dom 25 Sep

BUE 20°C

dom 25 Sep

BUE 20°C

Massa a la cancha

El presidente de la Cámara de Diputados busca generar consensos multipartidarios con una agenda enfocada en la producción mientras se acerca a Cristina y se habla de tensiones con el Presidente.

Massa no se descarta como candidato para 2023.
Massa no se descarta como candidato para 2023.
Compartir

Hay una percepción en gran parte de la coalición gobernante de que ya no habrá manera de retener el Poder Ejecutivo Nacional en 2023, al menos manteniendo al plantel en funciones. Una de las cartas sobre la mesa es erigir a Sergio Massa como el candidato que supere la grieta interna, eso sí, en caso de llegar con mejor imagen al año electoral.

Aunque el presidente de la Cámara de Diputados no se atreve a hablar de candidaturas, está dedicado a mejorar su imagen pública y ganar el liderazgo interno. Con Malena activa en la Provincia de Buenos Aires, la pareja renovadora se aboca a un objetivo necesario para pensar un plan presidencial: acordar con el kirchnerismo bonaerense.

Las estrategias del Frente Renovador y del kirchnerismo se complementan, si se da una condición: que Alberto renuncie a la idea de un segundo mandato. Ambos sectores en el Frente de Todos entienden que por fuera de la alianza tienen la derrota asegurada. El aumento de las tensiones internas dentro de JxC y el crecimiento de Milei dan esperanzas dentro del peronismo de que retener el sillón de Rivadavia es posible.

Sergio Massa es el actor clave en los próximos movimientos del frente oficialista. El intento por generar consensos multipartidarios para afrontar la nueva etapa gubernamental es un símbolo de esto. El acuerdo con el FMI abrió este nuevo periodo que, a pesar de las restricciones externas, destraba un conjunto de iniciativas asociadas a la producción y el empleo. Con estas áreas como ejes centrales, el tigrense quiere mostrarse públicamente logrando acercar empresarios y trabajadores. En línea con esta estrategia es que se barajó, y aún no se descarta, la idea que Massa desembarque en el gabinete centralizando varias carteras ligadas a la actividad económica. 

Es opinión mayoritaria dentro del oficialismo que la clave para tener un buen desempeño electoral  es la recuperación de la economía algo que para el Presidente es posible mientras que los sectores internos que lo cuestionan no ven factible. El líder del Frente Renovador sabe que sus opciones no son las mejores, pero mientras mantenga la tarea institucional tratará de mejorar su imagen, destacándose como el principal responsable de la supervivencia del FdT. Su rol mediador tiene, en el corto plazo, un efecto legitimador dentro de las filas justicialistas, pero lo ubica en un posición relegada en el reparto simbólico de poder frente a los dos polos en disputa. El desafío para Massa y su equipo en el mediano plazo es plantarse de igual a igual tanto con Alberto como con Cristina, esperando que ninguno de ellos llegue a la definición de candidaturas del 2023 con pretensiones ejecutivas. 

Dentro del Frente Renovador hay quienes ya se enfocan en alzar candidaturas en sus provincias, compitiendo contra figuras tradicionales del kirchnerismo o del PJ. Ya sea para efectivamente pelear los distritos o utilizarlos como amenazas para dividir el voto peronista y negociar posiciones en todos los niveles de gobierno. La desesperanza nacional del massismo lleva a muchos a plantear internas hasta en provincias actualmente gobernadas por el Frente de Todos. Estas rupturas internas subnacionales tendrán su repercusión a nivel nacional y pueden llevar a que se presione por habilitar las PASO en la coalición oficialista.

Cualquier estrategia electoral de una facción dentro del peronismo no puede perder de vista a la madre de todas las batallas. Hay consenso en el peronismo que el mejor resultado en la Provincia de Buenos Aires vendría de la mano de la presencia de la vicepresidente en la boleta. Cristina candidata a senadora le resuelve problemas a varios dentro del FdT: asegura la permanencia de una líder convocante dentro del espacio y permite una mayor apertura al alejarla de un cargo ejecutivo.

Massa inició su paso lento pero diligente hacia el 2023. Con las incertidumbres a la orden del día, el tigrense sueña con encabezar la fórmula presidencial. Hoy tiene más acompañamiento interno que representatividad ciudadana, pero de la mano de un cambio en las perspectivas de futuro, no se puede descartar que el líder del Frente Renovador pueda encarnar el espíritu de unidad original del Frente de Todos. 

últimas noticias

Lee también