vie 14 Jun

BUE 20°C

Opinión

Lecciones de unas PASO agitadas

Las fuertes peleas internas terminaron desenfocando a las dos grandes coaliciones.

Mucho puede cambiar en dos meses.
Mucho puede cambiar en dos meses. .
Carlos Fara 17 agosto de 2023

Con las aguas un poco más aquietadas pos shock dominical, vale la pena reflexionar sobre lo que dejan estas primarias, inéditas desde todo punto de vista. El punto de partida es que por primera vez fuimos a votar con tres gobiernos seguidos que terminan con balance negativo, generando incertidumbre, miedo, frustración, impotencia. En ese marco, había una porción significativa que quería decirle "no" a las dos coaliciones del statu quo. 

1) Billetera no siempre mata galán: los triunfos de Milei, Bullrich, Vidal en Santa Cruz, la oposición interna a Posse en San Isidro -entre otros- muestra que hay Davids que les pueden ganar a los Goliaths si sintonizan adecuadamente con el sentir de un nicho significativo del electorado.

2) Se puede desafiar al peronismo sin estructura: el movimiento nunca había tenido un competidor franco e inesperado en su base social dura. Ahora lo tiene, sin estructura territorial, sin clientelismo y con muchísimos menos recursos. Por primera vez en 80 años, alguien se le planta en los barrios más populares y le disputa voto a voto con mucho carisma y actitud irreverente (¿Como Perón en su momento, pero sin Estado?).

3) Se instaló un nuevo clivaje: al pre existente de kirchnerismo vs. anti kirchnerismo, se instaló con claridad otro, que es la gente vs. la casta. Más de una década de frustraciones terminaron desafiando a una grieta que había ido perdiendo seducción para muchos votantes. Pues un segmento significativo puso sobre la mesa una discusión distinta.

4) La discusión no era "por derecha": si bien ya se había advertido en los estudios previos, la foto de la demografía electoral terminó de confirmar que Milei recibió votantes decepcionados de Macri y Alberto 2019, siendo más fuertes sus registros en los cordones más populares. Es un votante fastidiado con la falta de resultados efectivos por parte del statu quo, despolitizado, desideologizado, y que aspiracionalmentequiere un trabajo en blanco, con progreso individual, sin depender de planes, ni empleos públicos paliativos.  

5) Un año de caída de dinastías: más allá del fenómeno Milei de desafío al establishment político, hay varias situaciones de décadas que se están terminando. Los Kirchner en Santa Cruz, renovación en el MPN neuquino, Alberto Rodríguez Saá en San Luis, Uñac y Gioja en San Juan, los Posse en San Isidro, el PJ en Chubut y quizá el peronismo en Entre Ríos y Chaco. Todas hegemonías políticas que parecían inexpugnables, en un momento sucumben como un castillo de naipes.

6) Las fuertes peleas internas terminaron desenfocando a las dos coaliciones grandes: eso mostró a "la casta" teniendo preocupaciones al margen de la mayoría social y les puso un techo de corto plazo, el cual fue muy visible el domingo 13. No solo fue la peor elección del peronismo en una presidencial, sino que también fue la peor de Juntos por el Cambio desde que se creó en 2015. La derrota de la principal oposición en Mendoza, Santa Fe y sobre todo Córdoba, es uno de los hechos más impactantes de las PASO.

7) Las propuestas concretas y las noticias políticas tienen un efecto relativo: ni los malos desempeños de los candidatos provinciales, ni los problemas de cierre de listas, ni la supuesta venta de candidaturas hicieron mella en el votante de Milei. Todo eso es para consumo de una minoría politizada que ya tiene definido su voto antes de empezar las campañas.

8) La moderación se licuó: los 11 puntos de Larreta más los 4 de Schiaretti suman apenas un 15 % de quienes transmitieron cierta idea de moderación y consenso. Vale advertir que no es que la sociedad no quiera esos atributos, pero corren el riesgo de diluirse si no tienen una estrategia de comunicación atractiva. 

En estos escasos 8 ítems subrayamos algunas de las conclusiones más sustantivas de los comicios. Sin embargo, en casi todas las generales presidenciales los resultados experimentaron modificaciones importantes respecto a las PASO. Por lo tanto, no se debe hacer una proyección lineal hacia el 22 de octubre.

Lee también