dom 25 Feb

BUE 20°C

Ciudad

El camino a la política

La configuración de la oferta electoral en CABA permite predecir un gobierno sin mayoría absoluta ¿Vuelve la política a la Casa?

La política volverá a la Casa
La política volverá a la Casa
Juan Antonio Yannuzzi 04 julio de 2023

Equipo que gana no se toca. Bueno, eso en la teoría, pero en la práctica política del ejecutivo porteño pasó exactamente lo contrario. Larreta la tenía fácil para asegurar la continuidad del PRO al frente del Gobierno de la Ciudad. Sin embargo, privilegió su candidatura nacional a las aspiraciones de sus sucesores en el PRO local.

Las negociaciones con Lousteau para ayudarlo en su candidatura tenían más de dos años cuando los gestos empezaron a generar demasiado ruido en el partido. El crecimiento de Bullrich a nivel nacional fue clave para que el jefe de gobierno ponga en pausa sus tratativas. Una vez confirmada la candidatura presidencial de la ex ministra, la certeza de que una interna en CABA lo obligaría a tomar partido y arriesgarse al colapso de sus negociaciones con el radicalismo, Larreta tomó la decisión de desdoblar.

El formato de elecciones "concurrentes", terminó de ponerle la firma a las consecuencias políticas que ya se dejan entrever para el sistema porteño. El desdoblamiento corta el arrastre de Bullrich, permite apoyar a dos listas al mismo tiempo, inicialmente perjudica a Marra y complejizan la competencia. Es imposible saber en qué medida las elecciones tomarán un tinte más local, especialmente porqué la mayoría de los aspirantes no venían muy concentrados en asuntos del distrito.

Es claro que el próximo ocupante de Uspallata se dirime en agosto con la interna de Juntos por el Cambio. Sin embargo, y a pesar de que allí se gana con un voto más, la relación de fuerzas (con su impacto en la lista de legisladores que irá a las generales) definirá el perfil del nuevo gobierno.

Jorge Macri capitalizará el apellido, pero debe imponerse a dos fuerzas que le son contrarias. Por un lado, la legítima judicialización de su candidatura será un tema difícil de evitar en la campaña, y por el otro se desconoce cómo pueden comportarse los votantes de otros espacios en agosto. Las de JxC son las únicas internas que se definen en las PASO porteñas.

Lousteau se hará fuerte en el debate sobre los temas en agenda de la Ciudad, siendo que es por lejos, el candidato que más desarrolladas tiene sus propuestas. También incluirá en su estrategia de cara a las PASO la búsqueda del votante de centro izquierda que esté dispuesto a acompañarlo con tal de descartar al primo del ex presidente.

El radical puede conseguir la victoria en agosto, que prácticamente le garantizaría asumir la jefatura, sin embargo, es quién tiene el escenario más complicado desde lo legislativo. Ya se comentó que una de las certezas es que el sucesor de Larreta se decide en las PASO, pero hay otra que se puede afirmar con el mismo nivel de seguridad: la composición de la Legislatura estará marcada por la fragmentación y la derechización.

Hoy el oficialismo cuenta con mayoría absoluta (32/60), aunque no estuvo exento de algunos rebeldes en el último tiempo. Adelantándose a la contienda electoral, legisladores de la Coalición Cívica (5) y de Republicanos Unidos (2) amenazaron con romper el escudo legislativo del ejecutivo. Estos episodios serán cotidianos si se cumplen las proyecciones.

La mayoría de 32 se compone de; 20 de Vamos Juntos, espacio que reúne al PRO, lilitos y a Confianza Pública; 8 de Evolución, y dos por lado para los liberales de RU y el socialismo local. De ellos, son los de Lousteau los que ponen más bancas en juego. El economista tendrá que ganar 5 bancas si quiere retener su poder en la casa.

Del lado de la oposición, Unión por la Patria renueva 11 de 19 legisladores, la izquierda 1 de 3 y los liberales únicamente 1 de 6. Los encabezados por Ramiro Marra son los que más tienen para ganar, y esperan conseguir 6 bancas que le otorguen al espacio el rol central de la dinámica parlamentaria.

Acompañando a La Libertad Avanza en el posicionamiento ideológico, García Moritan finalmente se presenta por fuera de la coalición buscando sumar aunque sea su tercer legislador. Si además tenemos en cuenta que Macri incorporó en su lista perfiles más ortodoxos, no es arriesgado pensar que, en caso de ganar Lousteau, una alianza informal de derecha pueda bloquear cualquier iniciativa progresista.

Lo cierto es que de una manera o la otra, al parlamento porteño volverá la política que brilló por su ausencia los últimos años de hegemonía PRO. La evolución de esta dinámica será uno de los grandes atractivos del juego político si recordamos que Uspallata es, aparte de un puesto cómodo para un dirigente, el mejor trampolín para la Rosada.

Lee también