mar 16 Ago

BUE 15°C

mar 16 Ago

BUE 15°C

Juntos a la fórmula

En Juntos por el Cambio se habla de diversas configuraciones de candidaturas bipartidarias a los poderes ejecutivos provinciales y nacional.

Se vienen las formulas multipartidarias a Juntos.
Se vienen las formulas multipartidarias a Juntos.
Compartir

Con el Gobierno Nacional perdiendo apoyo, en Juntos por el Cambio se piensa en  fórmulas electorales y se arman equipos de gobierno. En la principal coalición opositora no tienen dudas de que el próximo Ejecutivo tendrá a unos de sus integrantes a la cabeza. La Casa Rosada y una gran cantidad de provincias pueden encaminarse a un giro político masivo. 

Al menos diez provincias son fuertes candidatas para tener nuevos gobernadores o gobernadoras de Juntos por el Cambio a partir del 2023. Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba y Entre Ríos serán los distritos clave por su tamaño, entre la decena, donde el peronismo (en sus distintas versiones) corre peligro aunque de distinta magnitud. 

  • Estas cuatro provincias también tienen otro elemento en común: en todas Junto por el Cambio dirimió candidaturas en internas antes de ganar las legislativas del 2021. 

Las PASO en estos casos no solo fueron una instancia de participación ciudadana en las discusiones al interior de la alianza, sino que ayudó en la consolidación de la coalición al realizarse en todas ellas fórmulas multipartidarias.

En Buenos Aires las PASO de Juntos por el Cambio fueron nítidas, básicamente el PRO contra la UCR, donde los amarillos obtuvieron 20 puntos más que sus contrincantes. Sin embargo, la lista encabezada por Diego Santilli contaba con figuras de la Coalición Cívica y la de Facundo Manes con dirigentes peronistas y a la líder del GEN. Entre Ríos fue un caso particular, dado que aunque había un radical encabezando una de las listas, la UCR apoyó casi unánimemente a la lista de Rogelio Frigerio del PRO. 

Santa Fe y Córdoba compartieron varias características; compitieron cuatro listas por JxC, a priori con dos de ellas más competitivas; fueron las provincias donde más se manifestaron las fórmulas multipartidarias cruzadas y se renovaron sus bancas del Senado. 

En el Litoral, la UCR, con Carolina Losada a la cabeza de la lista de senadores, superó por menos de 20.000 votos a la otra lista de la UCR apoyada por Martin Lousteau. En Córdoba dos listas con integrantes de los dos partidos principales de la coalición opositora se impusieron notoriamente. Sin embargo, con 200.000 votos de diferencia primó una lista con mayoría radical frente a la más amarilla.

La experiencia reciente de estas cuatro provincias claves para una elección nacional da algunos indicios de los incentivos para los líderes de Juntos por el Cambio en las próximas presidenciales. 

Sin duda, las fórmulas multipartidarias cruzadas fueron un éxito para diversificar la campaña, apuntar a la mayor cantidad de electorado posible e invisibilizar a espacios menores.  Pero el hecho de que este tipo de internas le haya funcionado a Juntos en las elecciones intermedias no asegura que lo hagan en las presidenciales. 

Serán legítimos los reclamos de los ganadores de las últimas PASO para que la coalición se encolumne detrás de su candidatura al Ejecutivo. Sumado a ello, el virtual empate en estas cuatro provincias clave entre la UCR y el PRO puede generar los contrapesos para que las partes involucradas cedan en la negociación. 

Aunque las elecciones legislativas suelen nacionalizarse, en la práctica no son más que 24 elecciones independientes. Al dirimirse la fórmula presidencial, cualquier conjetura sobre los acuerdos a nivel provincial tambalea frente a las pretensiones de las principales figuras de los dos partidos predominantes en la coalición. 

Con su responsabilidad en la victoria en la Ciudad y provincia de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta tiene la legitimidad de sobra para competir por la presidencia en nombre de la coalición. Pero por otro lado, el radicalismo tiene las cartas de su presencia territorial y de las victorias en 2021, en algunos casos en alianzas, en Córdoba, Santa Fe y Mendoza; la 2°, 3° y 5° provincias más pobladas del país.

Aunque el radicalismo tiene territorio, a esta altura de la competencia no cuenta con una figura nacional que logre arrebatarle la hegemonía al PRO en una candidatura nacional. Aún con una largada complicada, no se puede descartar que un candidato como Manes pueda ampliar su propia base electoral mientras que suma a otros sectores. 

Las posibilidades de éxito de su fórmula estarán condicionadas por la pluralidad de sus listas, el acompañamiento de su propio partido y último pero muy importante: de la configuración final de las candidaturas. Un candidato radical multiplicaría sus posibilidades de imponerse si el PRO llega con dos candidaturas a unas PASO ampliadas. Aún más si se consolida la alianza con el Peronismo Republicano de JxC y compite también dentro de la coalición opositora. 

La variable fundamental que estará bajo el control del radicalismo será su intención de sumar al Peronismo Federal que, llegado el caso de una PASO multitudinaria, puede ser definitorio. Los diálogos entre Manes y Juan Schiaretti probablemente dependerá de lo que el radical tenga para ofrecerle al mandatario cordobés para asegurarle la provincia mediterránea.

Las internas cruzadas pueden ser una gran herramienta para institucionalizar las alianzas, aunque pueden tener como efecto adverso el desgaste de la organicidad partidaria. 

Tanto los referentes del PRO como de la UCR se enfrentarán al desafío de consolidar su unión, augurando un nuevo (y posiblemente conflictivo) gobierno de coalición, o dar la batalla cerrada por el liderazgo de Juntos por el Cambio con riesgos de abandono del perdedor.

La idea de integrar fórmulas es defendida por muchas figuras de JxC porque consideran que las enriquecería la oferta electoral integrando diferentes visiones y matices. 

Entre sus principales propulsores están Martín Lousteau, Patricia Bullrich que quisiera a Alfredo Cornejo como compañero de fórmula y Gerardo Morales que las aprueba en la medida en que sean encabezadas por un radical.    

Lee también