dom 14 Ago

BUE 19°C

dom 14 Ago

BUE 19°C

Colombia: se afianza la nueva izquierda latinoamericana

Este 19 de junio los colombianos concurrieron a los comicios y eligieron a Gustavo Petro como próximo presidente en una reñida carrera rumbo al Palacio de Nariño.

Se abre una nueva etapa en Colombia.
Se abre una nueva etapa en Colombia.
Compartir

Este domingo Gustavo Petro fue electo como el próximo presidente de Colombia con el 50,49% de los votos. En esta oportunidad, el candidato de izquierda se enfrentó en el ballotage a Rodolfo Hernández, representante de la Liga de Gobernantes Anticorrupción, quien obtuvo el 47,25% de los votos. De esta forma, Colombia rompe con su tradición de gobiernos de derecha y centro derecha y confirma un giro histórico a la izquierda.

Tal como predecían las encuestas, la segunda vuelta de las elecciones presidenciales fueron mucho más reñidas de lo que esperaba Petro. Si hace algunos meses los sondeos presentaban un camino relativamente fácil para el candidato de Pacto Histórico, luego de los comicios del pasado 29 de mayo, el escenario se volvió en uno mucho más complicado. 

  • En esta línea, la diferencia de 3 puntos porcentuales actual no distó demasiado del empate técnico que varias encuestas pronosticaban. 

Asimismo, un punto para destacar fue la alta participación electoral, la cual rozó un 58,09% (22.658.694 personas) de los 38 millones de electores del padrón. Este número indica que 1.2 millones de personas nuevas se acercaron a las urnas, la cifra más alta desde la segunda vuelta presidencial en 1998. 

Promesa de cambio

Ahora, si nos preguntamos qué llevó al triunfo de la izquierda, la respuesta se encuentra en la deteriorada situación socioeconómica de Colombia, así como en el deseo de un cambio de las elites políticas. La importante pobreza, corrupción, violencia, desigualdad y exclusión impulsaron a más de 11 millones de ciudadanos a votar por el candidato izquierdista en la búsqueda de una “transformación verdadera” del país.

  • Después de todo, Petro inteligentemente se convirtió en la cara de los sectores postergados que demandaban desesperadamente un cambio y en el claro reflejo del descontento generalizado en Colombia. 

Como pronunció en un discurso de alrededor de 40 minutos después de conocerse los resultados, el líder de Pacto Histórico reiteró las promesas sobre un profundo cambio para el país en torno a la paz, justicia social y cambio climático. 

Giro a la izquierda

"Estamos a un paso de lograr el cambio real que hemos esperado toda la vida", afirmó Petro en su cuenta de Twitter antes de las elecciones. "No hay dudas, solo certezas. Vamos a hacer historia".

Tal como lo sostuvo el nuevo presidente, ciertamente estas elecciones presidenciales marcan un punto de quiebre en la política colombiana. Tras décadas de gobiernos de derecha, por primera vez un candidato de izquierda y ajeno a los partidos tradicionales alcanza la presidencia de la democracia más longeva de la región. En otras palabras, finalmente Colombia le perdió el miedo a la izquierda. 

Esto no solo refleja el cansancio y frustración de la sociedad con las elites históricas del país, sino que abre las puertas para la posibilidad de un nuevo proyecto político, para bien o para mal. Hoy, Pacto Histórico no es visto como una amenaza para Colombia, algo que años atrás era impensado. 

De esta forma, comienza un nuevo capítulo en la historia del país con Gustavo Petro en su gobierno. Por lo pronto, no solo las expectativas son muy altas, sino que los desafíos que lo esperan son sumamente complejos. En consecuencia, solo resta esperar a ver si el líder de izquierda está a la altura de las circunstancias o se convierte en una promesa fallida.

Lee también