sab 18 May

BUE 8°C

Buenos Aires

Orden en el Río de la Plata

Se consolidó la continuidad en la Provincia y Ciudad de Buenos Aires pero se abren procesos nuevos de ambos lados de la General Paz.

Victorias oficialistas en Buenos Aires.
Victorias oficialistas en Buenos Aires.
Juan Antonio Yannuzzi 30 octubre de 2023

En medio de la disolución de una de las grandes coaliciones de la historia argentina y la incertidumbre que esto genera en el sistema de partidos, hay cierta continuidad en el Río de la Plata. De los dos lados del Riachuelo hubo victorias de los oficialismos, que inician procesos de redefinición interna para reforzar su gobernabilidad.

No habrá respuestas definitivas en cuanto a la conformación de alianzas que otorguen las mayorías legislativas necesarias antes de la segunda vuelta presidencial. Esto se debe a que la estabilidad de las tres coaliciones mayoritarias sufrirán consecuencias dependiendo el resultado del domingo 19.

En caso de ganar Massa, Juntos por el Cambio tendría más posibilidades de rearmarse aunque el tigrense necesitaría de algunos representantes de la coalición para alcanzar mayorías legislativas, aunque sean transitorias. En este escenario, en la Ciudad la coalición que viene gobernando hace ocho años tendría más incentivos para sobrevivir, aunque Jorge Macri tendría y Marra tendrían el camino allanado para sellar una alianza, en caso de que el primero prefiera prescindir de los los legisladores radicales o de la Coalición Cívica más reacios a sus políticas.

En la Provincia la cuestión se centra en la disputa al interior del peronismo entre Kicillof y Máximo Kirchner. El primero ya manifestó su intención de reinterpretar algunas de las banderas que el movimiento político que integran mantiene como estandartes sacros hace más de una década. En esta nueva interpretación, el Gobernador reelecto buscará consolidar una mayoría legislativa en ambas cámaras subnacionales, para lo que necesita del radicalismo bonaerense. Este escenario llevará a Kicillof a impulsar al gobierno de unidad nacional que propone Massa, reduciendo el costo de la sesión de poder interna en manos de quienes hasta hoy son opositores a su gestión.

El hecho de que Kicillof no tenga protección de una mayoría legislativa en ninguna de sus cámaras justifica una propuesta que podría contar con el apoyo inesperado de la nueva bancada de libertarios. La eliminación de una de las legislaturas del Poder Legislativo provincial le daría más posibilidad de obtener una mayoría en la elección de medio término que con la bicameralidad está complicada.

Desde una perspectiva histórica, se pueden observar algunas tendencias en los últimos 20 años de elecciones ejecutivas. Las desviación entre los porcentajes de apoyo a la principal formación peronista tienden a reducirse, si tomamos las pasadas 6 votaciones generales. A pesar de la victoria, el último resultado en la Provincia estuvo 2% por debajo del promedio del período mencionado, mientras que en la Ciudad el peronismo cosechó 4% más que su promedio.

Continuando con el repaso de escenarios, si es el libertario quién llega a la Casa Rosada el 10 de diciembre, los movimientos políticos subnacionales pueden ser diferentes, pero los desenlaces muy probablemente sean los mismos. Esto es así porqué necesitará indefectiblemente a la mayor cantidad de representantes del PRO posible, y esto impulsará la alianza de Macri y Marra en la Ciudad. A su vez, en la Provincia, el quiebre de la unión política entre el PRO y la UCR dejan a estos últimos con mayor libertad para negociar proyectos con el oficialismo.

Los escenarios ya están barajados, ahora queda que la rosca haga lo suyo hasta terminar de configurar los sistemas de partidos subnacionales en las Provincias del Río de la Plata. En una época de incertidumbre creciente, los bonaerenses y porteños ya pueden ir confiando en algunas certezas.

Lee también