dom 17 Oct

BUE 20°C

dom 17 Oct

BUE 20°C

La carrera a noviembre

¿La elección más importante desde 1983, una “catástrofe política” o una más?

La derrota del oficialismo en las PASO, y probablemente en las legislativas, es algo habitual en las democracias y que Argentina ya experimentó varias veces.

El 14 de noviembre se llevará a cabo las elecciones legislativas generales.
Augusto Milano Augusto Milano 13-10-2021
Compartir

Las elecciones legislativas de 2021 son presentadas por varias figuras de la oposición, sin rigor analítico ni base de sustentación, como las más importantes desde el retorno de la democracia por el riesgo de que Argentina se deslice hacia Venezuela si gana el oficialismo. A su vez, conocido el resultado de las primarias, Cristina Kirchner lo calificó, con mucho dramatismo e intencionalidad  política para la interna del oficialismo, como una “catástrofe política”. Para ambas lecturas cabe la misma pregunta: ¿no será mucho? 

Se trató ni más ni menos que de primarias que anticipan una probable derrota del oficialismo en las elecciones legislativas. Nada que no ocurra habitualmente en muchos países y que Argentina ya experimentó varias veces.   

Con el resultado definido, todos los actores políticos deberán ajustar sus estrategias al veredicto popular. Un Congreso más fragmentado, como el que probablemente surja de las elecciones, obligará a la búsqueda de acuerdos porque, de lo contrario, casi ningún proyecto podrá avanzar. Eso deber visto como una oportunidad  y no como un drama para el sistema político, tal cual lo perciben los que tienen visiones hegemónicas.   

En este contexto, es positivo que esta semana el Gobierno haya dado muestra de que considera que hay vida luego de una eventual derrota el 14 de noviembre. Se llevaron adelante negociaciones en Washington para lograr un acuerdo con el FMI, Juan Manzur viaja a Nueva York  para encontrarse con inversores que están más interesados en conocer su visión sobre el rumbo político del Gobierno que en las definiciones económicas de Guzmán y se concretó una reunión del Presidente con empresarios en las que se habló de temas clave de la agenda pública que viene.  

Todo apunta a un Gobierno que toma conciencia de que todavía no completó la mitad de su mandato, que hay mucho por hacer, y dejando en claro que los que recientemente ingresaron al gabinete, empezando por Manzur, seguirán en sus puestos más allá del resultado del 14 de noviembre.  

Hay temas que no pueden demorarse como la creación de empleo privado, tal cual se abordó hoy en el Coloquio de Idea. Para algunos, la clave está en que haya crecimiento económico y no en la modificación del marco legal. Para otros, hay un paso previo porque, sin cambios en el régimen laboral, no se creará empleo y esa es una condición para que haya crecimiento. La diferencia es clara, pero es positivo que el tema esté sobre la mesa. A partir de allí debe aparecer el compromiso de todos los sectores para lograr avances y sin dramatizar el resultado de las elecciones.