jue 18 Jul

BUE 11°C

Panorama

El extemporáneo Pacto de Mayo

Con alagunas ausencias, se firmará en Tucumán el acuerdo federal mediante el cual Javier Milei pretende dar estabilidad a sus reformas económicas y políticas.

Javier Milei ecnabeza un acuerdo más propagandístico que concreto.
Javier Milei ecnabeza un acuerdo más propagandístico que concreto. .
Augusto Milano 08 julio de 2024

Durante su mensaje de apertura de las sesiones ordinarias del Congreso, Javier Milei sorprendió con una convocatoria a gobernadores, líderes políticos, expresidentes y representantes de organizaciones sectoriales a firmar el Acuerdo de Mayo.

El llamado sorprendió porque se contrapuso con el discurso de Milei y de parte de sus aliados que siempre fue contrario a los acuerdos políticos porque entienden que en ellos se hacen concesiones que terminan quitándole impulso al cambio.

Más aún, si que hay que asumir compromisos con la "casta". Pero con la invitación a firmar el Acuerdo de Mayo, Milei intentó salir al cruce de los cuestionamientos que se le hacía, con mucha intensidad en ese momento, de haber cortado los puentes de diálogo con otros sectores. Para un Gobierno con poco peso propio en el Congreso, la confrontación con todos los sectores es un camino de alto riesgo.

En ese contexto, Milei propone la firma de un acuerdo extemporáneo.  Tiene una pretensión fundacional, pero la democracia ya tiene cuarenta años de vigencia y con las instituciones funcionando a pleno.  Es en los ámbitos previstos por la Constitución en los que deben sellarse los acuerdos y no inventar pactos que carecen de toda efectividad. 

Los puntos del Acuerdo son principios generales, pero con un sesgo ideológico acorde a este gobierno que no involucra a todos los sectores. Por ese motivo, no representa ningún aporte para mejorar la vida democrática argentina, es simplemente una iniciativa que le conviene en este momento al oficialismo.

Esto hace que no se lo pueda considerar al Acuerdo de Mayo como una herramienta a favor de superar grietas sino que puede generar nuevos conflictos. Así nacerá una nueva fractura entre aquellos que fueron a Tucumán y quienes no lo hicieron. En ambas grupos habrá gobernadores, ex presidentes, líderes políticos y dirigentes sectoriales. Pero fotos propias de un acuerdo nacional, no habrá.

Lee también