mie 28 Sep

BUE 10°C

mie 28 Sep

BUE 10°C

Internas en el PRO

Si se imponen las ideas de Bullrich, pierde Juntos por el Cambio

La línea de los halcones es errónea conceptualmente y equivocada como estrategia electoral

Con el peronismo no se dialoga. Solo se lo enfrenta, parece sugerir Bullrich.
Con el peronismo no se dialoga. Solo se lo enfrenta, parece sugerir Bullrich.
Augusto Milano Augusto Milano 31-08-2022
Compartir

Valla que se pone, valla que no se saca. Ese fue el mensaje que transmitió Patricia Bullrich al criticar la  actuación de Horacio Rodríguez Larreta en ocasión de la situación planeada frente al domicilio de Cristina Kirchner.  

Larreta se sentó a dialogar con las autoridades nacionales y a partir decidió modificar algunos aspectos del operativo diseñado, entre ellos, retirar las vallas que se habían colocado para evitar más conflictos.

Es decir que lo que Bullrich cuestiona es que haya habido un diálogo entre distintos niveles de gobierno y de distinta orientación para encontrar soluciones. El diálogo es inherente a la vida política y deberá serlo cada vez más. Con el peronismo no se dialoga. Solo se lo enfrenta, parece sugerir Bullrich. 

Si con el peronismo no se dialoga, ¿JxC le va a proponer a la sociedad argentina iniciar una etapa de enfrentamientos si llega al Gobierno? 

Parece difícil pensar que luego de estos años de alta polarización a la sociedad le puede resultar atractiva una alternativa que proponga agudizar los conflictos. Por lo tanto, la línea de los halcones es errónea conceptualmente y equivocada como estrategia electoral. 

Las críticas cruzadas entre Bullrich y Larreta, más allá del compromiso formal de llamarse a silencio, reflejan las dos lecturas que coexisten hoy en JxC  sobre lo que hay que hace de cara a un proceso electoral que, en principio, se le presenta favorable. 

Para algunos, el error del Gobierno de Cambiemos fue su opción inicial por el gradualismo y consecuentemente no haber ido más a fondo y más rápido con la reformas. Eso no debería volver  pasar para los que sostienen esa visión. 

Esa línea de pensamiento descree, además, de los acuerdos porque consideran que en ellos se hacen concesiones que terminan licuando los cambios que se necesitan. En ese razonamiento las elecciones se ganan desde los extremos del espectro político.  

La otra visión parte de la base de que las elecciones se ganan desde el centro y que la única manera de poder concretar reformas es con acuerdos políticos que las sustenten.  Es la posición de Rodríguez Larreta cuando afirma de que “se gana con el 50%, pero se gobierna con el 70%”. 

  • En la misma línea se ubica la actitud de Facundo Manes cuando no acompañó un extemporáneo pedido de juicio político. 

Hay un debate en  JxC sobre la estrategia electoral que en gran medida condicionará los pasos de un eventual gobierno, una posibilidad que se alejaría si predomina la visión de los halcones. 

Lee también