, a "construir una sociedad nueva donde el desarrollo sea constante y donde la justicia social deje de ser una consigna y empiece a ser una realidad", y convocó a "todos a tirar la soga para el mismo lado" en la construcción del país. 

En ese sentido, ratificó que asumió la presidencia para "convocarlos a todos" a sumar esfuerzos, "abandonar los insultos, las quejas altisonantes" y dejar de ser una sociedad "con bandos en pugna". 

A su vez, anticipó que se dejará sin efecto la prohibición de despidos cuando la Argentina salga de situación de emergencia. "La doble indemnización y la prohibición de despidos son medidas que tomamos en emergencia. No vamos a sostenerla en el tiempo", determinó. 

Fernández afirmó que "la asistencia del Estado no puede ser el remedio para la falta de trabajo, sino solo un paliativo". "El primer gran problema que la Argentina debe enfrentar con decisión es terminar con la desocupación", añadió. 

El mandatario subrayó que el Gobierno de Cambiemos "multiplicó los planes sociales en la Argentina" y reseñó que, cuando la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner finalizó su mandato en 2015, había "menos de 200 mil planes sociales" vigentes. 

Por otro lado, indicó que lo que caracteriza al Frente de Todos “es la promoción de la inversión empresaria y la creación de empleo”. “Con ese mismo espíritu actuamos hoy. Por eso estamos disponiendo a través de un decreto marco un sistema que posibilite que los que hoy son beneficiarios de planes puedan ser empleados en la actividad privada sin perder ese derecho. Necesitamos impulsar el empleo registrado”, expresó.  

Cambiar planes por empleo. Ese debe ser nuestro primer objetivo. De ese modo estaremos combatiendo frontalmente a la pobreza que hoy ha sumido a millones de familias argentinas”, remarcó Fernández.  

También destacó la recuperación de la actividad agrícola, la construcción y la actividad gastronómica y hotelera tras la pandemia el coronavirus. 

Por otro lado, el presidente sentenció que para resolver las dificultades que enfrenta la Argentina primero se debe resolver el problema de la deuda que heredó de la gestión anterior. “En parte hemos resuelto la cuestión acordando con los acreedores privados. Hemos preservado que el acuerdo no postergue a los más necesitados. Hemos ganado tiempo y logrado una reducción de la deuda de más de 37.000 millones de dólares”, aseveró. 

En cuanto a las negociaciones con el FMI, Fernández dijo que el Gobierno Nacional está discutiendo cómo se paga esa deuda. “Necesitamos que las tasas que se aplican se reduzcan, ganar tiempo para empezar a pagar y extender al máximo posible los tiempos de cumplimiento de esa deuda”, sostuvo. 

“Nuestra decisión de encontrar un rápido acuerdo con el FMI es absoluta. Pero un rápido acuerdo no puede conducirnos a un mal acuerdo. Vamos a seguir discutiendo hasta que estemos seguros que tendremos los recursos necesarios para poner de pie la economía argentina y garantizar el trabajo en nuestro pueblo. Solo a partir de allí, comenzaremos a hacer frente a las obligaciones que hemos heredado”, continuó. 

Para impulsar el crecimiento del salario real de los trabajadores y detener la inflación, el jefe de Estado puntualizó que “los empresarios deben hacer su aporte”. "Hemos visto que en septiembre y en lo que va de octubre el precio de los artículos de la 
canasta familiar se han incrementado de manera incomprensible. Debemos encontrar el punto de equilibrio para que esa suba cese", argumentó.“Confío en poder encontrar ese equilibrio en una mesa común donde se discuta la cuestión”, afirmó. 

Finalmente, Alberto Fernández dijo que “Argentina necesita de empresarios que sean los primeros trabajadores. Sin lobbies y con creatividad. Sin especulación y con producción. Sin codicia y con solidaridad”. “Pensemos la Argentina de ese modo. Podemos hacer un país mejor”, concluyó.